Este superalimento combate la ansiedad, el insomnio, la inflamación y ayuda a ganar músculo

ashwagandha

GettyImages

  • La ashwagandha es una hierba medicinal a la que se le atribuyen beneficios frente al estrés, las afecciones cardiovasculares, el insomnio o la inflamación.
  • Pero antes de que te decidas a tomar este suplemento de moda debes tener en cuenta que no todos estos beneficios han sido comprobados. 
  • Además pueden conllevar contraindicaciones en personas con problemas de tiroides o del sistema inmune.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La ashwagandha, nombre que necesitarás leer varias veces para comprobar cómo se pronuncia, es una planta que crece en Asia y África usada ancestralmente como hierba medicinal.

Se suele catalogar como adapatógeno, compuestos que pueden ayudar al cuerpo a combatir el estrés físico y mental. Uno de sus principales usos.

Cuando tu cuerpo está estresado libera cortisol y bombea el corazón de manera más rápida. 

“Desafortunadamente, cuando una amenaza es crónica, ya sea por estrés financiero, laboral o por la pandemia, la respuesta estresante también se vuelve crónica", explica la doctora Yufang Lin de la Cleveland Clinic.

Con el tiempo, el estrés a largo plazo puede contribuir a la inflamación persistente y aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, cáncer, osteoporosis y fibromialgia, añade.

La investigación ha mostrado que la ashwagandha ayuda a reducir el nivel de cortisol en el cuerpo y con ello el riesgo de otras afecciones.

En un estudio en adultos con estrés crónico, aquellos que se suplementaron con ashwagandha tuvieron reducciones significativamente mayores en el cortisol (de hasta el 30%), en comparación con el grupo de control.

Pero inducir la calma no es el único uso que se le atribuye. 

Esta hierba contiene sustancias químicas que pueden ayudar a calmar el cerebro, reducir la hinchazón, disminuir la presión arterial y alterar el sistema inmunológico. Lo que ha hecho que se convierta en uno de los suplementos más de moda para combatir todo tipo de problemas.

Pero la realidad es que se trata de una planta sobre la que no hay demasiada evidencia al respecto ni regulación como medicamento.

Si tiendes al nerviosismo o la ansiedad seguro que alguien ya te la ha recomendado como remedio natural frente al estrés. No obstante antes de tomarla aquí van algunas consideraciones que deberías tener claras.

Beneficios para la salud

Efectiva para combatir el estrés

La ingesta ashwagandha parece ayudar a reducir el estrés en algunas personas. También podría combatir el aumento de peso relacionado con este mal, según subraya la Biblioteca Médica de EEUU.

Varias investigaciones parecen acreditar este efecto beneficioso. 

Ensayos sobre el modelo biológico de animales han demostrado que es eficaz para aumentar la resistencia física y prevenir la úlcera gástrica inducida por el estrés.

Por su parte los estudios controlados en humanos han demostrado cierta eficacia para reducir los síntomas vinculados al estrés y trastornos de ansiedad.

Podría reducir los niveles de azúcar en sangre

En varios estudios, se ha demostrado que la ashwagandha reduce los niveles de azúcar en sangre.

Un estudio de probeta encontró que aumentaba la secreción de insulina y mejoraba la sensibilidad a la insulina en las células musculares.

Además ciertas pruebas en humanos han sugerido que puede reducir los niveles de azúcar en sangre tanto en personas sanas como en personas con diabetes.

Podría mejorar la salud del corazón

La ashwagandha puede ayudar a mejorar la salud del corazón al reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Los estudios en animales han encontrado que reduce significativamente los niveles de estas grasas en sangre a la mitad. Mientras que aquellos controlados en humanos han informado de resultados positivos de estos marcadores, aunque no tan drásticos.

En un estudio de 60 días en adultos con estrés crónico, el grupo que tomó la dosis más alta de extracto de ashwagandha estandarizado experimentó una disminución del 17% en el colesterol LDL (malo) y una disminución del 11% en los triglicéridos, en promedio.

Uno de los análisis, realizado solamente sobre 18 personas, encontró que la mayoría de ellos toleraban bien el suplemento. Además su reducción del colesterol total y LDL fue significativa. 

Asimismo varios estudios han encontrado un potencial beneficio sobre la inflamación de esta hierba. con resultados positivos tanto en animales como en células humanas.

Podría favorecer la masa muscular

Otro de los posibles beneficios de la ashwagandha es mejorar la composición corporal y aumentar la fuerza.

Así al menos lo señalan algunas investigaciones.

En un estudio para determinar una dosis segura y eficaz para ashwagandha, sobre 18 pacientes, lograron potenciar su fuerza muscular después de 30 días tomando el suplemento.

Otro ensayo en personas encontró que aquellos que tomaron ashwagandha mejoraron su fuerza, el tamaño de los músculos y el porcentaje de grasa corporal perdida respecto del grupo placebo.

Y ayudar a dormir mejor

Según un pequeño estudio de investigadores indios sobre 60 pacientes, el extracto de raíz de ashwagandha ayudó a dormir al  mejorar la calidad y la latencia del sueño este en pacientes con insomnio.

Quienes no deberían tomar ashwagandha

mujer tomando pastilla, suplementos

la mayoría de estos beneficios han sido detectados en encasos estudios y en su mayoría realizados sobre muestras muy pequeñas. Por lo que no puede decirse que la ciencia haya confirmado todo lo que se dice sobre esta supuesta hierba milagrosa.

Aún así, para la mayoría de personas la ashwagandha puede resultar segura. Siempre que se tome en las dosis adecuadas (entre 300 y 500 miligramos diarios una o dos veces al día) y no se superen los 3 meses. 

Se desconoce la seguridad a largo plazo de ashwagandha y en grandes dosis puede causar malestar estomacal, diarrea y vómitos. En raras ocasiones, incluso pueden ocurrir problemas hepáticos.

En uno de los estudios citados, uno de los voluntarios mostró efectos adversos que incluían un aumento del apetito, la libido y efectos alucinógenos con vértigo solo con la dosis más baja.

También es importante tener en cuenta que los suplementos no son regulados de la misma manera que los medicamentos. Por lo que a la hora de adquirirla lo mejor es hacerlo habiendo consultado previamente a un médico o farmacéutico.

No obstante hay casos en los que nunca se debería consumir ashwaganda. Las personas con problemas de tiroides deberían evitarla a toda costa.

Esta hierba puede aumentar la función tiroidea aumentando la conversión de la hormona tiroidea menos potente, T4, a la forma más activa de la hormona tiroidea, revela Lin. "Si la tiroides de una persona ya está al límite de la hiperactividad, la ashwagandha podría contribuir a un verdadero hipertiroidismo".

Otras condiciones que requieren precaución cuando se trata de usar ashwagandha incluyen si se está embarazada o amamantando, o si tiene una enfermedad autoinmune. Ya que este suplemento puede hacer que el sistema inmunológico se vuelva más activo lo que podría aumentar los síntomas. de enfermedades autoinmunes.

La ashwagandha puede ayudarte a combatir los síntomas del estrés y la ansiedad, pero no eliminará estas afecciones. Por lo que lo más conveniente, y con menos posibles efectos secundarios, es que intentes encontrar aquello que lo está generando para ponerle realmente remedio.

Otros artículos interesantes:

Cómo leer las etiquetas de los suplementos alimenticios para garantizar un consumo seguro, según dos expertas en nutrición

7 consejos para combatir el estrés avalados por la ciencia

Meditar puede ayudarte a reducir el estrés y ansiedad: estos consejos te ayudarán a hacerlo cuando no tienes ni idea de cómo empezar

Te recomendamos