Pasar al contenido principal

Así es el día a día de una taxidermista millennial: convierte mascotas en pequeñas obras de arte para darles una "segunda vida"

  • La taxidermia, que significa "arreglo de la piel", se usaba históricamente para estudiar animales que vivían fuera de la propia región geográfica.
  • Hablamos con Amber Maykut, una joven taxidermista profesional de Nueva York para averiguar cómo preserva a los animales.
  • Maykut obtiene los cuerpos animales de los que se usan para alimentar reptiles, animales sacrificados del Centro de Cuidados Animales de Nueva York, animales fallecidos del zoológico y de reservas de vida silvestre, así como de tiendas de mascotas y sobras de carniceros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Amber Maykut: Creo que hay que aceptar que la muerte es solo una parte más de la vida y que la muerte no tiene por qué ser el final. Creo que los taxidermistas a menudo sienten que todos los demás ven la muerte como algo más trá¬gico y que es el fin, y que la vemos como una oportunidad para tener un nuevo comienzo, no es el fin.

Narrador: “Taxidermia” significa “arreglo de la piel”.

Amber: Básicamente, le quitas la piel al espécimen, para luego limpiar y prepararla, para posteriormente trasladarla a un maniquí a otra clase de forma.

Narrador: Los antiguos egipcios eran los primeros taxidermistas. Aunque en realidad no quitaban la piel, embalsamaban los cuerpos de los animales usando inyecciones, especias y aceites esenciales. También utilizaron las sales que se encuentran en los lagos de la región baja de Egipto para preservar la piel, específicamente el borato de sosa y el sulfato de sosa. Muchos, muchos siglos después, taxidermistas como Amber usan borato de soda, o Bórax, un polvo blanco usado en la preparación de encurtidos, para tratar las pieles de los animales. 

Amber: Es un conservante en polvo que se pone en el interior de la piel antes de que se ponga en un maniquí, y esto evita que se descomponga. Se secará. Evitará que las bacterias se interesen en él. Luego, cuando tiene animales de piel más gruesa como un ciervo o un animal graso como los osos o los mapaches, tienen que pasar por un proceso de curtido húmedo, por lo que básicamente sería usar un tanino líquido y sumergirlo en él durante varios días. 

Narrador: Una vez que esas pieles están curtidas, pueden ser tratadas: colocadas en un maniquí que ha sido cuidadosamente esculpido para representar con precisión el cuerpo de un animal.

Leer más: Profesiones que existían antes, y hoy parecen una auténtica locura

Amber: Pones la piel en el maniquí. Lo coses. Lo secas con el secador. Lo preparas. Dejas que se seque.

Narrador: Amber obtuvo su licencia de taxidermista después de ser aprendiz de un profesional. Como la mayoría de los oficios, las habilidades se trasmiten de maestro a aprendiz, y Amber tiene la intención de continuar con esa tradición. 

Amber: Aprendí haciéndolo de forma práctica, experimentándolo de forma práctica con alguien que sabe de lo que está hablando. Creo que eso es muy importante, y vi un nicho allí, en el mercado de las personas que querían aprender el oficio. 

Narrador: Amber’s Brooklyn Taxidermy es uno de los dos estudios de taxidermia de Nueva York, pero no es como los taxidermistas tradicionales trabajan con la caza. En lugar de eso, utiliza animales congelados que se usarían para alimentar reptiles, animales sacrificados del Centro de Cuidado de animales de Nuevo York, animales fallecidos de zoológicos y reservas de vida silvestre, así como tiendas de mascotas, mascotas de casa fallecidas y sobras de carnicerías. 

Amber: Es una relación realmente simbiótica. Los carniceros usan el interior, y tiraban las pieles, los cuernos, así que de lo contrario eso acabaría en la basura, por eso uso yo esas partes. Serían conejos, codornices, faisanes, payos, cabras, ciervos y cualquier cosa que pudieras comer. 

Narrador: El congelador de Amber está hasta arriba de ratas, mariposas y otros animales fallecidos. 

Amber: Estas son las entrañas de la ardilla que hemos despellejado hoy, así que estas eran las de unos amigos que tienen serpientes como mascotas, o que sean del zoológico del otro lado de la calle de la tienda de mi mentor.

Narrador: Los animales que ella traerá a la vida en un proceso de días de duración que incluye destripar, desollar, montar y todo lo que haya en medio. Como muchos taxidermistas, Amber entro en el negocio como una curiosa aficionada. 

Amber: Mis amigos que tienen trabajos conmigo desde hace mucho tiempo me dicen cosas como: “Devuélveme eso, lo ponemos en una hoguera y te haremos uno nuevo”. Supongo que lo hacía como un pasatiempo, y que creció con el tiempo, y luego seguí comprando piezas destartaladas, rotas o sucias de un rastro o un mercado de rebajas tratando de averiguar cómo arreglarlas, comprando libros y viendo vídeos de YouTube sobre cómo hacerlo, y finalmente di unas clases y fui a una escuela para ello. 

Narrador: Hay una gran cantidad de conocimientos en internet: manuales que enumeran las herramientas y cómo usarlas, instrucciones sobre cómo hacer modelos y maniquíes. Y la taxidermia ha jugado un papel en la historia. Una mirada a través de un museo de historia natural, y verás varios animales exóticos, cazados por trofeos, alineados en el suelo. En el siglo XIX, los científicos utilizaron la taxidermia para estudiar animales fuera de su región geográfica. Muchos museos de historia natural se han alejado de esta práctica anticuada. El Smithsonian, en DC, se negó a reemplazar a su último taxidermista a tiempo completo y en su lugar optó por contratar taxidermistas independientes solo para el mantenimiento de exposiciones. Y tal vez, una cabeza de venado colocada en una pared también se te venga a la mente. 

La taxidermia y la caza han ido siempre de la mano. En muchos casos, los mamíferos más grandes se cuelgan boca abajo para poder acceder a su consumo. La taxidermia artística escogió una ruta excéntrica en la era victoriana con la introducción de la taxidermia antropomórfica. Imagina gatos vestidos para una boda, o ratones magos. Muchos taxidermistas hoy en día crean taxidermia antropomórfica. 

Creo que es un mundo interminable de, ya sabes, posibilidades. Nunca sentiré que he terminado de aprender. Hay tantos animales y especies diferentes y cosas que explorar y probar. Dar otra, una segunda o a veces una tercera vida a los animales, rindiéndoles algún homenajes, algún honor, para mostrarles de una manera realista. 

Y además