Microsoft establece un nuevo récord al comprar Activision: se convierte en el acuerdo tecnológico más grande de la historia

Satya Nadella, CEO de Microsoft

Reuters

  • La compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft por unos 60 mil millones se ha convertido en el acuerdo tecnológico más grande de la historia.
  • La que ostentaba este récord era DELL cuando se hizo con EMC en 2016 por 59 mil millones.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft por unos 60 mil millones ha sido una de las bombas más potentes del año en la industria de los videojuegos y no se queda solo en eso, ya que ha roto un récord que llevaba vigente en desde 2016.

La adquisición de la compañía americana se ha convertido en el  acuerdo tecnológico más grande de la historia superando los 59 mil millones que pagó Dell por hacerse con EMC hace ya 6 años. 

Eso sí, Microsoft todavía tiene que obtener la aprobación de los accionistas de Activision y todavía más importante, de los reguladores que tienen que dar el visto bueno del acuerdo, algo que llevará entre 12 y 18 meses

Otro dato relevante y del que se hace eco CNBC es que para Microsoft, el precio de compra es más del doble de lo que ha pagado la compañía en sus 47 años de vida que fue LinkedIn en 2016 por unos 22 mil millones de euros. 

Todo esto empezó cuando Satya Nadella sustituyó a Steve Ballmer al frente de Microsoft en 2014, ya que tiene el capital para gastar y una base de inversionistas que lo instan a ser agresivo. 

Lo más curioso es que para Microsoft esta compra es relativamente pequeña. 

En el momento de comprar LinkedIn, la firma americana tenía un valor de 352 millones de euros, por lo que representaba cerca del 6,5% de su capitalización de mercado. Cuando intentó comprar Yahoo rondaba los 229 millones, es decir, que habría renunciado a casi el 20% de la empresa. 

Actualmente, Microsoft tiene una valoración de más de 2 billones de dólares y paga solo el 3% de su capitalización de mercado por Activision

Además, en lugar de utilizar el aumento del valor de sus acciones, Microsoft está pagando a los inversores de Activison en efectivo. A 30 de septiembre, la compañía americana tenía 114 mil millones en efectivo. 

Bobby Kotick, CEO de Activision, dejará la compañía cuando se cierre la adquisición por parte de Microsoft, según los informes

Todo esto se debe a la integración de adquisiciones anteriores como LinkedIn o GitHub, pero también es un reflejo claro en torno a la idea de Microsoft de tratar de expandir su precia más allá de Xbox y Xbox Game Pass. 

"La oferta en efectivo para adquirir Activision Blizzard por unos 60 mil millones de euros representa la adquisición más grande en la historia de Microsoft, pero también aporta un valor estratégico atractivo, particularmente dentro del sector de tecnología de consumo donde Microsoft tiene una cartera de productos más pequeña", apuntan los analistas de Piper Sandler a CNBC

"Los juegos y la publicidad representan dos segmentos que combinados representan una oportunidad de ganancia de acciones incremental de 1.000 millones para Microsoft a largo plazo", aseguran.

Para la compra, Microsoft se está aprovechando de un entorno regulatorio que está presionando mucho a las grandes Big Tech como Apple, Facebook o Amazon y que ha dejado tranquila a la firma americana. 

"Desde una perspectiva regulatoria, Microsoft no está bajo el mismo nivel de escrutinio que otros incondicionales tecnológicos", asegura Dan Ives, analista de Wedbush Securities, en un informe. 

"En última instancia, Nadella vio una ventana para hacer una gran apuesta por el consumidor, mientras que otros están atrapados en el centro de atención regulatorio y no podrían perseguir un activo como este", apostilla. 

Otros artículos interesantes:

Combustible para aviones sostenible a base de alcohol: la apuesta millonaria de Microsoft para combatir el cambio climático

Cuánto dinero habrías ganado si hubieras invertido 1.000 euros hace un año en Google, Amazon, Netflix, Apple, Microsoft o Netflix

Varios mensajes filtrados de empleados de Microsoft muestran que los escándalos en Activision Blizzard van a ser un gran desafío para la compañía

Te recomendamos