Cómo leer las etiquetas de los suplementos alimenticios para garantizar un consumo seguro, según dos expertas en nutrición

Mujer comprando medicamentos en farmacia
Getty Images
  • Los suplementos alimenticios ayudan a complementar la ingesta de nutrientes, por lo que si se sigue una dieta equilibrada y se está sano, su consumo no es necesario.
  • Su composición se basa en vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, fibra, plantas o extractos de hierbas.
  • Aunque estos ingredientes puedan parecer seguros, el consumo de estos productos puede conllevar riesgos si no se toman de manera adecuada.
  • Para garantizarte una ingesta segura es esencial fijarse en su etiqueta y comprobar que sus ingredientes no interfieren con medicamentos o contiene alérgenos.
  • Asimismo es fundamental conocer la dosis de consumo diario recomendada, para no tomar más de la cuenta, pues un exceso de micronutrientes, como vitaminas o minerales, puede tener efectos adversos en la salud.
  • Dos especialistas en nutrición aportan los consejos que debes seguir para escoger el mejor suplemento alimenticio.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Los complementos alimenticios —también conocidos como suplementos alimenticios, dietéticos o nutricionales— aportan nutrientes, favorecen funciones (como los diuréticos o los que ayuda a dormir), prometen quemar grasa o contribuyen a generar más masa muscular.

Todo ello bajo distintas formas: en líquido, polvo o a través de comprimidos que pueden comprarse sin receta en farmacias, herbolarios o supermercados entre otros espacios.

Su función es básicamente complementar la ingesta de nutrientes que pueda necesitar el organismo, por lo que si se sigue una dieta equilibrada no es necesario su consumo.

Es más, como enfatiza la propia Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) una alimentación variada "y rica en frutas y verduras puede aportar todos los nutrientes (vitaminas y minerales) que se necesita".

"En adultos sanos los complementos alimenticios no son necesarios ya que en condiciones normales se puede adquirir todos los nutrientes necesarios con la dieta", afirma en la misma línea la experta en seguridad alimentaria Beatriz Robles a Business Insider España.

"No basta con que apetezca 'estar mejor'. Es importante que tengamos un motivo consistente para tomar suplementos dietéticos", remarca la nutricionista  Magda Carlas.

"Por ejemplo, es absolutamente imprescindible la suplementación con ácido fólico en mujeres embarazadas o que estén buscando el embarazo o la vitamina B12 en personas vegetarianas", ejemplifica Robles.

Aunque no siempre parece existir esa justificación médica detrás de la compra de estos productos.

Durante la primera ola de coronavirus el miedo a la enfermedad disparó las ventas de suplementos de vitamina C y D. Muchas personas decidieron reforzar su sistema inmunológico con un extra de estos micronutrientes para hacer frente al contagio, a pesar de no haber evidencia alguna que lo avale.

Lo que sí hay es un elevado riesgo asociado a un exceso vitamínico en el cuerpo.

La vitamina D puede ser tóxica en grandes cantidades, aumentando el calcio en sangre lo que puede ocasionar entre otros problemas daños renales, mientras que ingerir vitamina C en demasía puede conllevar diarreas, dolores de cabeza o insomnio.

De ahí que ambas especialistas recomienden no tomar suplementos sin el seguimiento de un especialistas.

Leer más: Qué debes saber antes de comprar suplementos dietéticos, según el equipo de nutricionistas de Carlos Ríos

A pesar de que su ingesta parezca inofensiva, lo cierto es que estos productos pueden suponer un verdadero riesgo para la salud. Precisamente el pasado verano un posible consumo excesivo de un suplemento para quemar grasas provocaba la muerte de una joven española.

"No es aconsejable tomar dosis excesivas de ningún nutriente, sea el que sea. Atención a las dosis de vitaminas liposolubles (A, D, E K ), pues estas en dosis excesivas pueden ser tóxicas para nuestro cuerpo", advierte Carlas.

Como ejemplifica Robles, "grandes dosis de vitamina A en el embarazo puede causar malformaciones en el futuro bebé y en personas fumadoras se relaciona con mayor riesgo de cáncer de pulmón."

Cómo leer la etiqueta de un suplemento alimenticio

Getty Images

"Es importante tener en cuenta que mientras que los medicamentos están sujetos a una estricta regulación que asegura que cumplan criterios de seguridad y eficacia, esto no sucede con los complementos alimenticios", subraya Robles.

De ahí que resulte clave llevar a cabo una lectura correcta de las etiquetas antes de comprar cualquier suplemento alimenticio para comprobar que es de calidad y seguro. 

