¿Qué le pasó a BlackBerry? Así vivieron varios exempleados el ascenso y la caída del pionero de los smartphones que ha desaparecido definitivamente este año

BlackBerry

BI España

  • BlackBerry sigue siendo, gracias a sus móviles con teclado y conexión a Internet, una marca conocida y querida a pesar de haber dejado el negocio de smartphones a principios de este año.
  • 3 exempleados hablan con Business Insider España sobre cómo fue trabajar para esta empresa, tanto en su momento álgido como las épocas de vacas flacas.

Año 2009. El iPhone tiene menos de 2 años de historia y Android, apenas unos meses. Los bolsillos de las personas están cada vez más poblados por unos característicos móviles con teclado QWERTY físico que contrastan mucho con los viejos teléfonos de tapa y teclado numérico. Blackberry está en pleno auge.

Cuando en agosto de 2009 se lanza el BlackBerry Curve 8520, el móvil más exitoso de la marca canadiense, el furor es total en todo el mundo, también en España. De ser un dispositivo inicialmente orientado a empresas, se convierte en un teléfono de masas.

Todos los consumidores quieren tener uno y todas las operadoras, que en este momento comercializan la gran mayoría de terminales, se pelean por tenerlos en sus catálogos. Su popularidad es arrolladora entre los adolescentes, que piden el último modelo a sus padres para chatear con sus amigos.

La compañía decide lanzar una versión en color morado del BlackBerry 8520. A pesar de ser de gama de entrada, Telefónica puja fuerte por hacerse con este color de forma exclusiva. Y le funciona: las ventas se disparan. 

"Algunos distribuidores decían que era de edición limitada porque no habían comprado suficiente stock", explica Elena Sánchez Cuenca, empleada de la compañía entre 2006 y 2011 —hoy está en Google—, a Business Insider España.

Barack y Michelle Obama usando una BlackBerry en 2011. El entonces presidente de Estados Unidos siempre llevaba una en su cinturón.

En estos momentos, sus móviles están tan solicitados que también cantantes y políticos quieren uno. Barack Obama está entre su usuarios más ilustres. Entre los futbolistas de la selección española que ganó el Mundial de 2010 en Sudáfrica hay varios seguidores de la empresa y les dan una BlackBerry al pie de la escalerilla del avión.

Una de las personas que se los entregan es Roberto Nieto, empleado de ventas de BlackBerry entre 2008 y 2018. Fue testigo de excepción de los momentos álgidos de la compañía, pero también de su declive posterior ante la pujanza de los gigantes Apple y Google.

BlackBerry: la historia de la compañía canadiense que populariza el smartphone

Sede de BlackBerry en Nueva York, aunque su sede central estaba en Toronto (Canadá).

BlackBerry nace en Canadá en el año 1999, con el cambio de nombre del fabricante Research in Motion (RIM), y este mismo año lanza su primer teléfono móvil. 

Durante la década de los 2000, sus terminales con teclado físico que permiten escribir con los pulgares y acceder a Internet se popularizan ampliamente entre empleados de empresas. Su mayor gancho: la posibilidad de leer y recibir correos electrónicos y páginas web en cualquier momento y lugar.

La idea tiene tanto éxito que se abre paso en el mercado de consumidores finales, en el que aún no era habitual tener móviles con conexión a Internet. Pero a los usuarios les seducen también la conexión a Internet y las aplicaciones de mensajería. 

Hasta el punto de que BlackBerry acuña el término smartphone y lo populariza.

El gran atractivo de la marca para el consumidor de a pie es BlackBerry Messenger, una app de mensajería en tiempo real adaptada a su sistema operativo propio. Con ella, los usuarios intercambian su número PIN único para poder chatear entre ellos. Y la seguridad es uno de los puntos fuertes.

El éxito de BlackBerry, en cifras

Entre 2007 y 2011, BlackBerry está en la cresta de la ola. 

El precio de sus acciones se dispara debido al fenómeno mundial de la marca. El 19 de junio de 2008, BlackBerry alcanza su techo: los 147,55 dólares por acción, más del cuádruple de lo que se pagaba por sus títulos 2 años antes.

Su capitalización bursátil también llega a su máximo histórico en junio de 2008: más de 83.000 millones de dólares, por encima de, por ejemplo, la surcoreana Samsung.

