Pasar al contenido principal

13 curiosos datos de los gatos que son mentira y que todo el mundo da como verdaderos

  • ¿Caen los gatos siempre de pie? ¿Creen los felinos que sus dueños son sus madres? ¿Ronronean cada vez que se sienten felices? Muchas de estas preguntas se han convertido en afirmaciones que se han repetido a lo largo de los años. Son todas falsas.
  • España puede que siga siendo un país de perros, pero aun así el 9% de los hogares españoles cuenta con un gato entre los miembros de su familia.
  • Si alguna vez has pensado que sería buena idea darle un sorbo de leche tu gato, es hora de que destierres esa costumbre. Dos expertas veterinarias desmontan 13 mitos sobre los gatos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
     

Esta es la transcripción del vídeo.

Carly Fox: “Las mujeres embarazadas no pueden convivir con gatos”. Este es un mito muy repetido. Por favor, no te deshagas de tu gato si te quedas embarazada. “Cuando los gatos ronronean, nos están diciendo que están felices”. Esto sí que es un mito. 

Ann Hohenhaus: “Los gatos creen que su dueña es su madre”.

Fox: obviamente tu gato no piensa que tú eres su madre. Soy la Dra. Carly Fox y soy veterinaria de emergencias y cuidados críticos en el Centro Médico Animal de Nueva York. 

Hohenhaus: y yo soy la Dra. Ann Hohenhaus, también del Centro Médico Animal, pero soy especialista en medicina interna y en oncología. 

Fox: hoy vamos a desmontar algunos de los mitos que existen sobre los gatos.

Mito: a los gatos les gusta la leche

Fox: esta es una especie de imagen que se nos ha presentado a lo largo de nuestra infancia, como en los libros de cuentos, en las películas y en la televisión, pero por desgracia los gatos a medida que crecen van desarrollando una intolerancia a lactosa. Sus cuerpos ni siquiera pueden digerir la leche. Cuando son gatitos, tienen una encima llamada lactasa, que les ayuda a digerir la leche, porque tienen que beber la leche de su madre. Pero a medida que van creciendo, esa enzima, que suele estar muy presente, desaparece. Y es cuando son incapaces de digerir la leche. Si alimentas con leche a una gata mayor, o a cualquier gato después de haber sido destetado, no podrá digerirla. Aunque te parezca que se divierte mucho tomándola, les puede causar molestias gastrointestinales. 

Hohenhaus: podrías ir a la tienda de mascotas y, no obstante, comprar leche para gatos. Y la leche para gatos tiene dos cosas que la hacen especial para los felinos. Una es que no contiene lactosa, como la leche sin lactosa que puedes comprar en cualquier supermercado. Pero también tiene extra de taurina añadida. Y los gatos necesitan taurina como parte de su dieta. Es una fuente extra de ese aminoácido especial para los gatos. 

Fox: ¿Quién sabía esto?

Mito: los gatos son nocturnos

Hohenhaus: ¿Cómo puedes ser nocturno cuando duermes 23 horas al día? Los gatos normales duermen 23 horas al día. Se despiertan lo suficiente como para matar alguna presa, comerse a esa presa y luego volver a dormir hasta la próxima vez que les entre el hambre.

Fox: realmente son animales crepusculares.

Hohenhaus: ¿Que son qué?

Fox: crepusculares. Eso quiere decir que se mantienen activos durante el atardecer y el amanecer, lo que está muy relacionado con lo que acabas de decir sobre la caza. Así es como los leones cazan. Cazan al anochecer o al amanecer, y es donde pueden ver mejor a la presa, cazar y matar, y nuestros gatos domésticos evolucionaron a partir de estas criaturas. Se supone que son más activos por la mañana y por la noche, pero no necesariamente en mitad de la noche. Aunque algunos gatos lo son.

Hohenhaus: bueno, y son más activos por la mañana. Pregúntale a cualquier dueño de un gato. A las 4 de la mañana, el gato camina sobre tu cabeza, corre sobre la cama, tratando de levantarte, porque no tiene que cazar su desayuno. Solo tienen que levantarte.

Mito: los gatos odian el agua

Fox: No puedo decir que todos los gatos odian el agua pero, en mi experiencia, a la mayoría de los gatos no les gusta el agua, ya que no les gusta que los bañen en ella. No verás un gato ir a nadar voluntariamente. Diría que a la mayoría de los no les gusta el agua, pero cuando los gatos se sienten desaliñados, tal vez sí pueden pasar por el aro.

Mito: los gatos creen que su dueña es su madre

Hohenhaus: Creo que solo te ven como una fuente de alimento, comodidad, limpieza y un lugar seguro para vivir.

Fox: sí, tu gato no piensa que eres su madre, pero piensan que eres su cuidadora y te necesitan, pero ya sabes que otra persona podría llenar ese vacío para tu gato rápidamente, honestamente. No creo que los gatos piensen que eres su madre, aunque haya algunas personas que lo piensen.

Mito: las mujeres embarazadas no pueden vivir con gatos

Fox: es un mito muy extendido. Por favor, no te deshagas de tu gato si estás embarazada. Los gatos a veces pueden estar infectados con un parásito llamado toxoplasmosis, que puede ser expulsado a través de sus heces. Si lo coge una mujer embarazada, este parásito a veces puede causar defectos en el nacimiento o abortos, y eso es algo que querríamos evitar.