El etiquetado de los complementos alimenticios debe seguir lo estipulado por el Reglamento (UE) 1169/2011 y debe contener la siguiente información:

  • Cantidad neta del producto que debe ser expresada en litros, centilitro, mililitros, gramos, miligramos o gramos según el caso.
  • Lista de ingredientes de mayor a menor peso
  • Información sobre la cantidad de nutrientes o sustancias con efecto nutricional o fisiológico del producto por dosis diaria de consumo
  • El modo de empleo
  • Fecha de consumo preferente
  • Advertencia sobre posibles alérgenos
  • La dosis de consumo diario recomendada y la advertencia de no superar la dosis diaria expresamente recomendada por el fabricante
  • La afirmación de que los complementos alimenticios no debe utilizarse como sustitutos de una dieta equilibrada.
  • La indicación “Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños”.
  • La identificación de la empresa responsable y su dirección.

Cuando consultes la etiqueta de estos productos debes centrarte en dos datos fundamentales.

Por un lado en la lista de ingredientes para comprobar que ninguna de las sustancias que lleva puede interferir con medicamentos o generar una reacción si tienes alergias a algún alimento.

"El hecho de que se trate de simples hierbas naturales no quiere decir que no puedan interferir en la metabolización de los fármacos", puntualiza Carlas

Si tienes dudas lo recomendable es consultar esto con un médico o nutricionista.

Leer más: Esto es en lo que debes fijarte cuando mires las etiquetas de los alimentos

Por otro, es esencial comprender la cantidad de nutrientes que proporciona cada ración para no superar la dosis diaria recomendada al tomarlo. 

Para ello debes fijarte en los siguientes términos.

Información nutricional

En este bloque encontrarás:

  • tamaño de la porción:  que se refiere al contenido que conlleva cada ración del suplemento
  • porciones por envase: el número total de raciones que contiene el producto.

Valor Diario 

El valor diario (DV por sus siglas en inglés) hace alusión a la cantidad de nutrientes que hay en una porción de alimento, y viene expresado en porcentajes.

Por ejemplo, como explica la Clínica Mayo, si en la etiqueta se indica un 15 % de calcio, significa que una porción de ese producto proporciona el 15 % del calcio que necesitas al día.

La dosis de consumo diario recomendada 

Para evitar superar la cantidad recomendada diaria de un nutriente es necesario seguir en todo momento las instrucciones marcadas y no consumir más suplemento del recomendado por el fabricante. Esta recomendación debe aparecer en el etiquetado.

Tener en cuenta todo esto te ayudará a garantizarte un consumo seguro. Aún así, como remarca Robles, "puesto que las circunstancias individuales son clave, si se toman complementos es importante que se haga asesorado por un profesional sanitario que pueda orientar sobre su idoneidad para evitar riesgos".

Otros aspectos que debes tener en cuenta a la hora de escoger un suplemento

Getty Images

Si te has decidido a consumir un complemento alimenticio hay otros aspectos que debes tener en cuenta para asegurar una ingesta adecuada.

Como recomienda Carlas no debes dejarte llevar por el marketing, así que "desconfía automáticamente" de todo suplemento que en su etiquetado incluya que tiene efectos curativos o milagrosos".

La propia legislación que regula estos productos así lo establece, prohibiendo incluir en el envase ninguna afirmación que atribuya propiedad de prevenir, tratar o curar una enfermedad humana.

Leer más: No todos los suplementos alimenticios son inútiles: Estos son los que debes tomar

Carlas también alerta sobre el término 'Natural'.

"Esto no significa que no pueda tener sustancias poco deseables o que no pueda tener efectos adversos para el cuerpo", afirma.

Sobre cómo elegir un complemento alimenticio, la propia Aecosan ha establecido un decálogo para un consumo responsable.

Entre las recomendaciones que contempla se incluyen no comprarlos en fuentes desconocidas, consultar su ingesta con el médico y, como ya se ha visto, atender a las instrucciones de la etiqueta.

LEER TAMBIÉN: Cómo limpiar la goma de la lavadora: los mejores consejos de expertos

LEER TAMBIÉN: España reserva sus primeras vacunas contra el COVID-19 tras adquirir 30 millones de dosis a AstraZeneca

LEER TAMBIÉN: ¿Habrá confinamiento el 18 de septiembre? La verdad sobre el rumor que circula en internet

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Salud
  2. Dietas
  3. Alimentación
  4. Top