Pasar al contenido principal

Una comisión máxima de tres euros mensuales y otros detalles de cómo serán las 'cuentas básicas'

Sacar dinero
GettyImages

Para luchar contra la exclusión financiera, la Unión Europea publicó una directiva en 2014 que obligaba a los bancos a ofrecer a los clientes una cuenta básica. En noviembre del año pasado, esta normativa europea se traspuso a España por medio de un real decreto ley. Ahora, en el proyecto de orden ministerial se detallan los flecos relativos a las condiciones que tienen que cumplir los bancos con las cuentas básicas, sobre todo, se apuntan las comisiones máximas que pueden cobrar por este tipo de servicios. 

La normativa busca que todo el mundo pueda tener acceso a una cuenta bancaria, algo bastante habitual en España que, sin embargo, no lo es tanto en otros países europeos. Así, los datos del Banco Mundial apuntan que en España el porcentaje de personas mayores de 15 años que tiene una cuenta corriente asciende al 93% mientras que en países como Bulgaria el porcentaje es del 72% y en Rumanía algo menos del 56%. 

En el borrador de esta orden se establecen las comisiones máximas que los bancos pueden cobrar por el servicio de las cuentas básicas. Así, la entidad podrá cobrar un máximo de tres euros mensuales por la prestación de los siguientes servicios: 

  • apertura, utilización y cierre de cuenta.
  • depósito de fondos.
  • retiradas de dinero en efectivo en las oficinas de la entidad o en los cajeros automáticos situados en la Unión Europea.
  • operaciones de pago mediante una tarjeta de débito o prepago, incluidos pagos en línea en la Unión Europea.
  • hasta 200 operaciones de pago anuales dentro de la Unión Europea consistentes en adeudos domiciliados, y transferencias, inclusive órdenes permanentes, en las oficinas de la entidad y mediante los servicios en línea de la entidad de crédito cuando esta disponga de ellos

En el caso de superar las 200 operaciones, en el documento se apunta que las comisiones no podrán superar las que se apliquen habitualmente por la entidad a este tipo de operaciones. 

Leer más: Los bancos se rearman con hipotecas más "agresivas" para captar al cliente premium

En el proyecto de orden ministerial también se establece que todas las entidades de crédito que ofrezcan cuentas de pago tendrán ofrecer este servicio de cuenta básica. La denominación concreta de este servicio es "cuenta de pago básica" y estará sujeta a lo establecido en el Real decreto ley de noviembre.

Otro de los apartados que se recoge es que "la negativa a la apertura de una cuenta de pago básica, su cancelación injustificada o cualquier controversia surgida con la entidad en relación con una cuenta de pago básica podrá ser objeto de reclamación por parte del cliente". En este punto, los cauces que señala el documento será los establecidos por la normativa de consumo. 

Te puede interesar