Las cámaras que Amazon ha puesto en sus furgonetas son una espada de doble filo: pueden mejorar la seguridad de sus repartidores, pero sacrifican su productividad

Los repartidores de Amazon suelen tener objetivos de productividad exigentes de hasta 300 paquetes al día, lo que provoca que tengan que conducir rápido, según los empleados.
Los repartidores de Amazon suelen tener objetivos de productividad exigentes de hasta 300 paquetes al día, lo que provoca que tengan que conducir rápido, según los empleados.

Tom Williams/Getty Images

Amazon ha instalado recientemente cámaras de vigilancia con inteligencia artificial dentro de sus furgonetas, que controlan el comportamiento del conductor, bajo el pretexto según la compañía de reducir comportamientos inseguros y evitar accidentes.

Que estas cámaras sirvan para este propósito dependerá de cuánta pérdida de productividad es capaz de tolerar Amazon para mejorar la seguridad de sus repartidores, explica un experto en sistemas de seguridad basados en inteligencia artificial.

Las cámaras de Amazon son fabricadas por una startup denominada Netradyne y graban todo el tiempo que transcurre desde que se enciende el contacto del vehículo, incluyendo los movimientos de los conductores, sus expresiones faciales, así como dándoles alertas sonoras cuando la inteligencia artificial del sistema detecta signos de distracciones o conducción arriesgada.

Amazon está instalando cámaras con inteligencia artificial para vigilar a sus repartidores "el 100% del tiempo"

Casi inmediatamente, algunos conductores se han criticado el sistema —incluso alguno ha dimitido, según un artículo de Reuters—, asegurando que estos sistemas les dejan sin privacidad así como pueden reducir su productividad.

Varios conductores han asegurado a Business Insider que están preocupados por que la empresa pudiera penalizarles por utilizar sus teléfonos en el trabajo, aunque los necesitan para ver sus rutas. Otros consideran que las medidas de seguridad que el sistema les obliga a tomar para no cometer infracciones les están haciendo tener que ir más despacio, con lo que tienen más dificultades para cumplir las exigentes cuotas de entrega de la compañía, que puede llegarles a pedir que entreguen 300 paquetes en un día.

Esta es exactamente la decisión que Amazon va a tener que tomar, según explica a Business Insider Matt Camden, un investigador del Instituto de Transportes de Virginia Tech.

"Si una flota quiere reducir las conductas de conducción arriesgadas, es crítico analizar por qué los repartidores toman ese tipo de riesgos, y habitualmente es porque hay otros elementos que provocan esta conducta", como "los tiempos de entrega no realistas", opina.

"Ellos quieren mantener su trabajo. Si no cumplen el tiempo de entrega pueden ser despedidos y perder su modo de vida. Y si el tiempo de entrega no es realista, tienen que encontrar una manera de cumplir con el trabajo", añade el experto.

Soy un repartidor de Amazon que ha tenido que orinar en botellas de agua y comer en mi furgoneta: así era mi día a día

Bajo el punto de vista de Camden, las compañías como Amazon tienen que pensar los sistemas de seguridad "desde un punto de vista más positivo, utilizando formación y diciendo: 'Esto no es para perjudicaros, sino para que estéis seguros'".

La portavoz de Amazon Alexandra Miller aseguró a Business Insider que "la/s cámara/s de Netradyne están pensadas para mejorar la seguridad de nuestros conductores y de la sociedad donde realizan sus entregas".

"No prestamos atención a las críticas interesadas que consideren que esas cámaras tengan cualquier otro objetivo que no sea la seguridad", añadió la portavoz de la compañía de comercio electrónico.

Business Insider no consiguió acceder a la empresa Netradyne para obtener su versión.

