Apagar y encender o dejar encendida la luz: qué debes hacer para consumir menos energía

Apagar y encender o dejar encendido: qué debes hacer para consumir menos energía

Getty

  • ¿Qué es mejor, apagar la luz cada vez que se sale de la habitación, o dejarla encendida si se va a volver a entrar más tarde?
  • La solución depende del tipo de bombilla que tengas en casa, del objetivo que se persiga y del tiempo que vayas a estar fuera de la estancia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Entras a tu habitación, enciendes la luz y, cuando terminas y te dispones a salir, te entra la duda: "como tengo que volver a entrar dentro de un tiempo, ¿debo dejar la luz encendida, o apago y vuelvo a encender cuando regrese?".

Seguramente muchas personas se han hecho esa pregunta, con el objetivo de que las bombillas duren más y, sobre todo, para saber cómo se puede ahorrar energía y dinero.

La solución implica generalmente apagar la luz siempre que no se esté utilizando, pero con matices, ya que depende del tipo de bombilla que uses y del tiempo que vayas a estar fuera de la estancia en algunos casos.

Las bombillas pueden ser incandescentes, las tradicionales de filamento, que están prohibidas en Europa desde 2012, o aquellas de bajo consumo por las que se han ido sustituyendo, como las fluorescentes compactas (CFL) o, especialmente, las bombillas LED.

En función de qué bombillas tengas en tu casa, esto es lo que debes hacer:

Bombillas tradicionales (de filamento)

Desde el 1 de septiembre de 2012, la Unión Europea prohibió la fabricación de las bombillas incandescentes tradicionales, aunque permitió su venta hasta que se acabasen las existencias.

Además, no se recomienda su uso, ya que son muy poco eficientes y tienen una vida mucho más corta que las otras opciones.

En caso de que tengas alguna en tu casa o establecimiento, lo recomendable es apagarla siempre que salgas de la estancia, explica Maldita.es.

Bombillas fluorescentes compactas

Las bombillas fluorescentes compactas, o CFL, requieren una energía extra para encenderlas equivalente al consumo de 5 segundos, explica el medio. Además, tienen un límite de veces que se pueden encender y apagar, por lo que la recomendación es dejarlas encendidas si vas a volver a usarlas poco después.

¿Y cuánto tiempo es eso? En esta ocasión, depende del objetivo de cada persona, según investigadores del CIEMAT y de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid (ETSIT-UPM).

De acuerdo con su estudio, si la persona quiere reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, cuando salga de la habitación debe apagar la luz, siempre que no vaya a volver en menos de 5 minutos.

Si el objetivo es reducir las emisiones de mercurio, hay que apagar la luz al salir "si no prevé retornar a la habitación antes de 43 minutos", informan.

Por último, si quieres ahorrar dinero, lo recomendable es apagar la luz si no vas a volver antes de 7 minutos.

7 cosas que puedes hacer para ahorrar hasta 500 euros al año en tu factura de la luz

"Encender y apagar frecuentemente la lámpara ahorradora de energía en cada entrada y salida de una habitación no es recomendable, pues dispara tanto las emisiones como el coste económico", añaden los investigadores.

En resumen: "se recomienda encender y apagar lo menos posible, mantener la lámpara encendida solamente el tiempo necesario para realizar la actividad y finalmente, en caso de salir de la habitación, apagar la luz si no se prevé retornar antes de tres cuartos de hora. Se recomienda especialmente no apagar la luz si se va a retornar a la habitación antes de 5 minutos", explica el estudio.

Bombillas LED

Finalmente, las bombillas LED son las más recomendables, al ser más eficientes y durar una mayor cantidad de horas. Por esto y por su forma de funcionar, lo más rentable es apagar las bombillas LED siempre que no se esté en la habitación.

2021 puede ser el año de la Smart Home: prepara ya la tuya con esta bombilla inteligente, y por menos de 10 euros

"El único motivo por el que pueda ser más rentable mantener una máquina funcionando es que tenga un sobrecoste el arranque. Este sobrecoste puede ser por picos de consumo en el arranque o por desgaste que implique menos horas de funcionamiento. Ninguno de los casos ocurre con los LEDs", analiza Joaquín Giráldez, ingeniero cofundador de Ingebau, en declaraciones a Maldita.

Otros artículos interesantes:

Cómo ahorrar luz: bombillas LED o de 'bajo consumo'

¿Cómo ahorrar energía (y dinero) en verano?

Lidl saca a la venta unas bombillas inteligentes a precio económico e irrumpe en el mercado de la domótica