Limpiar la caja de arena diariamente ayudará con esto. No es conveniente dejar la caja de arena llena durante más de un día, porque eso podría aumentar la infección. Si necesitas limpiar la caja de arena, deberías usar guantes. Lo mejor que puedes hacer es que alguien limpie la caja por ti, lo que también es genial. ¿Quién quiere limpiarla? Es un descanso de solo 9 meses.

Hohenhaus: si te preocupa tu saludo o la de tu gato durante el embarazo, asegúrate de hablar con tu veterinario y tu ginecólogo.

Mito: los gatos pueden ver en completa oscuridad

Hohenhaus: los gatos tienen una gran visión nocturna. Tienen como una especie de espejo en la parte posterior de sus ojos. Y eso lo puedes ver al hacerle fotos a tu gato porque ves ese reflejo amarillo verdoso en la cámara, y eso es el espejo que está en la parte trasera del ojo del gato que le ayuda a reflejar la luz de alrededor para mejorar su visión nocturna. Y a esa área reflectora se le llama el tapetum.

Fox: los gatos no pueden ver en la oscuridad total. Todavía siguen necesitando un poco de luz en sus ojos para que rebote dentro del ojo. En una oscuridad tan completa no pueden ver, pero en un escenario de mucha oscuridad con un poco de luz, podrían ver.

Mito: la comida humana es mala para los gatos

Hohenhaus: no recomendamos alimentar a los gatos con una dieta humana, porque no satisface sus necesidades nutricionales. Los gatos son carnívoros y eso quiere decir que necesitan comer carne. Tu dieta no es apropiada para los gatos.

Mito: los gatos negros dan mala suerte

Fox: esto sí que es un gran mito. 

Hohenhaus: creo que los gatos negros solo se dan mala suerte a sí mismos, porque no son adoptados en los refugios tan fácilmente como un bonito gato gris o un llamativo tricolor. La mala suerte es en realidad para el gato, no para ti.

Mito: a los gatos no les gustan ni las personas ni a los bebés

Hohenhaus: mi madre estaba tan preocupada por esto que cuando estaba embarazada y seguí ateniendo a mis gatos. Ella dijo: “esos gatos se van a subir a la cuna y van a ahogar a mi nieto”. No pasó nada de eso. Los bebés son impredecibles, y huelen diferente a las personas, y hacen diferentes movimientos que los adultos, y tienen pañales apestosos. Creo que esto podría ser en parte cierto. No es que no les gusten los bebés. Es que son diferentes a las personas a las que están acostumbrados.

Mito: los gatos siempre caen de pie

Fox: bueno, los gatos tienen un excelente reflejo de desplazamiento, lo que significa que muchas de las veces se posan de pie, y eso tiene que ver con su anatomía y su sistema vestibular. Sin embargo, desafortunadamente, soy médico de urgencias, vivo en Nueva York. Veo muchos, muchos gatos que no caen de pie. No creo que tu gato esté muy bien si se cae de la ventana de un tercer piso o incluso de la parte de arriba de tu nevera.

Hohenhaus: y cuando se caen, caen sobre su mentón, y a menudo se fracturan las muñecas y luego si se caen sobre la panza, también reciben aire en sus pulmones o alrededor de sus pulmones porque estos se desgarran un poco y empiezan a sufrir filtraciones. Estas lesiones son severas y ponen en peligro la vida de los gatos. La respuesta es poner protectores o no abrir las ventanas.

Mito: los gatos y los perros no se llevan bien

Hohenhaus: no tengo ni idea de dónde habrá salido esto. Hay muchas casas y hogares en Estados Unidos donde hay tanto perros como gatos y estos están perfectamente bien. Al igual que hay algunas personas que no se llevan bien, a veces un perro y un gato no se llevan bien. Creo que depende más de la personalidad del perro y el gato el hecho de que se lleven bien.

Fox: no van a ser la próxima sensación de YouTube, pero supongo que mantienen una relación de trabajo.

Hohenhaus: sí, sí, eso es bueno. Una relación de trabajo. Tenemos que trabajar juntos para ser buenas mascotas.

Fox: sí, hay que hacerlo.

Mito: cuando los gatos ronronean quiere decir que son felices

Fox: Esto es, definitivamente, un mito, y te puedo decir que me han arañado muchos gatos que ronroneaban. El ronroneo se asocia a menudo con el placer en los gatos; sin embargo, a veces los gatos ronronean por otras razones como que están nerviosos o es una advertencia, o tienen hambre… Pero no necesariamente quiere decir que están felices.

Mito: un año humano es igual a siete años de un gato

Fox: este es otro mito. Creo que esto es algo que asociamos más con los perros. Pero si lo aplicas a los gatos, no es más que un mito.

Hohenhaus: bueno, y si lo ves al revés, un gato puede tener gatitos cuando tiene 6 meses. Un gato de 6 meses tendría 3,5 años en la edad humana y claramente ningún niño de 3,5 años puede tener bebés propios.

Fox: espero que no.

Hohenhaus: entonces, eso es algo que tampoco funciona con los gatos.

Fox: hoy hemos desmentido algunos de los mitos sobre los gatos. Hay un poco de verdad en algunos de los que hemos hablado, y creo que es muy apropiado, ya que los gatos son animales muy particulares y especiales son un poco mezcla de todo, al igual que estos mitos. Las primeras palabras de mi hijo fueron “miau”.

Productor: es una locura.

Hohenhaus: miraba al gato y decía “miau”.

Fox: eso es bonito, ¿verdad?

Y además