La seguridad primero

AmazonAmazon

Rolf Vennenbernd/picture alliance via Getty Images 

Miller asegura a Business Insider que Amazon hizo una prueba piloto de las cámaras entre abril y octubre de 2020, y durante ese tiempo los accidentes se redujeron un 48%, los incumplimientos de señales de tráfico un 20%, los conductores que viajaban sin el cinturón de seguridad cayeron un 60% y las distracciones bajaron un 45%.

Sin embargo, los informes independientes sobre el sistema Driveri de Netradyne, el utilizado por Amazon, y en general sobre los sistemas de inteligencia artificial con cámara, son escasos.

En un vídeo informativo, Amazon asegura que "los sistemas de cámaras" pueden "reducir las colisiones en un tercio con las alertas sonoras", citando estudios de un banco de inversión denominado First Analysis y por el Instituto de Transportes de Virginia Tech (VTTI), donde trabaja Camden. Business Insider no pudo conseguir respuesta de First Analysis.

Amazon tampoco ha respondido a las preguntas sobre este estudio.

Varios repartidores de Amazon describen cómo es trabajar bajo la vigilancia de las nuevas cámaras instaladas en las furgonetas, que los vigilan constantemente y lanzan alertas "que inducen a la ira" si se equivocan en una ruta

Camden aseguró que VTTI no ha examinado específicamente las cámaras de Netradyne, pero en un estudio realizado en 2010 detectaron que los sistemas de "monitorización basados en vídeo" sin alertas en tiempo real o inteligencia artificial prevenían entre el 38% y el 52% de los "eventos de seguridad" que probaron en flotas de dos compañías diferentes.

Pero esos beneficios fueron el resultado de analizar los datos de las cámaras de los supervisores de seguridad, que podían dar consejos a los repartidores sobre cómo conducir con mayor seguridad.

"No podemos decir que estas cámaras de seguridad con inteligencia artificial reducen el 10, 20, 30 ó 50% de los incidentes", asegura Camden. "No podemos dar un número tan específico porque no hemos hecho esa investigación, aunque tiene sentido que las alertas sonoras puedan ayudar a mejorar la conducción", admite.

4 formas en las que Amazon monitoriza a sus trabajadores, desde cámaras con IA hasta contratar una agencia de espionaje

Otras tecnologías similares han dado resultados prometedores, asegura citando una investigación de Virginia Tech que muestra que las alertas de salida de carril reducen los accidentes más de un 45%.

Por otra parte, el experto asegura que su instituto de investigación hizo un estudio hace un año sobre por qué algunas flotas son más seguras que otras, del que extrajeron que tenían mejores resultados aquellas con una mayor "cultura de la seguridad" que "priorizaban y valoraban la seguridad, al menos al mismo nivel que la productividad, si no por encima".

"Las más seguras típicamente decían: 'Si estás cansado, no nos importa si no puedes hacer una entrega, queremos que pares y tomes un descanso. Si tienes que ir al servicio, queremos que pares y vayas. No queremos que te sientas presionado a seguir'", revela el experto.

Camden considera que esas flotas de reparto dejaban claro a sus conductores que debían rechazar tiempos de entrega poco realistas y que no serían penalizados si tardaban más tiempo del previsto por el tráfico o por las obras.

"Es más fácil decirlo que hacerlo, por supuesto, porque la productividad es clave en los negocios. Tienen que hacer negocio y mantener a sus clientes satisfechos", reconoce.

"Pero al final, todo depende de crear políticas y programas que apoyen la seguridad y al conductor, para que no vaya más rápido de lo necesario. No queremos que tengan que tomar atajos para hacer una entrega", finaliza.

LEER TAMBIÉN: Amazon está instalando cámaras con inteligencia artificial para vigilar a sus repartidores "el 100% del tiempo"

LEER TAMBIÉN: Soy un repartidor a tiempo parcial de Amazon: así hacemos trampas para saltarnos las estrictas normas y la vigilancia constante de la compañía

LEER TAMBIÉN: 4 formas en las que Amazon monitoriza a sus trabajadores, desde cámaras con IA hasta contratar una agencia de espionaje

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica