Las curiosidades de la gala de los Premios Oscar 2019 que seguramente no hayas detectado durante la ceremonia

El actor Rami Male sufrió una caída al bajar del escenario después de recoger su Oscar como mejor actor.
El actor Rami Male sufrió una caída al bajar del escenario después de recoger su Oscar como mejor actor.
Reuters

La 91 edición de los Premios Oscar de la Academia de Hollywood nos ha dejado muchos momentos para comentar con calma ahora que ya conocemos el Palmarés de los Oscar de 2019 al completo. Cierto es que ha sido muy variado. Lo resumimos antes de proseguir:

  • Bohemian Rhapsody (4): mejor actor principal (Rami Malek), mejor montaje, mejor diseño de sonido y mejor mezcla de sonido
  • Green Book (3): mejor película, mejor guión original y mejor actor de reparto (Mahershala Ali)
  • Roma (3): mejor película de habla no inglesa, mejor director y mejor fotografía
  • Black Panther (3): mejor diseño de producción, mejor banda sonora y mejor vestuario
  • La favorita (1): mejor actriz principal (Olivia Colman)
  • Infiltrado en el KKKlan (1): mejor guión adaptado
  • El vicio del poder (1): mejor maquillaje y peluquería
  • El blues de Beale Street (1): mejor actriz de reparto (Regina King)
  • First Man (1): mejores efectos esoeciales
  • Ha nacido una estrella (1): mejor canción original "Shallow"

 

Decisiones polémicas que no han tenido éxito

Bradley Cooper y Lady Gaga cantan en los Premios Oscar 2019.
Bradley Cooper y Lady Gaga cantan en los Premios Oscar 2019.
Reuters

Antes de su celebración, ha habido al menos cuatro decisiones que han tenido que corregir su rumbo, poniendo en tela de juicio la imparcialidad de la institución. A saber:

  • El nombramiento de Kevin Hart como presentador 
  • El recorte de las actuaciones musicales dejando solo la de Lady Gaga
  • La creación de la categoría a la mejor película "popular"
  • La entrega de premios durante las pausas publicitarias

Finalmente, la gala no ha tenido presentador, de modo que ha sido bastante ágil (a pesar de haber estado atiborrada de publicidad, por cierto). Eso sí, se ha venido arriba con la interpretación de Lady Gaga y Bradley Cooper del tema "Shallow" así como con el homenaje a Freddie Mercury por parte de Queen, uno de los momentos más emotivos junto con el clásico In memoriam en el que hemos visto por ejemplo a Stan Lee y a Yvonne Blake. Se ha echado de menos la inclusión del recientemente fallecido Stanley Donen.

Un apunte más respecto al recorte de las interpretaciones musicales: Lady Gaga se negó a actuar sino las demás nominadas no tenían también su momento de gloria en la gala y al final, la ceremonia ha contado con la actuación de todas las nominadas a mejor canción original. Así que además de talentosa y trabajadora es una estrella solidaria que respeta el trabajo de sus compañeros de profesión y saca la cara por ellos. Aplausos.

Respecto a la categoría de "película popular" que se propuso, la avalancha de críticas hizo que la decisión se viniera abajo, pero no por ello se puede decir que películas como Black Panther no se hayan salido con la suya... la simple nominación a la principal categoría de mejor cinta del año ya fue algo inaudito y ha terminado con tres Oscar bajo el brazo.

Por otra parte, generó un gran revuelo la idea de dar varios premios en las pausas publicitarias: las categorías seleccionadas fueron mejor fotografía, mejor montaje, mejor maquillaje y peluquería y mejor cortometraje de ficción algo que hizo que las redes sociales se movilizaran, así como los propios creadores, que encontraron en Guillermo del Toro un respetuoso pero firme altavoz contra dicha decisión.

