La carrera de India por superar a China se intensificará tras la reelección de Modi porque los dos tienen la misma ambición, según un analista

Huileng Tan
| Traducido por: 
Banderas de India y China.
Banderas de India y China.

Business Insider

  • Es probable que la rivalidad entre India y China se intensifique en el tercer mandato del primer ministro indio.
  • La autosuficiencia que los dos países tienen como prioridad política les llevará a apostar fuerte por el desarrollo de la industria nacional. 

La rivalidad entre India y China probablemente se intensifique después de la reelección del primer ministro indio, Narendra Modi, que se ha asegurado un tercer mandato histórico en un país de 1.417 millones de personas. 

Como escribió el jueves David Lubin, investigador de Chatham House, un think tank londinense, es probable que la rivalidad se intensifique porque Modi y el líder chino Xi Jinping tienen la misma ambición para sus respectivos países: la autosuficiencia. 

Modi quiero conseguir lo que él llama Viksit Bharat, o "India desarrollada", un proyecto que marcará el camino para que el gigante del sur de Asia se convierta en una economía desarrollada antes de 2047. Para Xi, la China del futuro tiene que llegar antes de 2049. 

"La competencia por el liderazgo económico de Asia está en el aire", escribe Lubin. 

Tanto India como China se centrarán en la fabricación

Dado que la autosuficiencia es una prioridad política tanto para India como para China, "es probable que vaya acompañada de una obsesión por el desarrollo de las manufacturas", explica Lubin. 

El PIB de la India, de 3,9 billones de dólares, es muy inferior al de China, que alcanza los 18,5 billones de dólares gracias a que, durante las últimas cuatro décadas, ha sido la fábrica del mundo. Sin embargo, la India acaba de superar a China en población (1.428 millones de habitantes del primero, frente a los 1.412 millones del segundo). 

Las tornas están empezando a cambiar en otros aspectos. Las empresas instaladas en China están diversificando sus operaciones fuera de China para evitar depender excesivamente de un solo país, y el presidente Modi quiere que se trasladen a su país. 

Sin embargo, con la pérdida de la mayoría parlamentaria del partido de Modi, será mucho más difícil para su gobierno llevar a cabo las reformas agrarias y laborales necesarias para impulsar el crecimiento. 

Además, como ha contado Raghuram Rajan, exdirector del Banco Central de la India, al programa Planet Money de NPR, la India se está adentrando en un espacio abarrotado de otras naciones emergentes como Vietnam, Bangladesh y Malasia, que también tienen su parte en el juego. 

Rajan afirmó que la India haría mejor en centrarse en el sector servicios, puesto que el país ya cuenta con una gran población anglófona. Pero Delhi está invirtiendo mucho dinero para alcanzar a China: más de 20.000 millones de dólares en incentivos y subvenciones para fomentar la producción en 14 sectores clave, como la electrónica, la automoción y las baterías de vehículos eléctricos. 

También ha destinado otros 10.000 millones de dólares a la industria de chips semiconductores, un sector estratégico en el que Taiwán tiene una presencia destacada. India ha intentado atraer a las fábricas de chips de Taiwán para que inviertan en el país, y ha tenido cierto éxito. 

La inestable relación entre India y China

El afán del Gobierno de Modi por atraer inversiones taiwanesas ha agitado la relaciones entre India y China en el arranque del nuevo mandato del líder indio. El pasado martes, Modi enfureció a China —que reclama a Taiwán como su propio territorio— cuando aceptó la felicitación del presidente taiwanés, William Lai, tras las elecciones indias. 

"China se opone a toda forma de interacción oficial entre las autoridades de Taiwán y los países que mantienen relaciones diplomáticas con China", declaró Mao Ning, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, en una rueda de prensa prevista para el jueves. 

Es poco probable que la política exterior de la India hacia China cambie tras la reelección de Modi, según explicó a Channel NewsAsia Ivan Lidarev, experto en seguridad asiática del King's College de Londres. 

"India ha seguido una política exterior muy activa de acercamiento a occidente y contrapeso de China durante muchos años", relató a la cadena. "Existe un consenso muy fuerte dentro de India". China, por su parte, intentará limitar la influencia de India en la escena mundial, aseguró también. 

"Creo que India se ha esforzado por posicionarse como líder del sur global, y por supuesto, China quiere esta posición", añadió Lidarev. "Así que pensamos que esta competencia va a aumentar y creo que Pekín hará mucho por limitar cualquier intento indio de ser visto como el líder natural del mundo". 

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.

Etiquetas: