La NASA planea lanzar un telescopio espacial para detectar asteroides potencialmente peligrosos antes de que impacten contra la Tierra

An artist's concept of the NEOCam asteroid-hunting mission.
An artist's concept of the NEOCam asteroid-hunting mission.
NASA/JPL-Caltech
  • La NASA pretende lanzar un telescopio infrarrojo al espacio para detectar objetos cercanos a la Tierra (llamados NEO) que pudieran resultar peligrosos ante un impacto contra nuestro planeta.
  • Es "un gran avance en la fabricación de nuevas tecnologías", ha dicho un experto en asteroides.
  • El anuncio es un gran paso adelante después de que la NASA no pudiera financiar un telescopio similar en 2017: el NEOCam.
  • Las agencias espaciales tienen una capacidad limitada para detectar objetos que vuelan cerca de la Tierra. Por eso, un asteroide "city killer" sorprendió a los científicos cuando pasó cerca de la Tierra en julio.
  • El próximo telescopio espacial capaz de detectar asteroides utilizará radiación infrarroja para localizar el calor de las rocas que atraviesan el espacio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La NASA finalmente se está tomando en serio una gran amenaza para la vida en la Tierra. 

Los directivos han anunciado que la agencia planea lanzar un telescopio espacial para observar asteroides peligrosos como parte de su estrategia de defensa planetaria.

El telescopio utilizaría radiación infrarroja para detectar el calor de las rocas que atraviesan el espacio. Por ahora, los altos cargos de la NASA lo llaman Misión de Vigilancia de Objetos Cercanos a la Tierra (NEOSM).

"Este es un gran paso adelante para pensar en el destino de la humanidad ya que los dinosaurios no disponían de un programa de vigilancia para protegerse de los asteroides", ha dicho Richard Binzel, experto en asteroides y profesor de ciencias planetarias del MIT, a Business Insider. "Tener conocimiento de lo que hay ahí fuera es algo que la comunidad científica planetaria ha estado defendiendo durante casi 30 años. Así que esto sería un gran avance en la fabricación de nuevas tecnologías".  

Se espera que la nueva misión de la NASA cueste entre 450 y 550 millones de euros. Podría lanzarse en 2025 aunque no se ha establecido una fecha oficial.

"Finalmente estamos en una posición en la que podemos decir que estamos listos para avanzar", ha dicho Lori Glaze, directora de la División de Ciencias Planetarias de la agencia, en una reunión del comité de la NASA. "Es un gran problema que estemos en este punto".

'La defensa del planeta es algo con lo que tenemos que lidiar'

NASA/Don Davis

NASA/Don Davis

Cualquier roca espacial con una órbita que la aproxime a 200 millones de kilómetros aproximadamente del sol se considera un objeto cercano a la Tierra (NEO). Hasta ahora, la humanidad ha localizado unos 15.500 objetos de este tipo.

El objetivo de monitorizar los objetos cercanos a la Tierra es evitar una sorpresa como la de los dinosaurios hace 65 millones de años, cuando un asteroide de casi 10 kilómetros de ancho se estrelló contra la superficie terrestre. El impacto causó un tsunami de 1 kilómetro y medio, provocó incendios forestales y liberó millones de toneladas de azufre a la atmósfera, ocultando el sol durante años. Ese fue el final de la era de las especies de aquel momento.

Leer más: 5 grandes misterios que por ahora no tienen explicación para la ciencia

Pero hasta ahora, los científicos han pasado por alto muchos objetos grandes y peligrosos que se han acercado a la Tierra. En 2012, un meteorito de 20 metros de diámetro y que viajaba a más de 60.000 kilómetros por hora entró en la atmósfera y estalló sobre Chelyabinsk, en el centro de Rusia. La explosión provocó una onda expansiva que rompió ventanas y dañó edificios en toda la región, causando heridas a más de 1.4000 personas.

Según la NASA, un evento como este de Chelyabinsk ocurre cada 60 años. Ese mismo día, otro asteroide más grande se acercó a casi 30.000 kilómetros de la Tierra.

The Chelyabinsk meteor is seen streaking across the Russian sky.The Chelyabinsk meteor is seen streaking across the Russian sky.
The Chelyabinsk meteor is seen streaking across the Russian sky.
AP

AP

"El espacio nos recuerda de vez en cuando que en una escala de tiempo histórica, una escala de tiempo geológica, la defensa del planeta es algo con lo que tenemos que lidiar", ha dicho Thomas Zurbuchen, un administrador asociado de la NASA, en la reunión del comité.

El espacio nos envió otro recordatorio en julio, cuando un asteroide de 130 metros de ancho voló a más de 70.000 kilómetros de la Tierra.

La NASA no obtuvo ningún aviso previo sobre esa roca porque la única forma que existe actualmente de rastrear un objeto de ese tipo es apuntando con un telescopio al lugar exacto en un momento preciso. Los telescopios detectan la luz solar que reflejan los asteroides, pero cuanto más pequeño es el asteroide, más tenue es el reflejo; además, algunos asteroides simplemente no son muy reflectantes.

"La suerte no es un plan y, hasta ahora, hemos estado confiando en la suerte", ha dicho Binzel.

La NASA espera abordar ese problema con el telescopio NEOSM. La agencia aún no ha publicado planes de diseño ni un cronograma oficial para el proyecto pero ha dicho que hará uso de ideas anteriores, inspirándose en el proyecto a medio financiar NEOCam, que no salió adelante. El telescopio NEOCam habría orbitado la Tierra y escaneado el cielo en busca de objetos cercanos de más de 140 metros, lo suficientemente grandes como para ocasionar daños regionales si el objeto se estrellara contra nuestro planeta.

De manera similar, el plan para el nuevo telescopio de "caza" de asteroides requiere sensores infrarrojos y de calor capaces de detectar incluso los asteroides más oscuros, que son los más difíciles de encontrar. Esto es debido a que las rocas espaciales se calientan con el sol, emiten luz infrarroja, incluso cuando están demasiado oscuras para que las vean los telescopios terrestres. Los sensores infrarrojos también permitirán al telescopio medir la forma, el tamaño, la composición y la órbita de los objetos entrantes.

El telescopio WISE (Wide-Field Infrared Survey Explorer en inglés) de la NASA, de 8 años de antigüedad, ha utilizado un enfoque similar de monitoreo infrarrojo para encontrar al menos 230 objetos cercanos a la Tierra.

An artist's concept shows the Wide-field Infrared Survey Explorer in orbit around Earth.An artist's concept shows the Wide-field Infrared Survey Explorer in orbit around Earth.
An artist's concept shows the Wide-field Infrared Survey Explorer in orbit around Earth.
NASA/JPL-Caltech

NASA/JPL-Caltech

Sin embargo, WISE es menos potente de lo que hubiera sido NEOCam ya que tiene un campo de visión más pequeño y depende de una cámara más antigua que requiere refrigeración criogénica. Además, WISE no fue diseñado únicamente para buscar asteroides. Su misión principal, que completó en 2011, era la de visualizar el cielo entero dos veces, renderizando galaxias, estrellas y asteroides remotos en detalle.

Leer más: Estos son los 5 animales más temidos por el ser humano, según la ciencia

"Un gran paso adelante"

En 2005, el Congreso ordenó a la NASA que rastreara el 90% de los asteroides cercanos a la Tierra con un ancho de 140 metros o más para 2020. Sin embargo, hasta diciembre, los telescopios en la Tierra y en el espacio habían encontrado menos de un tercio de estos objetos.

La propuesta para NEOCam fue presentada en 2006, y luego, nuevamente en 2010. La NASA seleccionó la propuesta de este último año para su desarrollo, pero decidió financiar otros proyectos cuando llegó el momento de elegir nuevas misiones en 2017.

"Ha habido un bloqueo entre la NASA y el Congreso sobre cómo hacerlo y cómo pagar por ello pero nos ha llevado a dar un gran paso adelante hoy en día", ha dicho Binzel.

The infrared camera sensor for the proposed NEOCam asteroid-hunting mission.The infrared camera sensor for the proposed NEOCam asteroid-hunting mission.
The infrared camera sensor for the proposed NEOCam asteroid-hunting mission.
Teledyne

Teledyne

Añadió que el nuevo telescopio "suena como NEOCam en todos los sentidos menos en el nombre".

Pero hay una diferencia clave: el nuevo telescopio contará con un nuevo equipo de científicos.

"Es bueno que siga adelante, pero cuando empiezas a cambiar el equipo, eso crea un riesgo adicional", ha dicho Mark Sykes, director del Instituto de Ciencias Planetarias y científicos del equipo de NEOCam, a Business Insider. "Aumenta la probabilidad de que no se tomen las mejores decisiones y podría afectar lo bien que funciona una misión y lo que obtenemos de ella".

Sin embargo, Zurbuchen ha dicho que el proyecto seguirá involucrando al equipo de NEOCam. Y en última instancia, la decisión es un paso hacia la puesta en órbita de un telescopio de caza de asteroides.

"Esta es la primera vez que la NASA ha expresado su compromiso de realizar un estudio de asteroides desde el espacio", ha dicho Binzel. "Siempre han dicho: 'Lo estudiaremos, lo estudiaremos',  y ahora dicen: 'Lo vamos a hacer'".

Dave Mosher contribuyó a la elaboración de este artículo.

LEER TAMBIÉN: Un ganador del Premio Nobel de Física de este año está convencido de que detectaremos vida extraterrestre en los próximos 100 años: 13 razones que explican por qué aún no hemos hecho contacto

LEER TAMBIÉN: Dos astrónomos han ideado un ascensor que podría conectar la Tierra y la Luna a través de un cable, pero la Agencia Espacial Europea no está convencida

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Astronomía
  2. Ciencia
  3. NASA