Pasar al contenido principal

Un meteorito que golpeó Australia escondía material estelar más antiguo que el Sol: es el material sólido más antiguo jamás visto en la Tierra

Sitios como la Nebulosa del Huevo (en la foto) podrían ser la fuente de las partículas de polvo estelar como las encontradas en el meteorito Murchison.
Sitios como la Nebulosa del Huevo (en la foto) podrían ser la fuente de las partículas de polvo estelar como las encontradas en el meteorito Murchison. Cortesía de la NASA, W. Sparks, R. Sahai, y Janaína N. Ávila.
  • Las estrellas desprenden cuando mueren numerosas partículas hacia el espacio que posteriormente forman nuevos cuerpos celestes como planetas y meteoritos, entre otros.
  • Hace 50 años, en Australia, cayó un meteorito del que se ha extraído un material formado hace 7.000 millones de años.
  • Se trata del material sólido más antiguo hasta ahora descubierto en la Tierra.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Al igual que los seres vivos, las estrellas tampoco viven eternamente. Cuando estas mueren, las partículas que las formaban son despedidas hacia el espacio, creando a partir de ese polvo estelar nuevos cuerpos celestes como planetas, meteoritos u otras estrellas.

Hace 50 años, en Australia, cayó un meteorito del que se ha extraído un material formado hace 7.000 millones de años aproximadamente. Lo curioso es que se trata del material sólido más antiguo hasta ahora descubierto en la Tierra.

Leer más: La NASA planea lanzar un telescopio espacial para detectar asteroides potencialmente peligrosos antes de que impacten contra la Tierra

"Ese material nos habla sobre cómo se formaron las estrellas de nuestra galaxia", ha explicado Philipp Heck, miembro del Field Museum de Chicago y principal autor de la investigación presentada en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences sobre este descubrimiento. "Este es uno de los estudios más interesantes en los que he trabajado".

El equipo de investigadores ha analizado 40 muestras provenientes del meteorito Murchison caído en 1969 en Australia. A estos materiales se les ha denominado "granos presolares" ya que surgieron antes del nacimiento del Sol.

En primer lugar, se "aplastaron los fragmentos del meteorito hasta convertirlos en polvo", ha explicado Jennika Greer, coautora del estudio. "Una vez que los materiales fueron separados, quedó una especie de pasta con una característica desagradable: olor a mantequilla de cacahuetes podrida".

Grano presolar del Murchison
Grano presolar encontrado en el meteorito Murchison. JANAÍNA N. ÁVILA / NASA

ResearchGate

Leer más: Estos son los efectos que tienen el espacio y la radiación solar sobre el cuerpo humano

La masa fue posteriormente disuelta en ácido para que tan solo quedaran los "granos presolares" y así proceder a un estudio más detallado que resolviera algunas preguntas surgidas en torno al origen del meteorito y sus materiales.

"Utilizamos datos a partir de la edad de exposición, que básicamente mide el tiempo de exposición a los rayos cósmicos, que son partículas de alta energía que vuelan a través de nuestra galaxia y que penetran con facilidad en la materia sólida", ha explicado Heck, según recoge Ambientum en un artículo. "Algunos de estos rayos cósmicos interaccionan con la materia y forman nuevos elementos. Y cuanto mayor sea el tiempo de exposición, más cantidad de esos elementos se formará".

Heck está seguro de que existen materiales presolares mucho más antiguos en el meteorito estudiado y en otros más, según ha dicho a la BBC, y su intención es irlos descubriendo. "Ojalá tuviéramos más personas trabajando para poder aprender más sobre nuestra galaxia, la Vía Láctea", ha concluido Heck.

Y además