Pasar al contenido principal

Así es cómo Noruega ha conseguido ser el referente mundial en ventas de vehículos eléctricos

Coche eléctrico
Reuters
  • La venta de coches eléctricos en Noruega se ha disparado en los últimos cinco años.
  • En 2013 apenas suponía un 5,5% del total: hoy en Noruega el 31,2% de los vehículos nuevos son coches libres de emisiones.
  • El objetivo es que en 2025 todos los coches nuevos sean limpios.

Noruega lleva años a la cabeza de la movilidad sostenible y eficiente y los últimos datos son particularmente impresionantes: los coches eléctricos en Noruega ya representan el 31,2% del total de vehículos nuevos matriculados en 2018. Es decir, un tercio del total de los vehículos comercializados en el país escandinavo.

¿Cómo ha conseguido Noruega estos datos tan impresionantes? Pues con una combinación entre incentivos fiscales, infraestructura y ayudas en el día a día para facilitar la vida a los usuarios del coche eléctrico y complicársela a los usuarios de los coches más contaminantes. 

Sin duda, viendo estas cifras, parece claro que el resto de países deberían tomar nota de los noruegos en la implantación del coche eléctrico y cero contaminante.

Noruega lleva muchos años aplicando ventajas fiscales muy interesantes para la compra de vehículos poco contaminantes y los resultados están ahí: es el país con más coches eléctricos per capita y eso teniendo en cuenta que es el mayor productor de petróleo de Europa Occidental. 

Carga de un coche eléctrico en la calle
Reuters

En 2018, las ventas de coches eléctricos crecieron un 40% hasta las 46.092 unidades mientras que el mercado se contrajo un 6,8% con unas ventas totales de 147.929 unidades, con un claro retroceso de los modelos diésel (28%).

El objetivo de conseguir que todos los coches que se vendan en Noruega sean eléctricos en 2025 es poco probable, según el Instituto Económico del Transporte (ITE): “no creo que sea posible, principalmente porque mucha gente no tiene parking privado y no pueden instalar un punto de carga en su casa.” Afirma Lasse Fridstroem.

Sin duda, la infraestructura de carga es clave para conseguir popularizar el coche eléctrico y en Noruega es algo más que habitual.

El Gobierno Noruego incentiva la compra del punto de carga doméstico así como la implementación de puntos de recarga públicos. Pero hay gente, que bien por sus necesidades o por su situación geográfica tiene en los coches eléctricos una limitación todavía demasiado importante: “Quizás seamos capaces de llegar a un 75% de coches eléctricos en los próximos años.” Comenta el portavoz del ITE a nuestros compañeros de Reuters.

¿Cuáles son los principales incentivos a la compra del coche eléctrico en Noruega?

Sin duda, el coche eléctrico está despegando porque las condiciones de compra son muy ventajosas. Para empezar, está exento de IVA, por lo que de primeras su precio es equivalente al de un modelo de gasolina (o incluso inferior). Además, la principal ventaja es que la carga eléctrica es gratuita, pagada por el Gobierno: la producción de energía renovable está tan avanzada que el coste por kilovatio es tan bajo que de cara al consumidor resulta completamente gratuito. 

noruega ventas coche eléctrico

Solamente estos dos motivos ya son suficientes como para decantarse por un coche eléctrico en Noruega, pero hay más: además, pueden circular por el carril bus de las grandes ciudades, mientras que se ahorran los peajes en algunas autopistas o en la entrada a Oslo.

Si empiezas a sumar, solamente a nivel económico, parece que las cuentas salen fácilmente. El único pero del coche eléctrico es su autonomía, pero ahí, Noruega también está muy avanzada: cuenta con una amplísima red de carga, suministrada por energía renovable y subvencionada por el Gobierno. 

Está claro que son muchos los motivos por los que Noruega es líder en cuanto a coches eléctricos: el primero de ello es que el Gobierno de Noruega tiene mucho dinero en sus arcas públicas para poder ofrecer este tipo de servicios a sus ciudadanos, algo que en países como España, Italia o Francia, no sería factible económicamente.

Pero otras medidas, como la rebaja fiscal o las ventajas en cuanto a circulación, sí que deberían ser como para ser tenidas en consideración por el resto de países. En España los motores de combustión serán eliminados en 2040 y para entonces, tendremos que haber aplicado muchas de estas medidas. 
 

Te puede interesar

Lo más popular