¿Cómo saber si tu lugar de trabajo es tóxico? Unos investigadores han analizado 1,4 millones de opiniones de empleados y creen tener la respuesta

La cultura laboral tóxica lleva a muchos empleados a renunciar.
La cultura laboral tóxica lleva a muchos empleados a renunciar.

Getty

Si no has cambiado de trabajo en el último año, es muy probable que te lo hayas planteado.

Entre abril y septiembre de 2021, un número récord de 24 millones de trabajadores estadounidenses renunciaron a su empleo, según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos. 

Esta Gran Dimisión ha afectado casi por igual a los sectores, siendo los sectores de alto nivel de empleo, como la consultoría de gestión, los más afectados.

¿El principal factor que impulsa el abandono de los trabajadores? Una cultura tóxica.

Esto es lo que se desprende de un estudio publicado en enero y dirigido por el profesor de gestión del MIT Sloan, Donald Sull, su hijo Charlie Sull y el profesor de la Universidad de Nueva York Ben Zweig.

Pero, ¿qué aspecto tiene un lugar de trabajo tóxico?

?Mi jefa me manipulaba para hacerme pensar que no era lo suficientemente buena?: cómo identificar si estás sufriendo acoso laboral y qué puedes hacer

"Todo el mundo está de acuerdo en que la cultura tóxica es mala, pero hay muy poca coincidencia en cuanto a qué constituye una cultura tóxica", dijo. "¿Qué es lo que hace que la cultura pase de ser molesta o algo molesta a ser francamente tóxica?".

Para intentar responder a esta pregunta en particular, el equipo de investigación ha publicado un nuevo análisis basado en 1,4 millones de opiniones de empleados, en el que se identifican las razones más comunes por las que los empleados dan una puntuación baja a la cultura de sus empresas.

Sus resultados mostraron cinco indicadores de una cultura laboral tóxica: la gestión excluyente, irrespetuosa, poco ética, despiadada y abusiva.

1. No inclusivo 

El lenguaje, las acciones o las actitudes excluyentes o no inclusivas son el factor más común de un lugar de trabajo tóxico, según la investigación.

Los sitios de trabajo no inclusivos pueden manifestarse de muchas maneras. Pero ser discriminado o excluido en el trabajo por su raza, edad, sexualidad o género son algunas de las más comunes.

"Hay un cúmulo de tópicos en torno a la gente que se siente como 'no estoy incluido y no se me trata con justicia debido a mi identidad", detalla Sull. 

"Ese conjunto de temas es el mayor indicador de una crítica negativa", ha añadido.

2. Falta de respeto

El equipo ha descubierto que cuando los trabajadores se sienten faltados de respeto en una empresa, ya sea por parte de los jefes o de los compañeros de trabajo, esto puede conducir a sentimientos de deshumanización y de pérdida de la personalidad.

"Si la gente habla de sentirse irrespetada en el trabajo, esto es un indicador realmente fuerte de una revisión negativa", ha explicado el investigador.

Una experta en recursos humanos comparte los pasos exactos que debes seguir para dejar tu trabajo sin quemar puentes

"La distinción crucial es en realidad una distinción emocional", ha añadido Charlie Sull. "Cuando se leen muchos de estos comentarios de los empleados, se pueden ver algunas emociones como la ira y el desprecio". 

"Así que tendrán todos estos términos como: "Siento que me tratan como un engranaje más de la máquina". O: "Me siento como si me trataran como ganado o como un insecto". Todos estos términos son diferentes modos para transmitir la despersonalización, la deshumanización", ha asegurado.

3. Comportamiento poco ético 

El comportamiento poco ético o de baja integridad es el tercer factor más común de un lugar de trabajo tóxico.

Donald Sull define así: "Comportamiento poco ético, deshonestidad o incumplimiento de la normativa".

El comportamiento poco ético suele considerarse a escala individual, pero cuando se filtra en la cultura de la empresa o es fomentado activamente por los superiores puede crear un lugar de trabajo tóxico.

El acoso, el sexismo, el robo y el abuso verbal fueron algunos de los comportamientos poco éticos más comunes en el trabajo, según una encuesta realizada en 2018 por investigadores de la Warwick Business School. Pero el estudio también registró informes de abuso físico, conflictos de interés, mal uso de los recursos de la empresa, racismo y discriminación. 

4. El perro se come al perro 

Los sitios de trabajo despiadados animan a los empleados a trabajar unos contra otros en lugar de colaborar. Donald Sull define estos lugares de trabajo como "cuando la gente se desvive por socavar a los demás".

Las organizaciones despiadadas también sufren niveles más bajos de compromiso de los empleados, lo que puede afectar a la productividad general.

Estos pequeños cambios pueden hacerte más feliz en un trabajo que no te gusta, según los expertos

Gallup encuesta constantemente a los trabajadores de Estados Unidos sobre el compromiso de los empleados, descubriendo que las empresas con trabajadores que no están comprometidos ven un mayor ausentismo; más incidentes de seguridad; productos o servicios de menor calidad; e incluso un mayor porcentaje de robo.

5. Gerentes abusivos

Los jefes abusivos pueden tener un efecto grave en la salud mental y física de los empleados.

"Si alguien trabaja en un entorno tóxico, tiene entre un 35% y un 55% más de probabilidades de que le diagnostiquen una enfermedad grave", afirma Donald Sull.  "Para la mayoría de los empleados, la realidad es que su jefe tiene un mayor impacto en su salud que su médico".

La investigación de Sull ha desmostrado que las empresas suelen prometer una cultura que no siempre cumplen. 

También ha dado indicaciones sobre lo que hay que buscar en una cultura positiva. "Lo contrario de los cinco tóxicos: respeto, integridad, diversidad, colaboración. Todos ellos se encuentran entre los 10 valores fundamentales más mencionados en las empresas", ha añadido.

Otros artículos interesantes:

Las 5 señales que identifican que tienes un jefe tóxico y cómo puedes superarlo

Te recomendamos