Pasar al contenido principal

El plan de la NASA para detectar y destruir asteroides antes de que impacten con la Tierra

plan de la Nasa sobre asteroides peligrosos
Pixabay

Aunque parezca más propio de un argumento de película de ciencia ficción, la realidad es que el impacto de un asteroide sobre la Tierra es uno de los escenarios ante el que el mundo debe estar preparado.

Aunque se estima que es un escenario de baja probabilidad, ciertos organismos se dedican a planear cómo deberíamos enfrentarnos ante la presencia de objetos cercanos a la tierra (NEO por sus siglas en inglés) capaces de chocar con esta.  Tal es el caso de la NASA que desde ayer cuenta con un plan actualizado para detectar y desviar asteroides potencialmente peligrosos para la Tierra.

El informe, titulado Estrategia y plan de acción nacional para la preparación de objetos cercanos a la tierra ha sido elaborado en colaboración con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). Publicado ayer, 21 de junio  por La Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, sus 18 páginas recogen cómo los EE. UU. y sus organismos trabajarán durante los próximos 10 años para detectar y destruir asteroides antes de que estos puedan golpear nuestro planeta. El estudio también recoge el protocolo de actuación a seguir en caso de que se produjera un impacto en la Tierra.

Leer más: Trump quiere crear una nueva fuerza militar destinada al espacio

"Este plan es un bosquejo no solo para mejorar la búsqueda de asteroides peligrosos, sino también para predecir mejor sus posibilidades de ser una amenaza de impacto en el futuro y los posibles efectos que podría tener en la Tierra ",  ha declarado Lindley Johnson, oficial de defensa planetaria de la NASA según ha informado el portal Space.com

Hasta la fecha, los astrónomos han encontrado más de 8.000 objetos cercanos a la Tierra (NEO) superiores en diámetro a los 140 metros de ancho, que de acuerdo al portal especializado serían lo suficientemente grandes como para arrasar todo un estado si uno llegara a EE. UU.

Una nave espacial robótica para luchar contra asteroides

El nuevo plan nacional de los EE. UU. diseñado para la protección de la Tierra de potenciales elementos peligrosos consta de cinco objetivos. Aunque se establecen incluso procesos para actuar en caso de impacto, la mayoría de ellos van encaminados a mejorar las técnicas y comunicación que permitan mejorar la búsqueda el rastreo y clasificación de asteroides.

De esta manera el primero de los puntos busca "reducir los niveles actuales de incertidumbre y ayudar en modelos más precisos y una toma de decisiones más efectiva", según reza el documento.

En línea con esto, el segundo objetivo hace hincapié en "mejorar la detección y seguimiento mejorando el volumen y la calidad de los flujos de datos actuales". Para ello pretende que la NASA refuerce su conexión con otros observatorios capaces de rastrear y clasificar asteroides presenten en el país.

Leer más: Vivir en Marte pero reproducirse en la Tierra, la única solución a la colonización del planeta rojo

En cuanto a la forma de desviar asteroides altamente peligrosos, el plan conlleva el desarrollo de nuevas tecnologías destinadas a mejorar las velocidades de respuesta de las misiones de reconocimiento de NEO.

Proteger a la Tierra de elementos peligrosos para la supervivencia humana puede sonar a tarea propia de héroes de película. Pero por el momento esto solo queda para la ficción. En este tipo de trabajos no se requiere la presencia de astronautas. Para ello se utilizará en cambio naves espaciales robóticas capaces de desviar la trayectoria de estos objetos antes de impactar contra la Tierra.

plan de la Nasa sobre asteroides peligrosos
Asteroides cercanos a la tierra conocidos agrupados por tamaño. ceneos/nasa.gov

El primer ensayo de esta prueba será recogido  en la misión Double Asteroid Redirection Test (DART) que se espera se lance en 2021 contra el sistema de asteroides Didymos en 2022. El objetivo de este lanzamiento es tan solo verificar si los efectos cinéticos de impactar una nave espacial contra un grupo de asteroides pueden ser utilizados en materia de defensa planetaria.

Una misión similar conocida como Misión de Redirección de Asteroides (ARM) estaba prevista en EE.UU. para 2021 pero el pasado año era cancelada por la administración Trump.

Dado que el peligro que entraña el impacto de objetos espaciales contra la Tierra es un asunto que involucra a todos por igual, otro de los objetivos va encaminado a reforzar la colaboración internacional en materia espacial. Para ello  la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA se encuentra trabajando con el Comité de Naciones Unidas.

El último punto recoge el protocolo de actuación que llevaría a cabo EE. UU. en caso de producirse el impacto de un asteroide con la Tierra. Este se serviría de servicios similares a los que se utilizan en la actualidad para alertar a la sociedad en caso de catástrofes atmosféricas.

En la actualidad, "la NASA y sus socios han identificado más del 95 por ciento de todos los asteroides que son lo suficientemente grandes como para causar una catástrofe global, y ninguno de los encontrados representa una amenaza dentro del siglo", ha declarado Aaron Miles, asesor principal de políticas de la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca .

Te puede interesar