Pasar al contenido principal

Así decide Bill Gates en qué invierte su dinero

Fotografía del cofundador de Microsoft, Bill Gates
REUTERS/Rick Wilking
  • Bill Gates ha invertido miles de millones de dólares en vacunas y terapias para algunas de las enfermedades más letales del mundo.
  • En una conferencia reciente, el cofundador de Microsoft explicó cómo persigue oportunidades a corto plazo avanzadas pero que nadie ha pensado en aprovechar.

Bill Gates ha invertido miles de millones de dólares en la búsqueda de soluciones para algunas de las enfermedades más letales y comunes del planeta, como la malaria, la tuberculosis y el VIH. Sus esfuerzos han ayudado a reducir las tasas de mortalidad infantil, la mortalidad materna, el hambre y la prevalencia general de algunas de estas enfermedades.

En la reciente Conferencia anual de Salud organizada por JP Morgan, el filántropo multimillonario compartió con el moderador de la sesión en la participaba, el doctor Sanjay Gupta, algunas de las estrategias específicas que utiliza para decidir por qué inversiones apuesta para cambiar el mundo.

"Si eres inteligente", dijo Gates, "encuentras lo  que es arriesgado y, con suerte, antes de realizar una prueba de fase I o fase II [dos de las etapas de los ensayos clínicos para evaluar los fármacos] puedes tener una idea de lo que va a funcionar. No somos diferentes a los demás".

Gates y su esposa Melinda dirigen la Fundación Bill y Melinda Gates. La organización financia y coordina varios esfuerzos de investigación para desarrollar y distribuir medicamentos entre las poblaciones más necesitadas, sobre todo en los países en desarrollo.

Gates dijo que una de sus principales estrategias a la hora de decidir el destino de sus inversiones es apostar por las posibles vías para hacer mella en las enfermedades infecciosas. "Existen muchas oportunidades al alcance de la mano para las que simplemente no se ha hecho el trabajo suficiente", explicó.

Leer más: Estas son las 7 cualidades que los jefes valoran más en sus empleados

En lo que respecta a la malaria, por ejemplo, el multimillonario explicó a Gupta que el proceso actual de investigación es llevar es realizar los ensayos clínicos con humanos de forma interna. Eso significa que las personas se pueden ofrecer como voluntarios para participar, normalmente tomar algún tipo de pastilla o dejarse picar por un mosquito con la enfermedad y comprobar si se infectan.

"Si podemos conseguir las últimas herramientas desarrolladas, también podemos tener una buena oportunidad de éxito", explicó Gates en alusiones a la implementación de acciones efectivas contra las enfermedades infecciosas. La Fundación Gates ha dedicado cientos de millones de dólares a grupos como la Iniciativa para la vacuna de la Malaria PATH y el fondo Medicines for Malaria Venture para impulsar el desarrollo de soluciones.

El método de Gates se puede apreciar en muchas de la inversiones pasadas de Gates ya que siempre ha buscado enfermedades que afectan a millones –e incluso a miles de millones– de personas con la esperanza de salvar la mayor cantidad de vidas posible con un enfoque concreto, con proyectos específicos. Desde el año 2000, las muertes por malaria en África han caído un 57%, algo que Gates ha descrito como "una de las mayores historias de éxito en la historia de la salud mundial".

La Fundación Gates ha invertido en una serie de compañías que investigan y luchan contra el paludismo y otras enfermedades que afectan a los lugares más pobres del mundo. En la Conferencia de Salud de JP Morgan, Gates señaló a CureVac y Moderna, dos empresas que usan moléculas de ARN para desarrollar terapias contra el cáncer.

"Este enfoque es muy interesante también como una posible intervención inmunológica cotnra el VIH, la malaria, la gripe y el zika", dijo Gates durante su intervención en la conferencia para después hablar sobre posibles formas de combatir la mortalidad neonatal, la cual afecta a cerca de 5 millones de niños al año.

Con el tiempo, la estrategia de Gates sigue siendo la misma: elegir una enfermedad que quite la vida o su sustento a millones de personas y si encuentra un enfoque o posibilidad concreto que puede ayudar a luchar contra ella, clasificarlo como "prometedor".

Te puede interesar