Estos son los criterios de la Seguridad Social para conceder la incapacidad laboral

Accidente laboral

Getty Images

  • La Seguridad Social sigue unos criterios comunes para determinar el grado de invalidez de los pacientes.
  • El tribunal médico realizará un examen en tres partes: entrevista personal, exploración física y estudio de los documentos médicos aportados. 
  • Si el afectado presenta un grado del 33% o más, podrá solicitar cambios en la modalidad de empleo con reducción de jornada.

Después de un accidente laboral grave se abre una situación de incertidumbre: gestionar la baja laboral y conceder la pensión retributiva. Esto tiene un perjuicio en los afectados ya que sufren una pérdida económica importante.

La gestión de la incapacidad permanente corresponde al Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) en el caso de España. Este organismo determinará el grado de discapacidad del empleado. Según Noticias Trabajo, si presenta un grado del 33% o más, puede solicitar cambios en la modalidad de empleo con reducción parcial, total, absoluta o gran invalidez.

Hay que tener en cuenta una consideración: la incapacidad laboral permanente no significa que la persona no pueda trabajar. En algunos grados puede ser compatible con actividades concretas o la modalidad de empleo asignada. El trabajador nunca podrá desempeñar el puesto desarrollado hasta el momento, sino uno adaptado a su nueva condición.

Criterios de la Seguridad Social para conceder la incapacidad laboral

La Seguridad Social sigue unos criterios comunes para determinar el grado de invalidez de los pacientes, así como una lista de enfermedades con las que se puede solicitar la incapacidad. En base al porcentaje obtenido, la cuantía será mayor y se incluirán modalidades de empleo diferentes o incluso invalidez total.

Accidente laboral silla de ruedas

Getty Images

Estos son los criterios de la Seguridad Social para conceder la incapacidad laboral:

  • Compatibilidad de la dolencia con el desempeño de su puesto: se analiza si el paciente puede trabajar en su puesto con la nueva condición física o psíquica.
  • Historial médico: los médicos verifican la dolencia del paciente, analizan su futura evolución y la relacionan con otras.
  • Posibilidad de mejora del paciente: el grado de discapacidad varía en base a la posibilidad de mejora, que se revisarán cada 2 años. El objetivo de las revisiones es determinar si el paciente va a recuperar su desempeño en el puesto habitual.
  • Criterios orientativos: se analizan informes médicos o se compara con casos similares.

Así es el proceso para obtener la invalidez

El tribunal médico de la Seguridad Social realizará un examen en tres partes: entrevista personal, exploración física y estudio de los documentos médicos aportados. 

La Seguridad Social puede realizar comprobaciones del estado del pensionista cada dos años si se prevé que su estado pudiese mejorar. En estas situaciones, la persona puede mantener la invalidez, incrementar la cuantía si el porcentaje ha aumentado y viceversa o perder la ayuda por completo si se ha recuperado. 

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.