Pasar al contenido principal

El Brexit impulsa el debate sobre el uso del inglés en la Unión Europea

Emmanuel Macron y Angela Merkel
Emmanuel Macron, presidente de Francia, y Angela Merkel, canciller alemana, durante la cumbra del G20 celebrada en Osaka (Japón). REUTERS/Jorge Silva
  • El inglés es una de las 3 lenguas de trabajo en la Unión Europea, junto al alemán y francés, aunque es sin duda la más utilizada.
  • La salida del Reino Unido supondrá una fuerte pérdida de poder del inglés en la Unión Europea.
  • Mientras en Alemania no existe un gran debate, en Francia siempre han deseado que el francés sea predominante en la UE.
  • El Instituto Cervantes observa en la salida del Reino Unido una oportunidad para aumentar la representación institucional de otros idiomas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Durante las largas negociaciones sobre el Brexit, y a falta de semanas para que se lleve a cabo, ha existido una discusión sobre si el inglés debería seguir siendo lengua de trabajo en la Unión Europea tras la salida del Reino Unido.

Aunque existen 24 lenguas oficiales a las que se traducen todos los documentos, hoy día solo 3 son lenguas de trabajo en la UE: francés, alemán e inglés. A falta de que se celebre un debate, las opiniones han sido numerosas y en su mayoría por cauces no oficiales.

Jane Setter, profesora de fonética de la Universidad de Reading (Reino Unido), sostenía a finales de diciembre en una columna en The Guardian que a corto o medio plazo el inglés seguirá siendo idioma oficial en la UE, pero advertía que eso podría cambiar en el futuro. "A largo plazo, el predominio del inglés como lengua global podría depender de su suerte política y socioeconómica", recordando que cuando el latín pasó a ser la segunda lengua en todo el mundo, no volvió a ser la primera para nadie.

En el reciente informe El español: una lengua viva, del Instituto Cervantes, se ha añadido una sección titulada El español después del brexit donde se hace hincapié en que "el porcentaje de hablantes que tienen el inglés como lengua materna se reducirá drásticamente, ya que pasará del 13% actual a apenas el 1%", lo que potenciaría el resto de lenguas de forma muy representativa. 

Leer más: Millones de datos protegidos de ciudadanos europeos están a punto de caer en un limbo legal con un Brexit sin acuerdo, por lo que algunas empresas están sacando sus servidores de Reino Unido

Tibor Navracsics, comisario europeo de Educación, cree que el inglés seguirá siendo la lengua franca; esto es, la lengua acordada para el entendimiento. Pero Jean-Claude Juncker avisó en 2017 que "Me expresaré en francés porque, de forma lenta pero segura, el inglés está perdiendo fuerza en Europa", y Danuta Hübner, Presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Parlamento Europeo, afirmó que "Si no tenemos a Reino Unido, no tendremos inglés".

Sin embargo, el 9 de agosto del 2017, quedó aclarado que seguirá siendo oficial. Para eliminar el inglés como lengua oficial y de trabajo tienen que llegar a un acuerdo todos los miembros e Irlanda y Malta no van a aprobar una medida similar.

Un debate promovido por euroescépticos

A pesar de lo que se pueda pensar, en la Unión Europea actual con Reino Unido, el alemán es la lengua materna de más ciudadanos, con un 18% de la población, seguida por el inglés, con un 13%. 

Aunque Alemania podría solicitar un mayor uso de su lengua en confrontación al inglés, su visión de la legitimidad de la UE actual evita el debate. En cambio, en Francia siempre se ha mantenido una opinión distinta.

Emmanuel Macron, presidente francés, asiste a un foro de importación en China
Reuters

Jacques Chirac llegó a abandonar reuniones por la preferencia de usar el inglés sobre el francés, y, actualmente, euroescépticos como Jean-Luc Mélenchon se muestran en contra de su uso. Jean Marine Le Pen, una vez abandonó la idea del Frexit, apuesta por una reformulación donde su país gane poder económico. Hasta Macron ha apoyado políticas para promover el francés.

¿Una oportunidad para otras lenguas?

En la vorágine que va a suponer la salida de la Reino Unido no hay un debate previsto sobre el tema. Durante estos años el predominio del inglés ha llegado mediante un avance paulatino y casi natural, al igual que fuera de la las fronteras europeas.

Se hace complicado pensar que en los próximos años se impulse una lengua de forma interna ante la fragmentación existente, aunque a muy largo plazo se puede pensar en que haya un avance del español o el portugués

Leer más: Esta es la estrategia de China para enfrentar a los países de la UE entre sí

Según el exdirector de la RAE, Darío Villanueva, en una conferencia organizada por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), el Brexit puede servir para que se afiancen español y portugués. La unión de ambas lenguas, con su consiguiente intercomprensión: "Supone el primer bloque idiomático del mundo, con unos 800 millones de hablantes, el 10% de la población mundial".

Pero más allá de apreciaciones personales, este tema se mantiene en segundo plano de momento. Se espera que sea el mundo de los negocios quien decida cuál es la lengua más utilizada, como ha ocurrido hasta ahora.

Y además