Pasar al contenido principal

Blackstone está subiendo sus precios de forma encubierta y saltándose la nueva ley de alquiler, según Cinco Días

El presidente y CEO de Blackstone, Stephen Schwarzman
El presidente y CEO de Blackstone, Stephen Schwarzman Reuters
  • Blackstone estaría subiendo sus precios de forma encubierta y saltándose la nueva ley de alquiler, según Cinco Días.
  • El fondo estadounidense está llegando a acuerdos con sus inquilinos para retirarles gradualmente sus bonificaciones.
  • El diario económico señala que esta práctica, aunque sea contraria a los principios de la ley, es legal siempre que se acuerde con el inquilino.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El pasado mes de marzo entró en vigor la nueva ley del alquiler, que, entre otros cambios, supone la ampliación de los contratos hasta 5 años o hasta 7 años si el casero es una empresa. Además, la medida establece que, si no haya pacto entre las partes para la actualización anual de la renta, el aumento de precio del alquiler no podrá exceder la variación del último IPC publicado en la fecha de revisión.

Sin embargo, ya hay quien parece haber encontrado un hueco en esa normativa para seguir elevando el precio de sus inmuebles de alquiler, pese a que la norma nació para limitar el encarecimiento de la vivienda. Este sería el caso del fondo estadounidense Blackstone, que cuenta con unas 20.000 viviendas en todo el país que le convierten en uno de los mayores gigantes del alquiler residencial en España.

Leer más: Estas son algunas de las cláusulas abusivas más habituales en el alquiler de vivienda que los arrendadores no pueden incluir

Este fondo estaría aplicando subidas encubiertas en el precio del alquiler de sus inmuebles a través de la eliminación progresiva de bonificaciones y descuentos durante la duración del contrato, según Cinco Días. La firma que preside Sthepen Schwartzman estaría realizando esta práctica  a través de las socimis que controla, Testa Residencial y Fidere.

El diario económico precisa que esta práctica comercial es legal, a pesar de que vulnera el principio sobre el que se basa la nueva ley del alquiler, que es el de no aplicar subidas de precio mayores que la inflación. Esto se debe a que se pacta con el inquilino la eliminación de las bonificaciones, por lo que su alquiler durante el primer año disfruta de un descuento que va desapareciendo con el tiempo.

Leer más: Estas son las deducciones por alquiler que puedes incluir en tu declaración de Renta, según la comunidad autónoma en la que vivas

Como explica Alfonso Simón Ruiz en el artículo, al segundo año de contrato el descuento desaparece, mientras que al tercer año el inquilino comienza a hacerse cargo del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles y al cuarto ya paga los gastos de comunidad. Los detalles de esta variación anual del precio del alquiler figuran en los anuncios de propiedades de Blackstone en los principales portales.

Una de las socimis bajo control del fondo estadounidense, Testa Residencial, ha asegurado a Cinco Días que la práctica es totalmente legal y no supone una subida, sino una retirada gradual de las bonificaciones. La sociedad inmobiliaria destaca que este práctica cuenta con el aval de sus asesores jurídicos y se lleva aplicando desde antes de verano. 

Y además