Los errores más habituales que puedes cometer al comprar un coche usado

Compra venta de un coche de segunda mano
  • Hay un montón de errores habituales que puedes cometer a la hora de comprar un coche usado. 
  • Debes tener en cuenta multitud de factores como conducir el coche para comprobar que todo es correcto o incluso negociar el precio, pero hay mucho más. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Si tienes la intención de comprar un coche usado hay una serie de errores habituales que puedes estar cometiendo aunque no lo sepas.

Ya sea la primera vez que te enfrentas a esta situación o ya lo has hecho unas cuantas veces, es fundamental tener en cuenta una serie de factores antes de que formalices la compra del vehículo. 

Es clave probar el coche antes de comprarlo o negociar la compra del vehículo. 

Según AutoBild, estos son los puntos que debes tener en cuenta, pero hay muchos errores habituales en la compra de un coche usado que puedes cometer.

Los errores más habituales al comprar un coche usado

1. No probar el coche antes de comprarlo.

Aunque no te lo creas, este es uno de los errores más comunes a la hora de comprar un coche usado y es clave ponerte a los mandos del vehículo para comprobar que todo funciona bien. 

Es clave que tengas en cuenta que el motor debe estar frío para detectar cualquier error y que taches todas las incógnitas habituales que pueden fastidiarte la compra

¿Enfría el aire acondicionado? ¿Funciona el ABS? ¿Están todas las luces de emergencia del cuadro de mandos apagadas? Son las dudas más habituales, pero puede haber muchas más. 

Estas son solo algunas preguntas que te puedes hacer, pero como podrás imaginarte, hay mucho más. 

2. No comprobar el kilometraje ni comprobar qué averías ha tenido el vehículo. 

Otro error habitual al comprar un coche de segunda mano es no echar un ojo al historial de averías del vehículo. 

Por suerte, es una cosa muy sencilla: pueden mirártelo en un taller o usar una aplicación de diagnóstico con un adaptador OBD2. 

También es fundamental que compruebes si no han manipulado el kilometraje, ya que es habitual que cambien la cifra para intentar venderlo más caro.

Todo esto lo puedes hacer utilizando la aplicación de diagnóstico Carly (iOS, Android).

3. Revisar si ha tenido algún daño por accidente. 

Es clave que revises bien la carrocería del coche para detectar algún posible golpe por accidente. 

Puedes comprobar si hay pintura diferente, comprobar los fatos o si hay rayaduras en las cabezas de los tornillos, por ponerte algunos ejemplos. 

4. No chequear el vehículo en la plataforma elevadora por si tiene algún problema. 

Un elemento igual de importante que conducir el coche y que sin duda es uno de los errores más habituales que se cometen al comprar un coche de segunda mano

Seguramente es por falta de atención, pero debes poner el coche en una plataforma elevadora para ver cómo están las piezas de la zona inferior del vehículo. 

Desde esta perspectiva puedes comprobar si el motor pierde aceite o agua, si tienen filo los discos de freno o si las juntas del chasis están libres y tiene las gomas intactas. 

5. Hacer la compra un día que llueve o hay poca luz.

Aunque te suene raro, las condiciones climatológicas del día de la compra son clave para tomar una decisión acertada. 

Ten en cuenta que bajo estas condiciones es mucho más difícil detectar posibles daños en la pintura o en la carrocería. 

Algo similar ocurre si el vendedor no quiere enseñártelo a plena luz del día y pone como punto de entrega un aparcamiento subterráneo oscuro. 

Es un error bastante común a la hora de comprar un coche de segunda mano y que no mucha gente tiene en cuenta. 

6. No tener información suficiente sobre el coche. 

Cuando te vas a comprar un coche de segunda mano es vital que pienses en los requisitos clave que debe cumplir el vehículo que quieres antes de tomar la decisión.

Puede ser el tamaño, el motor, la comodidad... Al final es todo cuestión de gustos. 

Es clave que selecciones tus favoritos y en función de esto te informes de posibles puntos débiles en revistas especializadas y compares precios en portales de coches usados. 

7. No planificar la compra y hacerlo de manera impulsiva. 

Sí, está claro que la compra de un coche es un motivo de alegría, pero un error habitual a la hora de comprar un coche usado es que te dejes llevar por la euforia. 

Es fundamental que dejes esto de lado y apuestes por tomar la decisión más racional posible. 

Echa un ojo al contrato de venta en casa antes de firmarlo para leerlo con calma y planifica con el tiempo suficiente para evaluar los pros y los contras de tu decisión. 

8. Hacer acuerdos verbales. 

Seguro que mientras estás hablando con el vendedor hay un montón de cosas que se dicen verbalmente y esto puede que no esté reflejado en el contrato por escrito.

Trata de que el vendedor sea lo más claro posible y que todo quede reflejado en el contrato de compra/venta para que no tengas un problema en el futuro. 

9. No negociar la compra. 

Es algo que no mucha gente se atreve y como te podrás imaginar es uno de los errores más habituales a la hora de comprar un coche de segunda mano

Siempre es posible lograr un posible descuento, incluso si no hay argumentos para hacerlo. 

Prueba suerte: si la respuesta es que no, no habrás perdido nada por preguntar, pero en caso afirmativo es un buen monto el que te estás ahorrando. 

10. No comprar el coche en un sitio seguro.

Si el lugar de compra del coche te parece extraño huye cuanto antes. 

Hay muchos compradores que han sufrido robos en tales circunstancias y por ese motivo es clave que la entrega se realice en un lugar seguro y neutral, como por ejemplo, delante del banco donde vas a retirar el dinero. 

Y ojo: no vayas solo a la entrega. 

Otros artículos interesantes:

Cómo elegir un coche desde la eficiencia (y por qué no es el único punto que te debería importar)

Esta es la función real del botón de recirculación del aire de tu coche

Trucos para quitar los arañazos del coche, según expertos

Te recomendamos

Y además