Pasar al contenido principal

Cuánto dinero costará exactamente repetir elecciones generales en noviembre

Los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno llegan al plató del segundo debate electoral.
REUTERS/Juan Medina
  • Contando las subvenciones a los partidos, las elecciones de abril de 2019 costaron 180 millones de euros; las de 2016, 174 millones; y las de 2015, 185 millones.
  • Sin embargo, una reforma de la Ley Electoral aprobada en 2016 reduce la campaña a la mitad, por lo que se prevé un gasto menor de subvenciones y ayudas a partidos.
  • Fuentes de Interior ya han confirmado a Europa Press que el gasto será similar a las elecciones generales del 28-A: entonces costaron 139 millones de euros, casi 180 millones contando las ayudas a partidos.
  • Descubre otras historias en Business Insider España.

No solo se puede medir en términos de desgaste político: repetir las elecciones generales en noviembre de 2019 supondrá un desembolso de más de 140 millones de euros por parte de las arcas públicas del Estado.

El presupuesto electoral para la convocatoria del pasado 28 de abril de 2019 ascendió a cerca de 139 millones de euros. En aquella ocasión, el 42,31% del lote se asignó a los gastos corrientes de las administraciones públicas, y el 40,66% a Correos por el voto postal.

La logística electoral en abril supuso el 10,14% del presupuesto, los sistemas de difusión del escrutinio —aplicaciones para móviles, central de datos— ascendió hasta ocho millones de euros, un 5,69% del presupuesto. Para imprevistos, se reservó un 1,20%.

En total, en abril el presupuesto ascendió a 138.961.516,72 euros. Fue un 6,3% más que los presupuestos de las generales de 2016, debido al incremento de algunas partidas y, fundamentalmente, del IPC, según publicó Europa Press.

Todo esto, sin contar las subvenciones a los partidos políticos.

Para el 10-N, el presupuesto inicial volverá a ser de 140 millones de euros, según han confirmado fuentes del Ministerio de Interior a Europa Press.

Leer más: Cómo puedes evitar recibir la propaganda electoral de los partidos políticos

Cuánto costaría una repetición de las elecciones generales ahora

Sin embargo, la diferencia del coste entre las generales del verano de 2016 y las de finales de 2015 —las primeras fueron repetición de las segundas, ya que Mariano Rajoy no consiguió la investidura— fue escasa.

Ambas elecciones costaron más o menos lo mismo: 130,62 millones las de 2016, y 130,24 las de 2015.

En función de estos datos, cabría esperar para una hipotética repetición electoral este mismo año un coste similar, ya que cerca del 83% del presupuesto en el 28-A fueron para las partidas de la administración y de Correos, los presupuestos más fijos.

Hay que tener en cuenta las subvenciones a partidos políticos

Sin embargo, todos estos datos no incluyen el reparto de subvenciones a las organizaciones políticas que se postulan a conseguir representación en el Congreso y el Senado.

De contar con esta partida, las generales de 2015 ascenderían a 185 millones mientras que las de 2016 lo harían hasta 174 millones.

En el caso de las generales del 28 de abril de 2019, a los 139 millones habría que sumar 21,3 millones —por cada voto al Congreso, cada partido recibe 81 céntimos— más 8,3 millones —por cada voto al Senado, son 32 céntimos que se lleva cada partido—.

Además, y según un acuerdo ministerial que se publicó el pasado mes de marzo en el BOE, por cada escaño en el Congreso y el Senado cada partido recibe más de 21.000 euros. Como se eligieron 350 diputados y 208 senadores, los partidos percibieron 11,8 millones.

Leer más: Por qué Ciudadanos se enfrenta a su mayor crisis desde que llegó a la política nacional, y qué está haciendo el partido para evitarlo

En total, a los 139 millones del presupuesto, hay que sumar 41,4 millones en subvenciones a partidos, lo que disparó el coste de las generales de abril a 180 millones.

La cifra podría ser algo inferior, ya que una reforma de la Ley Electoral en 2016 redujo la campaña electoral para las elecciones fruto de una legislatura fallida a la mitad. Por ese motivo, la campaña no durará 15 días, sino 8.

Y además