"Más rápida que la picadura de un mosquito": tu próxima vacuna podría ser indolora y con láser gracias a la nueva tecnología 'Bubble Gun'

Vacuna

Mufid Majnun/Unsplash

  • Una de cada 10 personas tiene tripanofobia, o miedo irracional a las agujas e inyecciones. 
  • Un nuevo invento procedente de Países Bajos podría acabar con este y otros problemas: se trata de Bubble Gun, una pistola de burbujas para vacunar con láser y de forma indolora. 
  • El avance puede contribuir a mejorar la aceptación de la vacunación en la población y a prevenir el riesgo de la contaminación asociado a las inyecciones tradicionales. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Investigadores neerlandeses han presentado un novedoso método de inyección sin dolor que puede acabar para siempre con el miedo a las agujas, mejorar la tasa de aceptación de la vacunación en la población y reducir el dolor de los pinchazos. También es útil para prevenir el riesgo de contaminación asociado a las inyecciones tradicionales. 

Desde el Foro Económico Mundial detallan las claves de este proyecto innovador que aún se encuentra en fase de desarrollo, aunque en un período entre 1 y 3 años podría estar disponible en el mercado. 

La idea ha recibido el nombre de Bubble Gun, ya que funciona como una pistola de burbujas que emplea láser para administrar inyecciones prácticamente indoloras.

Para los científicos responsables de su creación, es un gran avance que aliviará el miedo y reducirá el rechazo a las vacunas. Lo consiguen a través de un pequeño láser de onda continua que "empuja" pequeñas gotas a través de la capa exterior de la piel. 

Bubble Gun presenta un método de inyección novedoso que utiliza cavitación por ultrasonidos a través de láseres de onda continua.
Bubble Gun presenta un método de inyección novedoso que utiliza cavitación por ultrasonidos a través de láseres de onda continua.

Bubble Gun

Una inyección indolora en lo que dura un pestañeo

"El proceso es más rápido que la picadura de un mosquito y no debería causar dolor porque las terminaciones nerviosas de la piel no se tocan", explica David Fernández Rivas, profesor de la Universidad de Twente y afiliado de investigación del Instituto de Tecnología de Massachusetts. 

Él es el principal investigador detrás de esta innovación con grandes proyecciones para la industria sanitaria. Ya han podido realizar pruebas exitosas en muestras de tejido gracias a una subvención de la Unión Europea de 1,5 millones de euros.

Todo sucede en un abrir y cerrar de ojos: el vidrio que contiene el líquido con la vacuna o inyección se caliente con un láser en un milisegundo. Así, se genera una burbuja que empuja el líquido a una velocidad de al menos 100 kilómetros por hora, penetrando en la piel sin dañarla ni causar ninguna herida. 

Además de aliviar el problema con las agujas que sacude a un 10% de la población y ayudar a más personas a vacunarse, el invento evitará el problema de contaminación asociado a las agujas sucias y contribuirá a reducir las elevadas cantidades de residuos médicos.

El investigador apunta a que este mes se presentará una solicitud de financiamiento para comenzar las pruebas en humanos con voluntarios de la tecnología Bubble Gun

Otros artículos interesantes:

Las vacunas reducen el riesgo de COVID-19 grave en al menos un 90% de los casos según un inmenso estudio en el que han participado 23 millones de personas

Este ingenioso invento creado por universitarios españoles puede acabar para siempre con el pánico a las agujas

En el futuro tu vacuna podría ser "a base de plantas" y comestible

Te recomendamos

Y además