Pasar al contenido principal

Un 'avión espacial' hipersónico podría transportar pasajeros de Sídney a Londres en 4 horas en la década de 2030

El avión espacial es parte de un proyecto conjunto entre las agencias espaciales de Australia y el Reino Unido.
El avión espacial es parte de un proyecto conjunto entre las agencias espaciales de Australia y el Reino Unido. Reaction Engines Limited
  • Las agencias espaciales australiana y británica han anunciado que están trabajando juntas en la construcción de un "avión espacial" que podría transportar pasajeros de Sídney a Londres en menos de 4 horas para la década de 2030.
  • La aeronave, a la que se denomina "primer portal espacial del mundo", utilizaría un nuevo motor hipersónico para propulsar el avión a grandes velocidades.
  • El motor, también conocido como motor de cohete sinérgico de aire respirable (SABRE por sus siglas en inglés —Synergetic Air-Breathing Rocket Engine—), está siendo construido por Oxfordshire Business Reaction Engines. Se pretende que sea más ecológico y barato que la actual tecnología de transporte aéreo.
  • Todavía no está claro si el avión espacial despegará o no, ya que los vuelos supersónicos siempre han sido un reto comercial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los pasajeros podrían volar de Londres a Sídney en poco menos de 4 horas para la década de 2030, gracias a un nuevo motor hipersónico, según la Agencia Espacial del Reino Unido.

El martes, en la Conferencia Espacial de Reino Unido, anunció que un equipo trabajaría con la Agencia Espacial Australiana (ASA) en un acuerdo al que se refiere como un "primer puente espacial mundial".

En el centro de este acuerdo se encuentra el llamado Motor de Cohete Sinérgico de Respiración de Aire (SABRE por sus siglas en inglés), un nuevo tipo de motor que permitirá que una aeronave vuele de Sídney a Londres en "tal vez tan sólo 4 horas", de acuerdo con Graham Turnock, jefe de la Agencia Espacial del Reino Unido.

Leer más: Así ha sido mi experiencia tras viajar en el vuelo más largo del mundo

"Esta es una tecnología que definitivamente podría ofrecer eso. Estamos hablando de la década de 2030 para el servicio operativo, y el trabajo ya está muy avanzado", dijo Turnock.

Reaction Engines, una empresa con sede en Oxfordshire, está trabajando en el cohete de hidrógeno a base de aire que podría propulsar un avión a Mach 5.4 y luego acelerarlo a Mach 25 en el espacio.

A modo de comparación, esto es casi el doble de rápido que el añorado Concorde, el avión supersónico de pasajeros que finalizó su servicio en 2003.

El cohete de hidrógeno basado en el aire es más ecológico y barato que la tecnología actual de transporte aéreo.
El cohete de hidrógeno basado en el aire es más ecológico y barato que la tecnología actual de transporte aéreo. Reaction Engine Ltd.

El Concorde, que ofrecía el último vuelo supersónico disponible comercialmente, fue desechado después de que un vuelo entre París y Nueva York fracasara catastróficamente durante el despegue, matando a 113 personas.

Según Reaction Engines, el motor de hidrógeno/oxígeno utilizado en SABRE es más ecológico y barato que la tecnología actual de transporte aéreo.

Leer más: Trabajar en la NASA: cuánto dinero gana un astronauta al año

En la Conferencia Espacial, Shaun Driscoll, de Reaction Engines, explicó la tecnología con más detalle:

"Lo principal con Sabre es que es como un híbrido de un motor de cohete y un motor aerodinámico, por lo que permite que un cohete respire aire".

"La mayoría de los cohetes se lanzan verticalmente, y si observamos las naves espaciales, tenemos un satélite diminuto en la parte superior y un enorme cohete masivo, porque el simple hecho de transportar combustible significa que se necesita más combustible, así que es un ciclo horrible".

"Los cohetes no han progresado en 70 años, mientras que los motores aeronáuticos se han vuelto muy eficientes, así que si puedes combinar un motor aeronáutico y un cohete puedes tener un sistema de propulsión eficiente muy ligero y básicamente crear un avión espacial".

Todavía no está claro si el avión espacial despegará o no, ya que los vuelos supersónicos siempre han sido un reto comercial.

Aunque el Concorde voló un poco, no era económicamente viable, ya que las aerolíneas y los pasajeros actualmente prefieren la eficiencia y la comodidad a la velocidad.

Pero la compañía espera poder iniciar vuelos de prueba en algún momento de la próxima década, con el objetivo de tener vuelos comerciales operando para la década de 2030.

David Slotnick colaboró en la elaboración de este artículo.

Y además