La cara y la cruz del negocio turco de BBVA: el tercer mercado para el banco, pero marcado por la inestabilidad de la divisa

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, y el presidente de BBVA, Carlos Torres.
Reuters
  • Por mercados, Turquía fue el tercero que más beneficios proporcionó al grupo el año pasado solo por detrás de México y España. 
  • BBVA entró en Garanti, el mayor banco turco, en 2011 para luego ampliar su participación en el banco en 2017. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La nueva crisis de la lira turca ha puesto otra vez el foco en la inestabilidad del país y en este contexto, BBVA ha visto cómo su acción es castigada en bolsa por su exposición a este mercado. BBVA tiene un 48% del banco turco Garanti y cada vez que la moneda turca se tambalea, la entidad lo sufre en bolsa. 

Por mercados, Turquía fue el tercero que más beneficios proporcionó al grupo el año pasado solo por detrás de México y España. Un 44% del resultado atribuido de 2020 provino de México, un 15,4% era de España y un 14,3% de Turquía. El beneficio atribuido de Turquía fue de 563 millones de euros, un 41% por encima del año anterior, a pesar del descenso en el trimestre (-62,6%), según recoge la entidad en su informe anual

Las acciones de BBVA cayeron el lunes hasta un 6% castigadas por su exposición al país. "Esta situación se debe a la decisión que tomó el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, de destituir al presidente del Banco Central de Turquía, Naci Agbal", explica el analista de IG, Diego Morín. 

Los bancos se preparan para enfrentarse al fin de moratorias: así buscan evitar el efecto acantilado en sus cuentas con provisiones millonarias

"Cabe destacar que el expresidente del banco central llevaba apenas 4 meses en el cargo, por lo que esta decisión ha sembrado incertidumbre entre los inversores, quedando en el aire la política monetaria del país otomano. Asimismo, la decisión de Erdogan surge después que el banco central incrementara los tipos de interés en 2 puntos porcentuales, pasando del 17 al 19%, ya que el objetivo de Agbal era controlar el repunte de la inflación", añade. 

La relación de BBVA con Garanti

Esta no es la primera vez que el banco sufre en el mercado los vaivenes de la lira turca. La entidad entró en el accionariado de Garanti en 2011 cuando compró una participación del 25%, mediante la adquisición de acciones de Garanti a Dogus y General Electric.

Posteriormente, la entidad ha ido ampliando su participación en la entidad. En 2017, la entidad se hizo con el control del banco al comprar un 9,95% de capital de Garanti a Dogus y tener el control del banco al pasar a tener el 49% de la entidad. 

En aquel momento, Carlos Torres era consejero delegado del banco español y veía con optimismo el futuro del banco turco. “Las perspectivas de crecimiento a largo plazo son muy positivas, tanto para Garanti como para Turquía, a pesar de las incertidumbres actuales”, señaló Carlos Torres Vila en aquel momento. “Esta es una gran oportunidad para incrementar nuestra participación en una de nuestras franquicias clave, con unas condiciones muy atractivas”, añadió. 

Garanti es el mayor banco de Turquía por capitalización bursátil. El grupo tiene alrededor de 23.00 empleados, unos 5.000 cajeros automáticos y 1.131 oficinas, la mayor parte en la zona oeste del país, la más desarrollada. 

Los tipos de interés en negativo, el fin de las moratorias y la nueva oleada de fusiones marcan el futuro de los bancos en 2021

Es el segundo banco en depósitos de clientes y créditos, con una cuota de mercado del 11,5% y el 11,8%, respectivamente. Es el líder del mercado en hipotecas, préstamos para coches y tarjetas de crédito. Asimismo, Garanti es el mejor banco del mercado turco en términos de rentabilidad, calidad crediticia y capital.

La inestabilidad de la lira turca 

En el lado de las dudas sobre la evolución del negocio está la inestabilidad de la divisa turca. La política del país pesa sobre el mercado y esto hace que las turbulencias económicas acaben reflejándose en la acción. "Turquía no deja de ser un país emergente y tiene cierto componente en su economía de burbuja", explica Dario García, analista de XTB, a Business Insider España.

García señala que la situación de divisa del país se debe a varias razones por un lado al boom económico que comenzó cuando empezó a hablar de que Turquía podría entrar en la UE y que llevó a una expansión inmobiliaria dentro del país. A esto se suma el déficit comercial de Turquía junto con las emisiones de deuda que ha tenido que hacer Ankara para financiarse en otra moneda diferente a la suya.

Además, el analista señala que el Banco Central del país ha tenido que emitir reservas de deuda en dólares y euros, pero que cuando la deuda de otros países como Estados Unidos empieza a ser más interesante, esto quita interés a la deuda de países como Turquía. A toda esta situación, se suma la política del presidente del país, Tayyip Erdogan. 

La lira turca cayó el lunes un 15% después de la fulminante destitución del gobernador del banco central turco y exministro de Finanzas Naci Agbal, partidario de una política monetaria más restrictiva. Esta es la tercera vez en menos de año y medio que el presidente Tayyip Erdogan destituye de forma abrupta a un jefe del banco central, según recoge La Vanguardia. 

El ex máximo responsable de la institución fue sustituido por Sahap Kavcioglu, un exbanquero y legislador del partido gobernante. Agbal fue relevado después de que el pasado Banco Central registrase una subida de su principal tipo de interés de hasta el 19%, medida que pretendía poner freno a la inflación. 

Esto afecta a empresas y bancos con presencia en el país, como es el caso de BBVA. La caída de la divisa un 15% hace que ya el banco tenga que ganar un 15% más para compensar el efecto de la divisa en sus cuentas, explica García. 

Este movimiento en la lira turca se produce después de que en 2020, la moneda turca cayera hasta mediados de año por la situación económica derivada de la crisis del coronavirus. 

Un portavoz de BBVA explicó a Bloomberg que el compromiso del banco con Turquía no ha cambiado. Alrededor del 60% de los ingresos de 2021 del país ya están cubiertos y una caída del 10% de la lira frente al euro tendría un impacto en el capital del banco de solo -2 puntos básicos, dijo el portavoz.

Otros artículos interesantes:

Las alianzas de bancos y fintech se disparan en pleno proceso de digitalización y cierre de oficinas

La banca destruye 94.000 empleos desde el pico de la burbuja: la tormenta perfecta de robots y fusiones reduce un 35% la plantilla y el recorte todavía no ha terminado

Este gráfico muestra cómo han caído las comisiones de la gran banca por el COVID: la pandemia golpea los ingresos de las entidades y ahora la duda es qué podrán hacer para recuperarse

Te recomendamos

Y además