Este es el entrenamiento más efectivo y adecuado en función de la edad que tengas

personas haciendo deporte, caminar, correr
Flavio Lo Scalzo/Reuters
  • En función de la edad que tengas, debes focalizarte en un tipo de entrenamiento que centre el trabajo físico en aquellos aspectos que más debes cuidar. 
  • El rendimiento también varía en función de la edad, así que lo mejor es que aproveches tus años dorados para hacer ese ejercicio que tanto te gusta. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hacer ejercicio de forma asidua genera una serie de efectos beneficiosos para la salud. Desde prevención de afecciones, entre las que se encuentran enfermedades del corazón y la diabetes tipo 2, a cambios estéticos y mentales.

Pero hay que tener en cuenta que el tipo y la cantidad de ejercicio que se realiza debe adaptarse a medida que cumplimos años.

Según Gemi Osorio, personal trainer y propietaria del centro Pilates y Movimiento, relata a ABC la rutina debe adaptarse a las necesidades de cada uno.

Si quieres asegurarte de que estás haciendo el tipo de ejercicio que corresponde a tu edad, consulta esta guía. 

A los 20

Reuters

Cuando eres más joven tienes la mejor capacidad de rendimiento para cualquier actividad deportiva como pueda ser el fútbol, baloncesto, tenis o grandes deportes. Además, tu tiempo de recuperación será mucho más corto. 

"Cabe destacar que, si quieres entrenar con altas intensidades, rutinas funcionales o deportes bastante fuertes la alimentación va a ser clave. También es el momento adecuado para atreverse con aquellos en los que se segregue gran cantidad de adrenalina. Aprovecha para trabajar la fuerza o cualquier rendimiento deportivo", explica el entrenador personal. 

Leer más: Qué le sucede a tu cuerpo cuando empiezas a hacer deporte regularmente

A los 30

Shutterstock

Shutterstock

A partir de los 30 años, la carrera profesional y la vida familiar se convierten en una prioridad para muchas personas, por lo que es importante mantener la fuerza y la salud cardiovascular para ralentizar el lógico declive físico

Con el paso del tiempo, el cuerpo se deteriora y cada vez cuesta más tiempo recuperarse de los entrenamientos intensivos. Según apunta Gemi, a partir de los 30 la masa muscular disminuye de forma gradual entre un 3% y un 8% acelerándose mucho más este proceso cuando se supera la barrera de los 60 años. 

Es el momento de tomarse más en serio  la alimentación y el descanso y empezara trabajar una rutina más específica tanto a nivel de fuerza como cardiovascular y elasticidad. "Se empieza a trabajar la fuerza de un modo más focalizado, pues se busca un cuerpo más definido. Para ello es necesario tener un programa adecuado en función de los objetivos que persigamos. En resumen, a los 30 el entrenamiento elegido dependerá de cómo te quieras ver en las siguientes décadas". 

A los 40 

Getty

Está década a nivel físico es el principio del declive. "Los que no tienen el hábito de entrenar habrán notado que la fuerza de la gravedad hace su efecto, mientras que los asiduos al gym sabrán que la recuperación es más lenta que antes", comenta Gemi. 

A los 40 el metabolismo se empieza a ralentizar como consecuencia de la disminución de algunas hormonas anabólicas como la testosterona. Es un periodo donde el hombre tiene menos capacidad para quemar grasa y ganar masa muscular. 

“Aconsejo incidir en el trabajo de fuerza para mejorar la masa muscular, controlando tanto la intensidad de las sesiones como los periodos de recuperación", explica Gemi. 

Leer más: Cuál es la mejor hora para hacer deporte y que te ayude a dormir mejor

A los 50 

Carlos Osorio

Reuters

En esta etapa la planificación total es la clave, ya que debes cuidar tu alimentación, el descanso, los entrenamientos y combatir el estrés. 

"Esta fase será clave reducir el número de calorías progresivamente. Sobre todo, escucha a tu cuerpo. En esta década la fuerza y el cardio van de la mano, pero resulta especialmente importante también la elasticidad y la agilidad (no estaría de más valorar algunas opciones como el yoga), puesto que con esta edad es normal que se pierda algo de equilibrio”, explica el entrenador personal. 

A los 60 

Getty

En esta franja de edad hay que tener en cuenta que las perdidas de masa muscular van a ser muy difíciles de recuperar, por lo que la constancia se convierte en un elemento clave.

"Las fibras de contracción rápida serán las primeras que disminuyen de tamaño a medida que pasa el tiempo, pero también son las más positivas asociadas con la fuerza, la masa muscular y el manejo del azúcar en la sangre, por lo que tiene sentido entrenarlas siempre", comenta Gemi. 

 Entrena la fuerza y la flexibilidad dos veces a la semana, continúa haciendo ejercicios cardiovasculares, como pueden ser los paseos a un ritmo ligero o prueba el baile de salón o cualquier otro tipo de baile, es una manera divertida y sociable de hacer ejercicio.

LEER TAMBIÉN: Cuál es la mejor hora para hacer deporte y que te ayude a dormir mejor

LEER TAMBIÉN: Estas mascarillas homologadas son las mejores para hacer deporte sin ahogarte

LEER TAMBIÉN: Qué le sucede a tu cuerpo cuando empiezas a hacer deporte regularmente

VER AHORA: Joan Jordi Vallverdú, CEO de OmnicomMediaGroup: “La principal herramienta que tenemos es el talento de las personas”

    Más:

  1. Salud
  2. Top