Pasar al contenido principal

Por qué muchas compañías se equivocan al "jugar a ganar" en vez de a "perdurar", según Simon Sinek, uno de los mayores expertos mundiales en liderazgo

Simon Sinek, escritor y conocido orador de TED Talks.
  • Simon Sinek es uno de los mayores expertos mundiales en liderazgo, autor de varios libros de éxito y de una de las charlas TED más populares de la historia, How great leaders inspire action, que ya han visto casi 50 millones de personas.
  • En su reciente visita a Madrid para asistir al World Business Forum, Business Insider asistió a un encuentro exclusivo con Simon Sinek organizado por ManpowerGroup, al que asistieron un grupo de CEO's de diferentes compañías de sectores diversos.
  • En este encuentro, Simon Sinek detalló las claves de su último libro, El Juego Infinito, una lúcida reflexión sobre cómo muchas organizaciones se equivocan al querer ganar en un juego en el que lo importante es perdurar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Estar frente a frente con Simon Sinek, uno de los mayores expertos en liderazgo y un comunicador excepcional, me produjo un efecto inmediato: la claridad de sus ideas, el sólido fundamento de sus argumentos y su arrebatadora convicción al transmitirlas provoca un enriquecedor estímulo inspirador.

Rápidamente se comprende que algunas de sus intervenciones se hayan convertido en una referencia, como su demoledora reflexión sobre la generación millenial su famosa charla TED How great leaders inspire action, donde explica su teoría del círculo dorado, en la que afirmaba cómo ante las preguntas que una organización debe hacerse, "qué", "cómo" y "por qué", solo las más exitosas compañías eran capaces de responder con claridad a la última y más importante: "¿Por qué hacen lo que hacen?", más allá por supuesto de ganar dinero, una reflexión que encaja perfectamente con la iniciativa Better Capitalism de Business Insider.

Sinek tiene absolutamente claro que existe una gran diferencia entre los líderes, que solo ostentan poder, y los que de verdad lideran, que son los que inspiran a la gente

En el encuentro exclusivo con un reducido grupo de CEO's organizado por ManpowerGroup en Madrid el pasado 6 de noviembre, al que tuve la oportunidad de asistir como CEO de Axel Springer España, editora de Business Insider, Simon Sinek habló de una anécdota que explica perfectamente sus teorías, cuando hace unos años dio una charla en un summit de educación organizado por Microsoft, y meses después lo hizo en otro organizado por Apple: "En el evento de Microsoft, una gran mayoría de los speakers dedicaron parte de sus presentaciones a hablar de cómo iban a derrotar a Apple. En el evento de Apple, el 100% de los presentadores dedicaron el 100% de sus charlas a hablar de cómo Apple estaba intentando ayudar a los profesores a enseñar y a los estudiantes a aprender. Un grupo estaba obsesionado con derrotar a sus competidores. El otro con perseguir una causa".

No hace falta decir quién tuvo más éxitos en los años posteriores, aunque Microsoft haya cambiado esa mentalidad significativamente en los últimos tiempos, como reconoció Sinek en este encuentro, encontrando su propio camino bajo el liderazgo de Satya Nadella.

'El juego infinito'

En su último libro, El juego infinito, Sinek explica cómo muchas organizaciones se equivocan al afrontar "juegos infinitos" como pueden ser los negocios, la política o la propia vida, como si fueran "juegos finitos", en los que hay reglas determinadas que no cambian y siempre hay un ganador y un perdedor. Según Sinek, la gran equivocación de muchos líderes es afrontar este "juego infinito" con una "mentalidad finita", pensando que lo importante es ganar cuando lo verdaderamente crucial es perdurar.

