6 gráficos que explican cómo ha sido 2021 para los jóvenes: el paro marca mínimos desde 2007 pero la temporalidad se dispara un 15%

Un grupo de jóvenes pasea por Madrid con mascarilla en plena pandemia de coronavirus
REUTERS/Javier Barbancho

2021 termina con 20,1 millones de personas trabajando en España. Es el mejor dato desde 2008, en pleno boom inmobiliario: se crearon 840.700 nuevos empleos, algo nunca visto en 16 años, y el paro cayó en 615.900 personas, según el Instituto Nacional de Estadística (INE)

Esta es la foto fija de todo el mercado laboral el año pasado. Pero, ¿qué pasa con los jóvenes? La respuesta es agridulce.

2021 fue el mejor año para el empleo joven, con la tasa de paro más baja en 13 años y el número de ocupados rozando los niveles de 2019. Pero la mayoría de los nuevos contratos son temporales y, de hecho, sigue habiendo más jóvenes con empleo temporal que indefinido.

De los 20,1 millones de ocupados con los que cerró 2021, un 13,6% eran menores de 29 años (2,73 millones de personas). Esta es una de las mejores cifras de los últimos años, pero no llega a superar los niveles prepandemia: a finales de 2019, había 2,77 millones de ocupados jóvenes.

En España hay 3,6 millones de jóvenes en edad de trabajar (entre 16 y 29 años). De esa cifra, un 20,2% están parados. Es el mejor dato de desempleo joven desde 2007, cuando el mercado laboral crecía hipertrofiado por el boom económico previo al pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Ahora mismo hay en España 726.100 parados menores de 29 años. Hay que remontarse a 2007 para encontrar un dato mejor de desempleo: 569.500 parados había entonces, bastantes menos. Un año después, en 2008, con la crisis de Lehman Brothers, el paro subió hasta los 798.200 jóvenes.

En el caso de los menores de 25 años, los datos son algo peores. La tasa de paro de jóvenes entre 16 y 24 años está en un 27,1%, frente a un 18,6% de desempleados con entre 25 y 29 años. 

En los peores momentos de la pandemia, la tasa de paro juvenil llegó a alcanzar el 37% (menores de 25) y el 24,7% (entre 25 y 29 años), en el tercer trimestre de 2020.

,,,,,,,

Aún así, a día de hoy los menores de 30 suponían, a cierre de 2021, el 16,5% del paro en España. ¿Por qué? Hay 3 razones que lo explican: baja inserción, desajuste entre los perfiles más buscados y quienes buscan empleo y alta temporalidad.

Todas las ofertas de empleo que Lidl tiene disponibles.

,,,,,,,

Por ejemplo, más de un tercio de los jóvenes de entre 20 y 25 años (el 33,9%) estaban buscando empleo por primera vez a finales de 2021. La falta de experiencia es una de las primeras barreras a las que se enfrentan los jóvenes cuando buscan trabajo.

En segundo lugar, hay un desajuste entre los perfiles que buscan las empresas y la formación de los jóvenes. 

"Hay mucho paro y centenares de miles de puestos de trabajo que no se cubren porque las personas cualificadas están en otras partes y no se quieren desplazar o porque el sistema educativo no se ha reformado al ritmo del mercado de trabajo", explica Octavio Granado, analista de la Fundación Alternativas y ex secretario de Estado de Seguridad Social.

Las Islas Canarias es la comunidad con mayor tasa de paro juvenil. Más de la mitad de los canarios menores de 25 años buscan empleo (el 52,2%). Le siguen Extremadura (46,3%) y Andalucía (19,1%).

Canarias es, también, una de las regiones españolas que más ha sufrido el impacto del COVID-19 en la economía. Su dependencia de un sector tan golpeado como el turismo ha abierto un agujero en el mercado laboral, con parte de la economía y del empleo sin recuperar.

Por último, está la elevadísima temporalidad que sufren los jóvenes en el empleo y que provoca que, por mucho que hoy puedan tener trabajo, su puesto tenga fecha de caducidad y mañana puedan estar en el paro.

El drama de los 'millennials': 11 gráficos que ilustran la temporalidad y el desempleo de los jóvenes en España.

,,,,,,,

A cierre de 2021, había 1,3 millones de jóvenes con contrato temporal frente a 1,1 millones con contrato fijo. España es, de hecho, el segundo país de la Unión Europea con mayor tasa de temporalidad juvenil, por detrás de Montenegro: el 66% de los jóvenes que trabajan tienen contrato temporal.

Y, por lo pronto, no parece que esta situación vaya a cambiar. Aunque el empleo creció en 2021 a una velocidad no vista antes, la mayoría de la creación de empleo en jóvenes fue temporal.

"El primer problema que tiene el trabajador joven es que no tiene una carrera profesional. Nadie apuesta por los jóvenes. Las empresas los ven como mano de obra de usar y tirar", lamenta Gonzalo Bernardos, profesor titular de Economía de la Universidad de Barcelona.

El número de empleados temporales menores de 29 años se disparó un 15% en 2021, mientras que el de fijos sólo subió un 2,4%.

,,,,,,,

Lo peor de ser temporal no sólo es la inestabilidad intrínseca al tipo de contrato; también hay un reflejo en los sueldos. "Un empleado fijo cobra un 40% más que uno temporal", añade Bernardos. Es como si existiera una doble escala salarial: una para indefinidos,y otra para el resto. 

Esto provoca que los jóvenes cobren de media casi la mitad que los mayores de 45 años. Los menores de 25 cobran 1.207 euros al mes, más de 1.000 euros de diferencia respecto a los 2.280 que ganan los mayores de 45.

Otros artículos interesantes:

El mejor dato de empleo en 16 años: España crea 840.700 puestos de trabajo y el paro cae en 615.900 personas

El drama de los 'millennials': 11 gráficos que ilustran la temporalidad y el desempleo de los jóvenes en España

Todas las ofertas de empleo que Lidl tiene disponibles en 2022 (algunas caducan ya)

Te recomendamos