Pasar al contenido principal

Como funciona el "campo de distorsión de la realidad" de Apple, según la expublicista de Steve Jobs

Andy Cunningham es la expublicista de Steve Jobs y autora del libro "¡Llega a Aha!: Descubre el ADN de tu posicionamiento y domina tu competencia". Habla sobre el "campo de distorsión de la realidad" de Steve Jobs y cómo lo usó para mejorar Apple. Lo que sigue es la transcripción del vídeo.

Andy Cunningham: Steve Jobs usaba a menudo la frase "campo de distorsión de la realidad" y otros lo usaban para describir el entorno en el que operaba y, en realidad, se aplica a varias formas diferentes en las que Steve se comportó.

Soy Andy Cunningham y soy presidenta y fundadora de una empresa de consultoría de marketing llamada Cunningham Collective y acabo de escribir un libro titulado "¡Llega a Aha!" sobre posicionamiento.

Ella también era la publicista de Steve Jobs.

Todo se trataba de la creencia que él tenía en que lo imposible era posible. Entonces, cuando trabajabas con Steve Jobs, él hacía que todo lo que parecía imposible fuera posible o hacía que tú lo hicieras posible, lo que es aún más importante y eso es lo que se convirtió en parte del campo de la distorsión de la realidad. Eso era lo más importante: hacer posible lo imposible.

Steve Jobs era un verdadero fanático de la prensa empresarial de primer nivel. Le encantaban Fortune, Forbes, Wall Street Journal, New York Times, Businessweek, Time Magazine y, por supuesto, era fan de los principales programas televisivos, aunque no era muy bueno delante de la cámara. Así que trabajar con él fue un desafío para prepararlo para estas entrevistas, era muy delicado con las fotografías, así que no se podía tomar demasiado tiempo con una foto. Tenía que hacerse rápido y le tenía que gustar el fotógrafo. Y si no le gustaba el fotógrafo, lo echaban de la habitación y teníamos que conseguir otro fotógrafo.

Leer más: Dos hermanos de Italia registran 'Steve Jobs' como marca, Apple reclama, Apple pierde

Recuerdo una vez, en particular, que estábamos en una habitación de hotel en Nueva York en el Hotel Carlyle. Después de haber pasado la mitad de la noche reorganizando los muebles y trayendo un piano y trayendo todo tipo de flores especiales y comida especial, tuvimos, creo que fue Fortune Magazine, estaba haciendo una sesión de fotos con él y quería escuchar a Michael Jackson mientras tanto. Así que teníamos un viejo reproductor de casetes porque esto era los 80 después de todo, y solo posaba con una canción, "Billie Jean".

Así que cada vez que se suponía que debía posar para la cámara, quería escuchar la canción de "Billie Jean", así que tenía que presionar el botón y oiríamos "Billie Jean" y el posaba y actuaba para el fotógrafo. En cuanto se acababa la canción, se ponía a gruñir y hacer muecas y dejaba de hacer lo que le pedían. Así que tuve que rebobinar, rebobinar, rebobinar, volver al principio de la canción para que posara de nuevo. Y así es como pasamos aproximadamente una hora y media.

Te puede interesar

Lo más popular