Te interesa: Aquí puedes comprar El Juego Infinito de Simon Sinek

Sinek explicó cómo siguió su anécdota con Apple y Microsoft. Poco tiempo después, Microsoft lanzaba Zune para tratar de derrotar al iPod Touch de Apple. Sinek recibió uno de los dispositivos de Microsoft y en un encuentro con un ejecutivo de Apple, al que le mostró Zune, le comentó abiertamente: "Tengo que decirte que he visto el nuevo Zune de Microsoft y es mucho mejor que vuestro iPod Touch". La respuesta del ejecutivo de Apple fue contundente: "No tengo ninguna duda".

Un año después del lanzamiento de Zune, Apple lanzó su primer iPhone, que redefinió completamente el concepto de smartphone y dejó obsoletos en poco tiempo tanto al iPod Touch como al Zune. Como explica Sinek en su libro y contó en este encuentro: "Apple no estaba intentando mejorar a Microsoft, sino superarse a sí misma, asumiendo que a veces otra compañía tiene un producto mejor. Por eso estaba mirando a lo que vendría después del iPod, no mirando fuera de la caja, sino más allá de ella, gracias a su "mentalidad infinita".

Simon Sinek, escritor y conocido orador de TED Talks.
Simon Sinek, escritor y conocido orador de TED Talks. Nathanael Callon/Fuerzas aéreas de los EE.UU

Esta historia, según Sinek, no significa que la competencia sea irrelevante. Al contrario, él habla de su concepto de "rival valioso". Sinek confesó que hay otro speaker que trata temas similares a los suyos, con el que estaba obsesionado y al que durante mucho tiempo quiso superar y derrotar, hasta que un día se encontraron en el mismo evento y compartiendo escenario, y Simon Sinek se dirigió a él delante de toda la audiencia: "Me haces sentir increíblemente inseguro, porque tus fortalezas son mis debilidades, haces muy bien cosas que a mí me cuesta mucho hacer". La audiencia arrancó a reír. La respuesta de su rival dejó a todos boquiabiertos: "La inseguridad es mutua".

En ese momento, cuenta Sinek, es cuando comprendió que su inseguridad no tenía que ver con su rival, sino con él mismo. Su "mentalidad finita" le hizo pensar que su objetivo era derrotar a su rival, en vez de asumir que el fin era superarse a sí mismo. Y no habría descubierto sus debilidades de no ser por él. Por eso hay que seleccionar muy bien a esos "rivales valiosos", como ocurre en el tenis con Nadal y Federer o en el fútbol con Ronaldo y Messi, "que nos ayuden a descubrir lo que somos y cómo podemos mejorar".

Un entorno de confianza

Sinek también habló de la importancia de crear organizaciones con un gran entorno de confianza y cuidarla con absoluta devoción: "Si traicionas la confianza de tu gente, puedes tardar años en recuperarla", nos advirtió a los CEO's que allí estábamos.

En este sentido, Sinek nos explicó como dentro de las organizaciones las personas con un alto nivel de rendimiento están muy bien valoradas, cuando en realidad las más importantes son aquellas en las que más se puede confiar, aunque su nivel de rendimiento no sea tan alto: "Las personas de alto nivel de rendimiento pero muy poco fiables son tóxicas en las organizaciones", concluye, "son narcisistas, culpan a otros y siempre se anteponen ellos a los demás". Según Sinek, "las personas con un menor nivel de rendimiento pero mayor fiabilidad y lealtad puede que no hagan crecer a las empresas tan rápido, pero lo harán de una forma mucho más sólida". 

Por último, Sinek nos habló de la importancia de tener una "causa justa", que nos permita tener una razón para ir al trabajo más fuerte que la de ganar dinero, que nos invite a amar nuestro trabajo. Una causa justa es "una visión específica de futuro que aún no existe". Por ello considera que en todas las organizaciones debería existir un CVO o Chief Vision Officer, que tiene que ser el guardián y comunicador de esa visión.

Finalmente, ante mi pregunta de si es posible provocar esos cambios dentro de una gran multinacional desde una oficina local, su respuesta fue contundente: "Desde luego, solo hace falta paciencia y perseverancia".

Y además