En los años 2008 y 2009, la marca canadiense vende uno de cada 5 smartphones comercializadosen todo el mundo, lo que le sirve para alcanzar la cuota de mercado más alta de su historia, según los datos de Gartner.

En 2010, BlackBerry supera los 47 millones de smartphones vendidos en un solo año.

A mediados de 2013, la marca canadiense alcanza su cifra histórica más alta de usuarios en todo el mundo: 85 millones personas utilizan en este momento sus smartphones.

La entrada triunfal de BlackBerry en el mercado español, de desconocidos a estrellas: "De repente éramos ricos y guapos"

Stand de BlackBerry en el Mobile World Congress de Barcelona de 2006.

Cuando aún poca gente había oído hablar de los smartphones y no se acababa de ver la utilidad de tener Internet en el móvil, BlackBerry se va expandiendo a nivel internacional y llega a España en junio del año 2003 como una completa desconocida.

En sus primeros pasos, empieza siendo una compañía con una plantilla joven pero muy apasionada. "Éramos todos bastante jóvenes, la media de la compañía estaba en torno a los 28-30 años, y todos con muchas ganas", describe Elena Sánchez Cuenca, que entró en 2006.

Pese a tratarse de una compañía canadiense y con fuerte presencia internacional, sus empleados coinciden en una cosa: el ambiente familiar de los primeros años en BlackBerry en España.

"Todos estábamos ávidos de contribuir a aquella locura que apuntaba a ser un éxito, conscientes de trabajar en una gran multinacional, pero con un punto de familia que lo hacía diferente a cualquier otra gran tecnológica", señala Roberto Nieto.

Y los resultados les acompañan: las grandes empresas abrazan los nuevos móviles BlackBerry, con tasas del parque de dispositivos de hasta el 90% en sectores como la banca. Son pocas las grandes corporaciones que no dan uno de estos móviles a sus empleados en España.

Y cuando el mundo del consumo también se sube al tren, los móviles con teclado de la marca canadiense se convierten en el objeto de deseo de los adolescentes, que lo piden a sus padres para poder chatear con sus amigos gracias a la app BB Messenger. En momentos de pico de ventas, BlackBerry llega a suponer el 30% de los móviles vendidos (inteligentes o no) por los operadores.

El éxito de BlackBerry acaba convirtiéndose también en el de sus empleados, que pasan a encontrarse entre los más valorados de la industria. "De repente éramos ricos y guapos", ironiza.

Cuánto habrías ganado al invertir 1.000 euros en GameStop, BlackBerry y AMC en el momento adecuado: las acciones preferidas de WallStreetBets

Entre los alrededor de 20 exempleados contactados para este reportaje se encuentran personas que han ocupado puestos directivos de gigantes como Apple, Google, Vodafone y Microsoft. En muchos casos, aún los ocupan.

Su influencia es tal que llegan a inspirar a la nueva generación de desarrolladores del sector. En un hackaton en Vigo en 2012, Jorge del Casar, desarrollador y evangelista del ecosistema de software de BlackBerry, se encuentra con una chica de 16 años y sus padres, que dudan si dejar que participe en el evento.

Del Casar les promete estar pendiente de ella y no solo les convence para ese día. "Esa chica hoy tiene 26 años, se llama María Benavente y es Language Engineer en Apple, desarrollando Siri", cuenta en declaraciones a Business Insider España, reconociendo que esta historia aún le emociona. 

Los días de vino y rosas de BlackBerry en España se viven con viajes continuos y proyectos ambiciosos: "Siempre había afán de dar otro doble salto mortal"

BlackBerry

Para los trabajadores de BlackBerry en España durante sus mejores años, este periodo se vivió de forma unánime como un periodo de mucho trabajo y de proyectos osados, en un sector que ha cambiado sustancialmente respecto a la actualidad.

"Echábamos muchas horas, trabajábamos muchísimo, viajábamos de continuo, pero sabíamos que estábamos siendo artífices de algo muy importante", afirma Roberto Nieto.

Y, precisamente una de las causas que motivaban los viajes perennes en BlackBerry era el funcionamiento de la venta, que aún controlaban casi en su totalidad los 3 grandes operadores de telefonía: Telefónica, Orange y Vodafone. 

Esta última fue, de hecho, la primera de ellas en apostar por BlackBerry como producto para gran consumo y no le salió nada mal, aunque sus rivales no tardaron en seguir su ejemplo.

