Soy un repartidor a tiempo parcial de Amazon: así hacemos trampas para saltarnos las estrictas normas y la vigilancia constante de la compañía

Amazon propugna una imagen de seguridad, seguridad y seguridad. Esa es una gran historia para los medios, pero tras los bastidores es muy diferente.
Amazon propugna una imagen de seguridad, seguridad y seguridad. Esa es una gran historia para los medios, pero tras los bastidores es muy diferente.

Rolf Vennenbernd/picture alliance via Getty Images

  • Jay (nombre ficticio) trabaja como repartidor a tiempo parcial para Amazon en Michigan (Estados Unidos) desde 2019.
  • Según su testimonio, los repartidores a veces intercambian sus teléfonos para evitar ser penalizados por la aplicación de seguimiento de la localización de Amazon.
  • Asegura que estar controlado es "frustrante".
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo experiencia personal 3

Jay (nombre ficticio) trabaja como repartidor a tiempo parcial entregando paquetes para Amazon en el área rural de Michigan (Estados Unidos) en 2019. Da su testimonio bajo anonimato porque está preocupado por perder su empleo. Su identidad ha sido verificada por Business Insider.

Empecé a trabajar como repartidor a tiempo parcial para Amazon en 2019 después de ver un anuncio en un portal digital de clasificados. Me gusta viajar y pensé que podrían venirme bien unos ingresos extra, así que presenté la candidatura.

Mi primera paga fue de 16 dólares a la hora (13,5 euros). Cuando cumplí el primer año me subieron 0,25 dólares (0,21 euros) a la hora, y durante la pandemia los conductores recibimos un bonus, que para los que estamos a tiempo parcial fue de 150 dólares (126,4 euros).

No es un secreto que Amazon contrata el grueso de sus entregas a través de terceros (delivery service providers o DSP en inglés), así que cuando entrego paquetes de Amazon tengo que llevar ropa con su logotipo, aunque realmente no trabaje en la compañía.

Me gusta la compañía para la que trabajo y estoy agradecido por el empleo, pero la necesidad constante que tiene Amazon de añadir nuevas normas es frustrante y ha provocado mucha rotación de personal en mi lugar de trabajo.

Soy un repartidor de Amazon que ha tenido que orinar en botellas de agua y comer en mi furgoneta: así era mi día a día

Hay unos 25 o 30 repartidores a jornada completa, y aproximadamente el mismo número de repartidores de fin de semana. Esto tiene que ver con la gran rotación de repartidores a tiempo parcial. Calculo que habrá entre 30 ó 40 nuevos repartidores respecto al año pasado.

Es una historia de nunca acabar, cada vez que llego hay una cara nueva.

Amazon propugna una imagen de seguridad, seguridad y seguridad. Esa es una gran historia para los medios, pero tras los bastidores es muy diferente.

Hay mucha presión a las empresas de reparto para que entreguen a tiempo, ya que si no afrontan el riesgo de perder el contrato, y esa presión se transmite a los conductores.

Con la excusa de la seguridad, Amazon rastrea todos nuestros movimientos, pero lo que genera es más presión

Amazon controla todo: desde si llevamos el cinturón de seguridad puesto a las aceleraciones, frenazos, giros, cambios de sentido e incluso cosas como tocar las pantallas en marcha, con una aplicación denominada Mentor.

Esta aplicación puede estar instalada en nuestros teléfonos particulares o en el que nos da la empresa, que es lo que yo preferí, porque no me hace ninguna gracia tener una aplicación que controla mis movimientos en mi teléfono personal.

Al final de cada turno, que suele ser de entre 9 y 11 horas, la aplicación genera una puntuación sobre lo bien que hemos conducido, con una puntuación máxima de 850.

Cuando empecé a conducir hace 2 años, si tenías un 550 ibas bien, pero ya no. Ahora tienes que estar por encima de los 700 puntos.

Solía tener unos 550 puntos de media, pero ahora estoy más cerca de los 750, que es prácticamente la menor puntuación que Amazon permite a la empresa para no tener problemas con ella.

El problema es que tu puntuación puede verse afectada por cosas totalmente ajenas a tu control

Por ejemplo, si un niño aparece en la carretera corriendo para coger una pelota y te ves forzado a frenar de repente, esto va contra tu puntuación. Si un ciervo aparece y lo esquivas para evitar un accidente, eso también va contra tu puntuación. Si estás conduciendo, de repente el GPS se apaga y tocas la pantalla para reactivarlo, es otra infracción. ¿Qué se supone que deberíamos hacer en estas situaciones?

Nunca he tenido un accidente, pero este tipo de casos pueden arrastrar la puntuación de un conductor hacia abajo. En definitiva, cualquier cosa puede hacer caer tu nota.

Mi empresa no quiere que esto afecte a su negocio, así que creamos una forma de engañar al sistema

Si la puntuación de un conductor cae, nuestro supervisor nos dice que abramos la aplicación al inicio de turno y se la demos a otro conductor que habitualmente tiene puntuaciones altas para que la lleve ese día en su ruta. Problema resuelto.

Yo habitualmente llevo una furgoneta de alquiler que no es un vehículo oficial de Amazon, algo que para mí es preferible porque las de la empresa no pueden superar las 70 millas por hora (112 kilómetros por hora), aunque no es que corra, ni mucho menos.

4 formas en las que Amazon monitoriza a sus trabajadores, desde cámaras con IA hasta contratar una agencia de espionaje

Si tuviera que llevar una cámara en la furgoneta, probablemente dejaría de trabajar allí. No necesito estar vigilado constantemente, aunque sea con la excusa de la seguridad.

