El consumo energético del Bitcoin se dispara un 80% respecto a 2020, un dato más alto que el que utiliza la red de Argentina en todo el año

BI
  • Bitcoin usa actualmente un 80% de energía más que a principios de 2020. 
  • La moneda digital utiliza 128 teravatios/hora al año, según estima Cambridge. 
  • La criptomoneda es responsable del 0,59% del consumo de energía de todo el mundo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El consumo de energía del Bitcoin ha aumentado un 80% desde principios de 2020 movido por un crecimiento meteórico de la moneda digital. 

De acuerdo al Centro de Finanzas Alternativas de Cambridge, el consumo de electricidad estimado de la criptomoneda a principios de 2020 era de 71,07 teravatios/hora. Ahora, esta cifra se ha incrementado hasta los 128 teravatios/hora.

Para que te hagas una idea más clara de lo que supone: en 2019, la red eléctrica principal de Australia usó un total de 192 teravatios/h. Más ejemplos: Argentina usa solo 125 teravatios/hora al año para suministrar de energía a todo el país. 

Actualmente, Bitcoin representa el 0,59% del consumo total de energía de todo el mundo y ocuparía el puesto número 29 como mayor consumidor de energía del planeta si se clasificasen los países en términos de consumo total de energía. 

Este exceso de energía de la criptomoneda, así como el impacto del cambio climático ha sido objeto de escrutinio últimamente. Los expertos han advertido repetidamente sobre la "asombrosa" cantidad de energía necesaria para utilizar Bitcoin. 

Incluso Bill Gates ha criticado a Bitcoin por su impacto medioambiental. 

"Bitcoin usa más electricidad por transacción que cualquier otro método conocido por la humanidad", dijo Gates en una entrevista de Clubhouse con Andrew Rossel, reportero del New York Times y copresentador de la CNBC. "No es bueno para el medio ambiente".

Bill Gates aconseja no invertir en Bitcoin: así relaciona el fundador de Microsoft las criptomonedas con el daño al medio ambiente

Por otro lado, algunos expertos señalan que esto no sería un problema si Bitcoin usase energía que provenga de fuentes verdes y los últimos movimientos apuntan a una transición hacia ese campo. 

En septiembre del año pasado, el Tercer estudio comparativo global de criptoactivos, también de la Universidad de Cambridge, mostró que el 39% de la energía consumida por las criptomonedas proviene de fuentes de energía renovables

Un aumento significativo si se tiene en cuenta el Segundo estudio comparativo global de criptoactivos, en donde reflejaban que tan solo el 28% provenía de esa energía verde. 

De todas formas, muchos expertos sostienen que las criptomonedas tienen un largo camino por recorrer si quieren cambiar la opinión de los que critican su impacto climático. 

Otros artículos interesantes:

El auge de la inversión verde multiplica las dudas sobre el bitcoin por su elevado consumo de electricidad: "Puede acabar valiendo 10 dólares o 10 millones"

El incipiente mercado del arte digital: un coleccionista gana 5,5 millones por un vídeo de 10 segundos que compró inicialmente por 55.800 euros

Por qué la liquidez puede ser el gran riesgo que provoque que el precio del bitcoin se desinfle en los mercados

Te recomendamos