Este gráfico muestra cómo han caído las comisiones de la gran banca por el COVID: la pandemia golpea los ingresos de las entidades y ahora la duda es qué podrán hacer para recuperarse

Ana Botín, presidenta de Santander.
Ana Botín, presidenta de Santander.
Reuters
  • La caída de la actividad por la pandemia ha arrastrado los ingresos de los grandes bancos españoles, las comisiones netas se han reducido en todas las entidades excepto en Bankia, que resiste al haber aumentado su facturación de tarjetas. 
  • Los bancos tienen que buscar fórmulas para reinventarse en pleno apogeo de las fintech y con las grandes tecnológicas entrando en el terreno financiero. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Las consecuencias económicas de la pandemia han golpeado a la economía española, que vivió su peor año desde la Guerra Civil. Un golpe a la economía que se percibe en los resultados de la gran banca, que ve lastrados sus ingresos en medio de las dudas sobre cómo encontrar el camino de la rentabilidad.

Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell vieron en 2020 reducirse sus ingresos por comisiones netas, el indicador que muestra la diferencia entre las comisiones ingresadas y los gastos derivados de estas. Solo Bankia consiguió crecer en comisiones el año de la pandemia y en el último ejercicio en el que presentará cuentas en solitario. Además, lo hizo con un repunte de doble dígito al aumentar un 12% este indicador. 

El confinamiento duro de marzo, las restricciones a algunos sectores, la debilidad del consumo, el desplome del turismo y la caída vivida en los mercados de renta variable se refleja en los ingresos de los bancos. Las entidades ganan unos céntimos con cada TPV, con cada transacción o un porcentaje de por la comisión de custodia de valores o por la gestión de los fondos. 

Es un negocio de volumen, muchos pocos que se convierten en un mucho. Pero si el volumen cae, el negocio lo hace con él. Esto es lo que pasó, en general, en 2020. La economía se contrajo por la pandemia y el negocio, con ella.  

A la caída coyuntural de la economía se suma un entorno adverso para los bancos: el BCE mantiene desde hace meses los tipos negativos que complican el negocio tradicional de tomar dinero prestado y prestarlo más caro.

Los bancos se preparan para enfrentarse al fin de moratorias: así buscan evitar el efecto acantilado en sus cuentas con provisiones millonarias

"Los tipos negativos (o muy bajos) y la creciente competencia, sobre todo de plataformas digitales, están aquí para quedarse un tiempo. Los riesgos y retos que suponen ambos ya estaban aquí antes de la covid-19. La pandemia solamente los ha acrecentado, exacerbado", explica Santiago Carbó, Catedrático de Economía de la Universidad de Granada y director de Estudios Financieros de Funcas a Business Insider España. 

"Además la pandemia puede traer pronto un aumento de la morosidad y del deterioro de activos lo que añadiría nuevos riesgos, que además afectan a la estabilidad. Confiemos en que no sea así, pero los próximos meses van a ser determinantes para ver si la morosidad aumenta mucho o se mantiene en niveles razonables", añade Carbó. 

Bankia se desmarca en ingresos por comisiones

En un contexto general de atonía en las comisiones, Bankia se desmarcó en 2020 con un crecimiento de las comisiones netas del 12%. 

"Hemos tenido un crecimiento muy importante en el mundo de fondos de inversión, en seguros, muy notable en banca de negocios y en comisiones de financiación, y también muy notable en medios de pagos", señaló el presidente de la entidad José Ignacio Goirigolzarri en la presentación de resultados. 

Santander sufrió en 2020 pérdidas por primera vez en su historia, el banco se dejó 8.771 millones de euros por los saneamientos y provisiones. Las comisiones netas del grupo se redujeron un 15% hasta 10.015 millones de euros. Si se observa solo el mercado español, la caída de las comisiones netas se redujo al 7,2%. 

