Pasar al contenido principal

Cómo una serie de recientes descubrimientos ha transformado nuestra concepción del origen de la humanidad

Una serie de recientes descubrimientos han cambiado nuestra concepción de la Historia [RE]
Michael Caronna/Reuters

Los últimos descubrimientos han revelado que buena parte de la concepción tradicional de los orígenes del ser humano es errónea.

Hasta hace pocos años, la mayoría de los antropólogos y arqueólogos creían que los primeros miembros de nuestra especie, el Homo Sapiens, evolucionaron en el este de África hace aproximadamente 200.000 años.

Con el paso del tiempo, la mayoría de la humanidad permaneció en África durante los siguientes 140.000 años para luego aventurarse en un movimiento importante llamado la "emigración desde África", aproximadamente hace 60.000 años.

Es esta versión de la Historia, aquellos primeros ancestros tomaron los territorios que estaban ocupados por especies menos avanzadas, como los Neandertales. Luego, los humanos alcanzaron Norteamérica hace unos 25.000 años.

Pero esta es una concepción de la Historia que ha cambiado debido a una serie de descubrimientos durante los últimos años.

Hay menos certezas ahora sobre hace cuántos años los humanos evolucionaron, cuándo las personas se esparcieron por el mundo y cómo hemos coexistido con otras especies de homínidos. Los nuevos descubrimientos sugieren muchos eventos ocurridos mucho antes en la Historia de los que los investigadores pensaban previamente. El proceso de nuestra evolución ─y nuestras relaciones con otras especies de homínidos─ se ha vuelto más complicado a raíz de esos descubrimientos.

Aquí puedes consultar algunos de los recientes descubrimientos que han empezado a cuestionar lo que pensábamos y sabíamos acerca del origen del ser humano:

El primer <em>Homo Sapiens</em> podría haber aparecido más de 100.000 años antes de lo que se pensaba

El primer 'Homo Sapiens' podría haber aparecido 100.000 años antes de lo que se pensaba [RE]
Shannon McPherron, MPI EVA Leipzig

En 2017, dos estudios publicados por Nature describían un hallazgo impresionante: el descubrimiento de restos de Homo Sapiens que tenían más de 300.000 años.

Los huesos fueron desenterrados en Marruecos y probaban que los humanos habían estado allí hace más de 200.000 años. El descubrimiento, además, suponía un evidencia de que nuestros primeros ancestros podrían no haber estado sólo localizados en un área, ya que estos restos mostraban que incluso los primeros miembros de nuestra especie habitaban el norte de África, lejos de los puntos considerados como el lugar de nacimiento de la humanidad.

"No hay un Jardín del Edén en África o, si lo hay, es África entera", explicaba el antropólogo Jean-Jacques Hublin, quien lideró a la expedición que desenterró los huesos.

Esos descubrimientos llevaron a una nueva idea: quizás el <em>Homo Sapiens</em> evolucionó por todo África en grupos interconectados

Esos descubrimientos llevaron a una nueva idea: quizás el <em>Homo Sapiens</em> evolucionó por todo África en grupos interconectados [RE]
Thomson Reuters

Como un grupo de investigadores ha descrito recientemente en un estudio, los grupos de Homo Sapiens podrían haber evolucionado al mismo tiempo por todo África, en lugar de en una localización única.

No todos esos grupos habrían sido idénticos al principio, pero podrían haber estado lo suficientemente cerca como para haber sido considerados todos ellos Homo Sapiens, incluso aunque algunos de ellos no fuesen exactamente lo mismo que la versión moderna de la humanidad.

En lugar de un primer albor de la humanidad en un lugar al este o sur de África (dependiendo de qué versión de la concepción tradicional consideremos) y después propagándose desde allí, grupos distantes y relacionados de humanos por todo el continente habrían ido siendo más similares a lo largo del tiempo.

Esta idea es conocida como la teoría del "multiregionalismo de África"

Esta idea es conocida como la teoría del "multiregionalismo de África" [RE]
Shannon McPherron, Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology

Según esta lógica, grupos distantes relacionado podrían haber evolucionado a partir de un homínido ancestral  en común. En diferentes lugares, podrían haberse entrecruzado y haber adquirido rasgos de otros homínidos ancestrales, tal y como sabemos que hizo el Homo Sapiens posteriormente.

Ed Yong en The Atlantic escribía que la mejor manera de comprender esta teoría no es pensar en la evolución como un árbol en el que los humanos modernos nos hemos convertido en un grupo separado.

"Es un río trenzado: un grupo de corrientes que son todas parte del mismo sistema, pero que han entrado y salido unas de otras", escribía Yong. "Estas corrientes al final llegan a un mismo gran canal, pero lleva tiempo: cientos de miles de años. Para muchos en nuestra Historia, cualquier grupo de Homo Sapiens tenía parte de la constelación de características con las que nos definimos a nosotros mismos".

También hemos descubierto nuevos homínidos con los que nuestros antecesores vivieron

También hemos descubierto homínidos con los que nuestros ancestros pudieron coexistir [RE]
Siphiwe Sibeko/Reuters

En 2013, dos espeleólogos en Sudáfrica encontraron algo extraño en una cueva. Se lo comentaron al explorador de National Geographic Lee Berger, quien puso un anuncio para buscar científicos que pudieran excavar, adentrarse en cuevas, escalar y pasar por espacios reducidos. Terminó contratando a un grupo de seis mujeres científicas ─bautizadas como las "astronautas del subsuelo"─, quienes se adentraron en la cueva.