Desde el momento en el que llegamos al trabajo, tenemos que ponernos a tope

Una vez que llegamos al trabajo tenemos que revisar una lista de 60 elementos en nuestros vehículos antes de que nos asignen las rutas y los paquetes. Algunas de las cosas que tenemos que comprobar en cada turno son si el depósito del líquido limpiaparabrisas está lleno, que no falte el tapón de la gasolina de la furgoneta, si la cámara de marcha atrás funciona, y revisar que el dibujo y la presión de los neumáticos se encuentren en buenas condiciones.

El centro logístico es como un gran panal de abejas con todo el mundo entrando y saliendo porque tenemos que escanear cada paquete antes de cargar el vehículo. Luego tenemos que intentar ir lo más rápido posible para asegurarnos que podemos entregar todos los paquetes de la ruta antes de las 10 de la noche, que es uno de los requisitos de Amazon.

De media transporto unos 150 paquetes y hago unas 130 paradas por turno, que aumentan entre un 30 y un 40% en temporada alta, que es de octubre a diciembre. Durante ese periodo, Amazon da a los conductores a tiempo parcial como yo un suplemento de 150 dólares (126,4 euros).

La mayoría de mis rutas son por zonas rurales, así que lo último que quiero es estar en una carretera de campo sin iluminar entregando paquetes cuando es de noche

Recibimos unas notificaciones para tomar dos descansos de 15 minutos durante nuestro turno y un parón para comer, pero siempre rechazo esas notificaciones y acabo comiendo mientras conduzco. Está mal, pero es la única forma de acabar el trabajo a tiempo y no tener que devolver ningún paquete sin entregar a la base.

La empresa de transporte recibe una penalización por los paquetes que vuelven sin haber sido entregados, aunque no sé de cuánto es. Estoy seguro de que hay una excepción para esto, porque en algunas direcciones no es seguro dejar los paquetes, pero supongo que la empresa es penalizada si vuelven demasiados.

No es algo de lo que esté orgulloso, pero he tenido que orinar en una botella para ganar tiempo

Esto es en parte por elección, en parte por necesidad. Trabajar en carreteras rurales provoca que a veces tarde 20 minutos encontrar un restaurante o una gasolinera, y no tengo ese tiempo.

Si hay 6 kilómetros entre dos casas y no hay nadie alrededor, puedo orinar en la carretera, pero habitualmente no es así, por lo que acabo orinando en la furgoneta.

Amazon se disculpa por un tuit sarcástico y reconoce que sus repartidores sí orinan en botellas

Cuando trabajaba para UPS era raro que tuviera que hacerlo, porque ellos hacen muchas entregas comerciales, así que siempre estaba cerca de algún negocio o empresa en la que podía usar el servicio.

Incluso en los días que consigo acabar pronto, es habitual que tenga que ayudar a algún conductor que está haciendo otra ruta, cuando lo único que quiero es volver a casa.

Se está hablando mucho de la sindicalización últimamente, pero personalmente no soy muy fan de los sindicatos

Me da la sensación de que en los años 40 ó 50 eran beneficiosos, pero ahora solo son una gran y avariciosa lucha por el poder. 

Cuando trabajaba como conductor temporal en UPS, no tenía derecho a ninguna prestación debido a mi condición de trabajador a tiempo parcial, pero aún así tenía que pagar las cuotas sindicales. 

Uno de los mayores problemas entre Amazon y sus repartidores es que quienes hacen las reglas están en oficinas y nunca se han puesto al volante

Por eso las normas que implementan son contraintuitivas con lo que realmente serviría para hacer nuestro trabajo más seguro y eficiente.

Amazon se enorgullece de controlar la seguridad del repartidor, pero nos pone obligaciones que provocan que acabemos buscando formas de evitar el sistema.

En un comunicado a Business Insider, un portavoz de Amazon ha asegurado lo siguiente:

"Apoyamos que los repartidores se tomen el tiempo que necesiten para descansar entre paradas y en la aplicación les damos una lista de lugares y gasolineras. Los conductores tienen tiempo incluido en su ruta para esos descansos y para ir al servicio. De hecho, la aplicación les alerta cuando es momento de parar. Trabajamos de cerca con las empresas de transporte para poner expectativas realistas que no provoquen presión a sus conductores. Utilizamos tecnología sofisticada que planifica rutas que pueden completarse en un tiempo específico, teniendo en cuenta factores como el volumen del paquete, la complejidad de la dirección o un tiempo apropiado para descansar. De hecho, más del 75% de los repartidores completan sus rutas 30 minutos antes del tiempo previsto o más. Nuestras furgonetas están equipadas con tecnología, tenemos programas de entrenamiento para conductores y hacemos continuas mejoras en nuestro sistema de mapeo y rutas, hemos invertido decenas de millones de dólares en mecanismos de seguridad en nuestra red, y comunicamos regularmente buenas prácticas de seguridad a nuestros conductores".

Otros artículos interesantes:

4 formas en las que Amazon monitoriza a sus trabajadores, desde cámaras con IA hasta contratar una agencia de espionaje

Amazon se disculpa por un tuit sarcástico y reconoce que sus repartidores sí orinan en botellas

Soy un repartidor de Amazon que ha tenido que orinar en botellas de agua y comer en mi furgoneta: así era mi día a día

Te recomendamos

Y además