"Sin el impacto de los tipos de cambio, descenso del 5% siendo esta rúbrica la más afectada por la crisis derivada de la covid-19, lo que se ha reflejado en una menor transaccionalidad de los clientes", señala el banco en su informe anual. 

La banca destruye 94.000 empleos desde el pico de la burbuja: la tormenta perfecta de robots y fusiones reduce un 35% la plantilla y el recorte todavía no ha terminado

Por su parte, las comisiones netas de BBVA cayeron un 8,3% en las cuentas del grupo. "Las comisiones netas se vieron impactadas por la menor actividad derivada de la pandemia", apuntan en su informe anual, aunque el descenso no fue igual por área. México y Turquía fueron los mercados que más cayeron. 

En España, las comisiones netas de BBVA registraron una evolución interanual positiva, ya que, crecieron un 2,9% hasta 1.802 millones de euros. 

En el caso de Sabadell, un banco tradicionalmente muy ligado a las empresas como clientes, las comisiones netas cayeron un 6,1% hasta 3.500 millones de euros.  

"La variación interanual se ve afectada por la reducción de la actividad derivada del confinamiento por la pandemia, donde son las comisiones de servicios las que registran un mayor impacto, y por la venta de Sabadell Asset Management que provoca una reducción de las comisiones de gestión de activos", señalan en su informe anual para explicar esta caída. 

Las comisiones netas de CaixaBank cayeron un 0,9% en 2020. "La bajada de comisiones se ha producido por la caída de los pagos, hemos visto una caída de la actividad de pagos, una menor actividad", señaló el consejero delegado Gonzalo Gortázar en la rueda de prensa de resultados, que se mostró confiado en que en 2020 en la medida que la actividad se recupere incluido el turismo, se anime este indicador. 

"No creo que los neobancos y las fintech estén ahora quitando cuota de mercados. Nos hacen que nos comportemos de una manera innovadora. Son un catalizador. Importa más esto que la cuota de mercado, que está más por venir, y no solo con las fintech, sino también de los grandes tecnológicas", respondió al ser preguntado por la prensa sobre la competencia de las empresas digitales. 

Qué pueden hacer los bancos para mejorar

Esta nueva crisis después de la de 2008 ha pillado a los bancos con los deberes hechos. Las entidades llevan desde el estallido de la burbuja reduciendo costes al recortar oficinas y personal. A lo que se suma un proceso acelerado de digitalización en la búsqueda de la eficiencia. 

"Los bancos han reforzado los ingresos vías comisiones en este contexto de tipos de interés endiablados, y llevan diez años reestructurando (cerrando numerosas oficinas, apostando por canales digitales, reduciendo mucho personal, fusiones y adquisiciones), y sin embargo la rentabilidad sigue bajo presión y muy por debajo de décadas anteriores", resume Carbó. 

"Sin lugar a dudas, los bancos deberán seguir buscando tanto ingresos por comisiones, con ventas de otros productos, como reduciendo gastos, pero hace falta algo más", añade. 

"Hace 20 años decidieron reinventarse y se expandieron por América, y en menor medida en Europa y Asia. Esa estrategia fue exitosa, pero ya no da para más. Ahora toca reinventarse de nuevo. Y esa reinvención debe ser por la vía tecnológica para no perder clientes antes big tech y fintech y teniendo un modelo de negocio rentable y con creación de valor que por supuesto deberá ser financiero/bancario, pero además tecnológico y con menos costes de estructura", añade sobre los planes de futuro de la banca. 

Otros artículos interesantes:

Los bancos se preparan para enfrentarse al fin de moratorias: así buscan evitar el efecto acantilado en sus cuentas con provisiones millonarias

La banca destruye 94.000 empleos desde el pico de la burbuja: la tormenta perfecta de robots y fusiones reduce un 35% la plantilla y el recorte todavía no ha terminado

Los tipos de interés en negativo, el fin de las moratorias y la nueva oleada de fusiones marcan el futuro de los bancos en 2021

Te recomendamos

Y además