Pasar al contenido principal

Este paleontólogo aficionado ha descubierto por accidente huellas de dinosaurios de hace más de 100 millones de años en el parking de la NASA

Excavación paleontología en campus de la NASA
NASA/ Rebecca Roth
  • Un investigador encontró una losa con 70 huellas de dinosaurios y mamíferos de hace 100 millones de años. 
  • El hallazgo fue producto de la casualidad, cuando Ray Stanford, un paleontólogo aficionado se topó con la formación rocosa en el aparcamiento de un centro de la NASA. 
  • Gracias a las huellas se puede conocer cómo se comportaban los dinosaurios. 

Hace unos 65 millones de años que los dinosaurios se extinguieron y dejaron de habitar nuestro planeta. Estas criaturas han cautivado el imaginario colectivo y los últimos descubrimientos sobre su paso por la Tierra desde luego parecen una historia de ciencia ficción. 

En 2012, Ray Stanford, un paleontólogo aficionado especializado en dinosaurios, abandonaba el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA después de comer con su mujer que trabajaba ahí cuando se fijó en una formación rocosa detrás del edificio. En la roca expuesta reconoció una huella de dinosaurio de unos 30 centímetros; en concreto, de un nodosaurio, según informa Europa Press. 

Tras el hallazgo se inició una excavación, dirigida por Stephen J. Godfrey del Museo Marino de Calvert, que desenterró una losa de arenisco de unos dos metros cuadrados. Los análisis de los últimos años a cargo de Martin Lockley de la Universidad de Colorado han revelado que contiene casi 70 huellas de dinosaurios y mamíferos con más de 100 millones de años de antigüedad, según el estudio final publicado en Scientific Reports.

En el siguiente vídeo, Stanford and Lockley explican el hallazgo. 

"Es una máquina del tiempo", asegura Stanford sobre el descubrimiento, ya que permite, no solo identificar a las especies, sino saber cómo eran sus comportamientos. Por ejemplo, la huella de un pequeño nodosaurio contenida en la de otro más grande da pistas sobre cómo se desplazaban. Y tanto Stanford como Lockley aseguran que, gracias a las huellas, pueden hacerse una idea de cómo se alimentaban, según Europa Press.

Uno de los comportamientos más interesantes que sugiere el hallazgo es que los dinosaurios podrían haber salido a cazar en grupo, lo que implicaría un tipo de "comportamiento social", según explica el científico Compton Tucker, colaborador en la investigación, a The Washintong Post. Además, el descubrimiento conforma una de las mayores concentraciones de huellas de este tipo en un mismo lugar.

Más allá del valor científico, para Stanford, es "poético" que los dinosaurios pasaran por el mismo sitio que ahora ocupan astrónomos e ingenieros espaciales. 

Y además