Los récords que deja la gala de 2019

Un fotograma de la película Roma, de Alfonso Cuarón.
Netflix/Carlos Somonte

Hay que empezar señalando el hecho de que en la categoría de mejor director han logrado la preciada estatuilla directores mexicanos durante cinco años seguidos y con proyectos que poco o nada tienen en común dando fe de la maravillosa generación de cineastas que forman:

  • 2015 Birdman (Alejando G. Iñárritu)
  • 2016 Gravity (Alfonso Cuarón)
  • 2017 El renacido (Alejandro G. Iñárritu)
  • 2018 La forma del agua (Guillermo del Toro)
  • 2019 Roma (Alfonso Cuarón)

Por otra parte, siete nominados afroamericanos han obtenido una estatuilla en esta 91ª edición:

  • Regina King (mejor actriz secundaria por El blues de Beale Street)
  • Ruth E. Carter (premio al mejor vestuario, por Black Panther)
  • Hannah Beachler (diseño de producción, por Black Panther)
  • Kevin Willmott (galardonado junto con Spike Lee por el guión de Infiltrados en el KKKlan)
  • Peter Ramsey (mejor filme de animación por Spider-Man: un nuevo universo)

Roma se ha quedado a las puertas del principal galardón: de haber sido elegida como la mejor película del año habría sido la primera cinta en castellano (y mixteco) en hacerse con el Oscar y también habría sido la "primera vez" para una plataforma digital (Netflix, en este caso) en esta categoría. 

Pero, en cualquier caso, ha sido la décima película de habla no inglesa que obtiene la nominación en la categoría algo que desde luego no sucede de forma frecuente. Las anteriores fueron:

  1. La gran ilusión (1937)
  2. Z (1969)
  3. Los emigrantes (1971)
  4. Gritos y susurros (1972)
  5. El cartero (y Pablo Neruda) (1994)
  6. La vida es bella (1997)
  7. Tigre y dragón (2000)
  8. Cartas desde Iwo Jima (2006) 
  9. Amor (2012)

Por cierto, Rodrigo Sorogoyen no tuvo suerte con Madre y no pudo traerse la estatuilla por su cortometraje de ficción, que recayó en Skin. ¡Cachis! Pero es el séptimo director español en conseguir la nominación: antes lo consiguieron:

  1. Juan Carlos Fresnadillo (Esposados, 1996)
  2. Nacho Vigalondo (7:35 de la mañana, 2004)
  3. Javier Fesser (Binta y la gran idea, 2006)
  4. Borja Cobeaga (Éramos pocos, 2006)
  5. Esteban Crespo (Aquel no era yo, 2013)
  6. Juanjo Giménez (Timecode, 2016)

Reivindicaciones a porrillo

Spike Lee, con su Premio Oscar.
Spike Lee, con su Premio Oscar.
Reuters

A pesar de ser una gala prácticamente guionizada de principio a fin, los discursos de recogida de premios suelen dar pie a muchas anécdotas. Este año, es probable que hayamos asistido a la gala más politizada que podamos recordar. Las pullas a Trump y su gestión se han dejado notar a lo largo de toda la noche, con constantes recordatorios de algunas de sus decisiones más polémicas y a las próximas elecciones de 2020.

Javier Bardem fue quien se encargó de entregar el premio a la mejor película de habla no inglesa a Roma y se arrancó con unas ovacionadas palabras en castellano con las que defendía la calidad del cine por encima de las barreras: "No hay fronteras y no hay muros que frenen el ingenio y el talento. En cada región hay historias que nos conmueven y esta noche celebramos la excelencia y la importancia del idioma de diferentes países".

Pero nuestro idioma volvió a escucharse cuando Guillermo del Toro le dio el Oscar a Cuarón como mejor director. Aprovechó para reivindicar a las millones de mujeres empleadas del hogar que viven en una situación laboral de semiesclavitud y acabó su discurso en castellano dando las gracias a sus hijos y a Libo, la verdadera niñera de su infancia en la que se basa la película.

Las reivindicaciones étnicas han sido las grandes protagonistas de la gala con las intervenciones de Spike Lee (que con su atuendo además quería reivindicar a Prince), las emocionadas palabras de Rami Malek, hijo de inmigrantes egipcios y sobre todo, las intervenciones del equipo de Black Panther y de Mahershala Ali, galardonado por su trabajo en Green Book, una película conciliadora y muy políticamente correcta que no duda en poner el dedo en la llaga para señalar el racismo y la homofobia que aún imperaban en la América de los años 60. 

Otros artículos interesantes:

Oscar 2019 - Palmarés completo de la 91 Edición de los Premios

12 películas 'bastante malas' que pese a ello han ganado un Oscar