Pasar al contenido principal

Cómo reciclar la basura correctamente: así se separan los residuos

Basura plástico
Pixabay

Cada día puedes hacer algo por el mundo: tu labor por el medio ambiente puede empezar a primera hora cuando tiras el envase del zumo del desayuno a una basura y la cáscara del huevo a otra. No obstante, son muchos los que no saben cómo reciclar la basura correctamente, ni tienen demasiado interés en ello.

“Para qué voy a reciclar, si luego todo va al mismo sitio“, es un tópico al que muchos recurren para excusar por qué no empiezan a separar la basura en casa. Sin embargo, esta afirmación no es más que uno de los motivos por los cuales los residuos acaban mezclados bajo tierra, tardando miles de años en descomponerse y dañando gravemente al medio ambiente.

Por ejemplo, cada hoja de papel que inofensivamente tiras a la basura de residuos orgánicos tardará entre 8 meses y 1 año en biodegradarse. En cambio, si lo tiras a la basura de papel y cartón podrán darle una nueva vida en una planta de reciclaje.

Eso sí, aquí va por uno de los ejemplos menos extremos: puede que solo tardes 10 minutos en beberte una lata de Coca-Cola, pero tirarla a la basura orgánica supone que tardará entre 10 y 100 años en descomponerse bajo tierra, dependiendo del grosor, composición y tamaño.

Y ya ni hablar de la botella de plástico que has decidido que será de un solo uso: tardará mínimo 450 años en desaparecer. Y lo que es más: hay algunos artículos de plástico que tardan tanto como el vidrio en descomponerse: miles de años.

¿Te han entrado ganas de aportar tu granito de arena para cuidar al medio ambiente? Descubre cómo separar la basura correctamente y empezar a reciclar.

Basura orgánica

Mandarina
Pexels

Todo lo que tiras a la basura orgánica se recicla y convierte en compost o energía. Es muy importante que no mezcles estos residuos de los demás porque esto impide obtener abono de calidad, echando a perder el esfuerzo de los demás. Eso sí, cuantos menos residuos generes mejor: lo primero que debes hacer es evitar el despilfarro de comida.

  • Desperdicios de fruta y verdura
  • Residuos de carne y pescado
  • Cáscaras de huevo, marisco y frutos secos
  • Otros residuos de comida
  • Posos de café e infusiones
  • Papel de cocina y servilletas usadas
  • Tapones de corcho, cerillas y serrín
  • Pequeños restos de jardinería

No todas las comunidades tienen un contenedor para los residuos orgánicos y otro para los no orgánicos. Infórmate sobre tu zona de residencia y, en caso contrario, deberás desecharlos al contenedor común con los residuos que detallamos a continuación.

Residuos no orgánicos

Colillas
Pixabay

Aquí va la basura que no parece encajar en el resto de contenedores:

  • Pañales, compresas, toallitas húmedas y demás residuos textiles sanitarios
  • Tiritas, esparadrapo, gasas, vendas algodón y demás residuos de pequeñas curas
  • Plásticos que no sean envoltorios ni envases, como muñecos o maquinillas de afeitar
  • Colillas
  • Arena de gato o similares
  • Excrementos de mascotas
  • Cerámica y porcelana
  • Goma
  • Residuos de limpieza doméstica – polvo, la bolsa de la aspiradora…
  • Papel y cartón manchados de sustancias que no sean de uso alimentario, como podría ser la pintura
  • Vasos, copas u otros objetos de cristal y espejos
  • Bombillas convencionales

Envases

Envases
Pexels

El famoso contenedor amarillo: aquí van la mayoría de los envases de plástico y metal. Eso sí, también hay que ser consciente de la cantidad de plástico que usas de manera innecesaria: ¿realmente te cuesta tanto llevarte un carrito para hacer la compra en vez de comprar y tirar 8 bolsas de plástico cada semana?

Si te interesa ir un paso más allá puedes empezar a comprar productos a granel, incluso puedes comprar el gel y el champú sin malgastar envases en este tipo de tiendas.

  • Bolsas de plástico
  • Botellas de plástico de bebidas
  • Encases de productos lácteos y sus tapas
  • Hueveras de plástico
  • Vasos y platos desechables
  • Tapas y tapones
  • Mallas de frutas y verduras
  • Film Transparente
  • Botes de productos de aseo y limpieza vacíos (el del gel del baño, por ejemplo)
  • El plástico de los envases tipo blíster
  • Latas de bebidas y conservas
  • Platos y bandejas de alumnio para comida
  • Chapas y tapas
  • Aerosoles vacíos, como por ejemplo el desodorante
  • Papel de alumnio para la cocina
  • Bricks de leche, zumos, caldos…
  • Bandejas y embalajes de corcho blanco o poliespán
  • Cajas de madera de pequeño tamaño (por ejemplo de unas fresas o puros)
     

Vidrio

Vidrio
Pixabay

El vidrio no solo tarda miles de años en descomponerse siendo muy perjudicial para el medio ambiente, sino que además si lo tiras al contenedor correcto se reciclará al 100% infinitas veces sin perder sus propiedades. Pero ojo, aquí va el vidrio, no el cristal.

  • Botellas de vidrio
  • Tarros de conservas, mermeladas o salsas
  • Frascos de artículos de cosmética y perfumería.
     

Papel y cartón

Periódicos
Pixabay

¿Alguna vez te has preguntado cómo reciclar las revistas? Aquí tienes la respuesta, junto al resto de productos que deberías colocar en el contenedor azul.

  • Hojas de papel, sobres y cuadernos
  • Revistas y periódicos viejos
  • Propaganda
  • Hueveras de cartón
  • Cajas y envases de cartón
  • Tubos de cartón
  • Papel de envolver.

Otros residuos

Pilas
Pexels

Hay algunos residuos especiales que no puedes tirar al contenedor, tienen que ir a puntos limpios.

Por ejemplo, si quieres reciclar la ropa y calzado y no tienes nadie a quien dársela, ni un arreglo que puedas hacer, puedes llevarlos al punto limpio establecido para tal fin o entregarlos a alguna organización caritativa.

Con los muebles y enseres y los aparatos electrónicos o electrodomésticos ocurre lo mismo: pueden ir al punto limpio fijo. No los dejes tirados en la calle.

Los neumáticos debes llevarlos a los talleres y los extintores a una tienda especializada. Incluso puedes reciclar las gafas llevándolas a una óptica si están en condiciones.

A continuación te dejamos una lista de residuos peligrosos que siempre deberán ir al punto limpio y jamás a la basura:

  • Medicamentos
  • Radiografías
  • Termómetros
  • Aerosoles
  • Pilas alcalinas, salinas y baterías de móvil
  • Baterías de automóvil
  • Cartuchos de tinta y tóner
  • Envases contaminados
  • Pinturas y disolventes
  • Fluorescentes y bombillas de bajo consumo
  • Aceite mineral o sintético de motor

Te puede interesar