El día a día de los trabajadores de BlackBerry en España dedicados a ventas, que en aquel momento eran un porcentaje significativo —mayor del que tienen hoy las marcas tecnológicas—, consistía en viajar por todo el territorio español para colocar sus existencias en los distintos operadores y canales de distribución.

"Recuerdo que, cada comienzo de trimestre, mi director se ponía en modo pallet y comenzaba a repartir entre todos los ejecutivos el número de dispositivos o pallets que nos tocaba mover en los siguientes meses", según Nieto. 

"Cada vez que recibía mi cupo, me despedía de mi familia por un par de semanas para recorrer la distribución nacional exclusiva de cada operador y colocar —a veces casi en modo subasta— todo mi stock", añade.

Dada la elevada demanda entre los operadores de móviles de BlackBerry, comienzan a producirse situaciones y a gestarse proyectos que hoy se considerarían verdaderas locuras. "Siempre había afán de dar otro doble salto mortal", recuerda Nieto.

Las ganas de todos los operadores españoles por ser los primeros en ofrecer cada nuevo dispositivo de la marca (si era posible en exclusiva) llegaron a jugarles malas pasadas.

"Esto nos dio algún susto en algún momento ya que algún operador llegó a meter la pata y forrar los aeropuertos unos días antes incluso de que BlackBerry anunciara un nuevo modelo. Tuvieron que quitar la publicidad, claro está", relata Sánchez Cuenca.

Uno de los proyectos más ambiciosos se le ocurre al director de la marca en España después de una convención europea, cuando se propone colocar el doble de dispositivos en los canales de distribución. No solo lo consigue, sino que las ventas también se duplican.

Llega el declive: bajan las ventas, WhatsApp adelanta a BB Messenger y la marca acaba vendiéndose a TCL

BlackBerry Key 2, de la época de TCL.

Cuando comienza la década de 2010, es evidente que algo está cambiando. Los avances de los ecosistemas de iOS y Android hacen que los usuarios se pasen masivamente a otras marcas, con Apple y Samsung haciéndose con el liderazgo. Los planes de la marca canadiense van fracasando uno tras otro, con su número de usuarios y ventas cayendo en picado.

BlackBerry intenta adaptarse al mercado y en 2013 lanza su sistema operativo propio, BlackBerry 10, que mejora su sistema anterior, y sus primeros smartphones táctiles con el nuevo software, como BlackBerry Z10 y Q10

BlackBerry Q10.

Con su propio sistema operativo renovado, desde BlackBerry "sabían que llegaban tarde, y pusieron toda la carne en el asador, con la esperanza de hacerse un hueco en el mercado", narra Del Casar.

Pero esta estrategia hace aguas incluso en su sector más fuerte, el de las empresas. BlackBerry cede su posición dominante a iOS, la elección de la mayoría de directivos, y sobre todo frente a Android, que pasa a ocupar la mayor parte de los parques de dispositivos de las empresas.

Frente al 19,9% de cuota de mercado en el panorama global de sistemas operativos de smartphones que llegó a tener en 2009, el sistema operativo de BlackBerry 10 no cala en el mercado y en 2013 lo usan solo el 0,6% de móviles inteligentes del mundo.

En este contexto, incluso su herramienta más popular, los chats de BlackBerry Messenger, acaba perdiendo fuelle. Este software cede frente al empuje de las aplicaciones de mensajería actuales, con WhatsApp a la cabeza, presente en las tiendas de apps de Google y Apple.

"Todo el mundo empezó a cambiar BlackBerry Messenger por WhatsApp y ahí fue cuando le vimos las orejas al lobo", reconoce Elena Sánchez, que dejó la empresa en 2011 para irse a Microsoft y después recalar en Google.

Con el sistema propio BlackBerry 10, la estrategia de la marca no funciona y, tras un último intento sin éxito por lanzar móviles con sistema operativo Android en 2015, este mismo año su base de usuarios baja de los 20 millones. 

El momento es desesperado y vende su división de smartphones a TCL en 2016 para que sea este fabricante chino quien se ocupe del diseño de los nuevos móviles con marca BlackBerry —aunque la rama canadiense mantiene otra parte de sus negocios como los servicios de comunicación segura y SaaS (siglas de software como servicio) para empresas, que siguen operando—. 

TCL mantiene Android en las siguientes BlackBerry e incluso retoma el teclado físico en su serie KEY, pero no llega a alcanzar, ni de lejos, las cifras de los años dorados. En febrero de 2020 TCL pierde los derechos de la marca.

