Endesa negocia un plan de prejubilación para 1.000 empleados, con hasta el 80% del sueldo, por el cierre de las centrales de carbón

José Bogas, consejero delegado de Endesa
José Bogas, consejero delegado de Endesa
Reuters
  • La compañía energética y el sindicato UGT se someterán a un árbitro para negociar un plan de prejubilación al que se podrán acoger los empleados que hayan cotizado un mínimo de 25 años.
  • Endesa tiene previsto negociar un programa de bajas voluntarias incentivadas para reducir un 10% su plantilla, es decir, en unos 1.000 trabajadores. 
  • La energética anunció el cierre de las centrales de carbón de As Pontes, en A Coruña, y de Litoral, Almería. Ambos cierres afectarán a unos 1.000 empleados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El cierre de las centrales de carbón tendrá un impacto en la plantilla de Endesa. La compañía energética y el sindicato UGT se someterán a un árbitro para negociar el V Convenio Colectivo y, a la vez, un plan de prejubilación al que se podrán acoger los empleados que hayan cotizado un mínimo de 25 años. 

Endesa tiene previsto negociar un programa de bajas voluntarias incentivadas para reducir un 10% su plantilla, es decir, en unos 1.000 trabajadores. Entre sus compromisos está el de sufragar entre un 60% y un 80% del salario, durante un máximo quince años, de quienes hayan cumplido con la cotización. El porcentaje que cobrarán los trabajadores que se acojan a la baja voluntaria será inversamente proporcional al tiempo que reste para que estos empleados lleguen a la edad de jubilación de 65 años. 

La compañía dirigida por José Bogas se enfrenta a una transformación de su actividad. Un movimiento por el que está confiriendo un mayor peso a las renovables y reduciendo su dependencia de fuentes energéticas que utilicen combustibles fósiles, sin ir más lejos, el cierre de las centrales de carbón.

Y es que la compañía energética anunció a finales del pasado año, y por adelantado, el cierre de las centrales de carbón de As Pontes, en A Coruña, y de Litoral, Almería, tras medio año funcionando a medio gas. El cierre de sendas centrales afectará a unos 1.000 empleados, considerando puestos directos e indirectos. La compañía ha previsto una partida de unos 4.400 millones de euros en los próximos cuatro años para las zonas que se verán más afectadas por los cierres, entre ellas Teruel, Almería o Galicia. 

Leer más: El plan de Endesa para atacar el mercado de los vehículos eléctricos: 65 millones y más de 108.000 puntos de carga hasta 2023

Los datos oficiales de la compañía reflejan que el 22% de la plantilla supera los 55 años y el 33,7% se encuentra entre los 45 años y los 54 años. Endesa además negocia con  los sindicatos UGT y CCOO el V Convenio Colectivo para que los trabajadores y jubilados de la energética puedan seguir teniendo luz gratis. 

En su plan de cierre, la energética propuso sustituir en Galicia los 1.468 MW térmicos de la central por 1.505 MW renovables en el periodo 2020-2026, con una inversión de unos 1.580 millones de euros y la generación de unos 1.250 empleos directos de media anual en los seis años de la fase de construcción y 125 en la de operación y mantenimiento.

Para Andalucía, contempla en el periodo 2020-2026 la construcción de unos 1.520 MW de potencia solar y eólica en Almería, donde se ubica la central, con unos 1.200 millones de euros de inversión y la creación de unos 700 empleos directos de media anual en los seis años de la fase de construcción y 110 en la de operación y mantenimiento, y 2.535 MW más para el resto de Andalucía.

LEER TAMBIÉN: 7 cosas que debes saber sobe el desconocido negocio de renovables de Solarpack, ante su inminente salida a Bolsa

LEER TAMBIÉN: Estos son los 10 países que lideran la transición energética y no, España no está entre ellos

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Endesa
  2. Trabajo
  3. Sindicatos
  4. Energía
  5. Energías renovables
  6. Trending
  7. Top