Dentro, encontraron miles de huesos de un homínido que no habían visto nunca. Los investigadores lo describieron en un artículo de 2015 como Homo Naledi.

Este pequeño homínido podría haber vivido al mismo tiempo que los primeros Homo Sapiens. El descubrimiento también sugería que podría haber habido muchas otras especies de homínidos con las que coexistimos antes de convertirnos en el miembro dominante restante del Homo Genus.

Algunas pinturas rupestres atribuidas al Homo Sapiens, en realidad las hicieron Neandertales

Algunas pinturas rupestres atribuidas al Homo Sapiens, en realidad las hicieron Neandertales [RE]
Thomson Reuters

Podemos no haber sido tan diferentes de otros homínidos como los científicos solían pensar.

Incluso si el Homo Sapiens evolucionó antes de lo que pensábamos, los Neandertales ya estaban presentes en el registro fósil al menos 400.000 años atrás. Muchos investigadores asumían que esos Homo Neanderthalis eran mucho más primitivos que sus parientes que evolucionaron después. Pero los nuevos descubrimientos desafían esa línea de pensamiento.

Mucho antes de lo que los investigadores se refieren como humanos "modernos" llegasen a Europa, nuestros primos Neandertales estaban creando objetos culturales y pinturas en cuevas de España, según varios estudios recientes.

La nueva investigación precisaba cuándo algunas de las primeras obras de arte europeas que conocemos fueron creadas, y concluía que las pinturas rupestres aparecieron antes de que el Homo Sapiens llegase. Esto indica que los Neandertales y los primeros humanos podrían haber sido muy similares cognitivamente y culturalmente.

También hay más evidencias genéticas que muestran que los primeros humanos se entrecruzaron con otras especies como el Denisovans o el Neandertal

También hay más evidencias genéticas que muestran que los primeros humanos se entrecruzaron con otras especies como el Denisovans o el Neandertal [RE]
Thomson Reuters

Hemos sabido desde hace mucho que los humanos se mezclaron con los Neandertales, ya que algunos de los actuales no africanos tienen algo de ADN de Neandertal.

Pero no es la única especie con la que nos hemos mezclado. Un estudio genético de 2018 descubrió que más de una vez los humanos se mezclaron con los Denisovans, otros homínidos que existían cuando los primeros Homo Sapiens empezaron a salir de África.

Hasta un 5% del ADN de los residentes actuales en Papúa Nueva Guinea muestran restos del cruzamiento con los Denisovans. Pequeñas marcas genéticas de esas relaciones ancestrales se han encontrado también en Asia, pero seguimos sin saber mucho sobre los Denisovans y nuestras relaciones con ellos.

Los primeros humanos dejaron África mucho antes de lo que pensábamos

Los primeros humanos dejaron África mucho antes de lo que pensábamos [RE]
Bae et al. 2017. On the origin of modern humans: Asian perspectives. Science. Image by: Katerina Douka and Michelle O'Reilly

Los primeros Homo Sapiens podrían haber dejado África y empezado a emigrar hacia Asia más de 120.000 años atrás, mucho antes de lo que los científicos pensaban previamente, según una reciente investigación publicada en Science.

"Los primeros emigrantes fuera de África 60.000 años antes eran pequeños grupos de recolectores y, al menos algunos de esos primeros emigrantes dejaron algunas trazas genéticas en las poblaciones humanas modernas", explica Michael Petraglia, un arqueólogo del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia de la humanidad y autor del estudio. "Una migración de África mayor ocurrió después, hace unos 60.000 años o después".

Algunos investigadores incluso creen que los humanos llegaron a Norteamérica antes de lo que se pensaba

Algunos investigadores incluso creen que los humanos llegaron a Norteamérica antes de lo que se pensaba [RE]
Thomson Reuters

Muchas evidencias indican que los humanos llegaron a Norteamérica hace 25.000 años. Pero dada la repercusión que otros recientes descubrimientos han tenido, parece posible que algunos grupos pudieran haber llegado antes.

Al menos un equipo de investigadores cree que los humanos podrían haber llegado a América 10.000 años antes de lo que se pensaba tradicionalmente. La idea se basa en el descubrimiento de huesos de mastodón en un lugar cercano al actual San Diego (California). Los huesos encontrados fueron rotos tras la muerte del animal y fragmentos de lo parecen ser herramientas antiguas también aparecieron en el lugar.

Esto indica que los homínidos podrían haber cruzado a Norteamérica antes. En cualquier caso, los hallazgos están lejos de ser tomados por ciertos. Y como otros homínidos primitivos parecen haberse expandido y ser más inteligentes de lo que pensábamos, es posible que los restos no fuesen de Homo Sapiens, sino de algún otro antecesor.

Aún hay mucho que desconocemos del origen de la humanidad

Aún hay mucho que desconocemos del origen de la humanidad [RE]
Brian Villmoare

Como todos estos descubrimientos muestran, hay mucho sobre el origen de la humanidad que aún no entendemos completamente. Un estudio reciente se cuestionaba las narrativas tradicionales sobre la historia de nuestros ancestros y las criaturas con las que coexistimos. La realidad parece ser más complicada y menos sencilla de lo que pensábamos.

Seguimos encontrando restos de la Historia enterrados en cuevas o incluso en vastos análisis de nuestro código genético que no eran posibles hasta hace poco.

Tenemos mucho que aprender.

Te puede interesar