Los pocos empleados que resistían en BlackBerry en España durante la etapa de TCL se dedicaban exclusivamente a la parte de servicios de software y seguridad. "Ya era una empresa 100% de software", apunta Nieto, que trabajaba en aquellos años en la compañía.

"A nivel personal, pasé de vender terminales móviles a ser un experto vendedor de SaaS en forma de licencias de un montón de diferentes suites que podían ser muy atractivas al mundo  de la empresa", señala el que fue responsable de Ventas a Empresas de la compañía en España.

Tras la salida de TCL, se hace con los derechos de BlackBerry una desconocida startup estadounidense, OnwardMobility, que nunca había fabricado un smartphone pero que promete lanzar un nuevo móvil. En febrero de 2022, el espejismo se desvanece y pierde los derechos definitivamente, lo que cierra la puerta a nuevos terminales de la marca. 

Su sistema operativo BlackBerry OS deja de recibir soporte desde el 4 de enero de este años. Esto marca el fin incluso para los dispositivos antiguos que seguían funcionando.

La cara oscura de los malos resultados: falta de presupuesto y despidos masivos 

BlackBerry

La compañía canadiense encadenaba trimestre tras trimestre de pérdidas. En 2011 logró su récord histórico de facturación: 19.907 millones de dólares. 

Pero solo 3 años después había perdido 2 tercios de sus ingresos, hasta 6.813 millones de dólares en 2014. Un descalabro tan rápido como su ascenso que no tarda en tener consecuencias.

Los 17.500 empleados que llegó a tener BlackBerry en 2011 son de los primeros en sentir este problema en forma de despidos.

Hasta entonces, BlackBerry no conocía otra tendencia que la de crecer en trabajadores en todo el mundo pero, entre 2012 y 2014, la empresa recorta más de 8.000 puestos de trabajo en todo el mundo, quedándose solo con la mitad de su plantilla. Y esta seguiría reduciéndose gradualmente hasta 2019.

Algo que también tiene su reflejo en España, donde su equipo se reduce sustancialmente en estos años. 

Un poco antes, en noviembre de 2013, esto es precisamente lo que le pasa a Jorge del Casar, que entonces trabajaba como desarrollador evangelista para la marca en España para extender el ecosistema de BlackBerry 10. Del Casar participa en congresos, da charlas, intenta convencer de las bondades del nuevo software del fabricante canadiense...

Pero la reducción del presupuesto se cruza en su camino.

"La cosa cambió avanzado el año 2013, cuando empezaron los recortes. Cada trimestre veíamos cómo se iba recortando el equipo, hasta que me tocó a mí, un día antes de mi cumpleaños", cuenta.

No es mucho mejor la situación para quienes siguen en la compañía durante el periodo de TCL, como sucede con Roberto Nieto, que continuó en BlackBerry hasta 2018. Su salida tampoco fue voluntaria.

En 2015, BlackBerry anuncia la adquisición de la compañía especializada en software de seguridad para empresas Good Technologies. Lo que parecía una compra más, tiempo después se convierte en una forma de legar su negocio de software a una nueva empresa y liquidar a los empleados de BlackBerry que permanecían desde la etapa anterior.

"Los que estuvimos hasta el final (finales de 2017, comienzos de 2018) y que luchamos por BlackBerry como si fuera nuestra propia compañía al final fuimos invitados a desistir voluntariamente. El estilo fue francamente mejorable", relata Nieto.

El sabor agridulce de los empleados de BlackBerry, tanto por la forma en que se precipitó su salida como por el fracaso del proyecto, contrasta con la alegría con la que todavía, años después de su salida, hablan de su etapa, de sus compañeros y del trabajo que desempeñaron.

Porque, aunque Google, Apple y aplicaciones como WhatsApp ganaron la carrera por dominar el panorama de los móviles, los usuarios siguen guardando en su memoria el recuerdo de esos primeros móviles inteligentes con teclado físico que hace años fueron parte de su vida.

Otros artículos interesantes:

Blackberry demanda a Facebook por infracción de patentes

BlackBerry denuncia a Twitter por incumplimiento de seis patentes que afectan a las notificaciones de esta red social

BlackBerry resucita y lanzará un nuevo smartphone con teclado físico y 5G en 2021

Te recomendamos