Pasar al contenido principal

¿Es recomendable hacer ejercicio durante un resfriado o gripe?

Una mujer estira después de hacer deporte
Para valorar los pros y contras de seguir haciendo ejercicio cuando no te encuentras bien, debes seguir la "regla del cuello". Nattakorn_Maneerat / Shutterstock
  • Cuando estás enfermo, puede ser difícil saber si el ejercicio te hará sentir mejor o peor.
  • Si no estás seguro, siempre puedes usar la "regla del cuello" para discernir si hacer ejercicio es una buena idea o no.

Cuando estás enfermo, bien sea gripe o un resfriado, hacer ejercicio físico puede ser lo último en tu mente. La mera idea de entrenar, sudar y agotarte seguramente no forme parte de los planes de tu agenda; lo más probable es que prefieras quedarte hecho un ovillo debajo de una manta.

Por otro lado, hay personas que no pueden esperar para volver al gimnasio aún estando enfermosAlgunas investigaciones muestran incluso que un resfriado no tiene por qué tener un verdadero impacto negativo en tus capacidades para el deporte y no son pocas las personas que aseguran encontrarse mejor después de hacer ejercicio.

Sin embargo, como señala el Huffington Post, no siempre es una buena idea. Por eso, cuando estés valorando los pros y los contras de hacer ejercicio mientras estás enfermo, puedes usar la conocida como "regla del cuello" para saber si es una buena o mala idea.

Según la Clínica Mayo, la actividad física moderada puede ser una buena opción cuando estás resfriado siempre y cuando no tengas fiebre. La razón por la que algunas personas se encuentran mejor después de hacer ejercicio es porque puede abrir sus fosas nasales, lo que alivia la congestión.

Leer más: Qué le sucede a tu cuerpo cuando empiezas a hacer ejercicio regularmente

Sin embargo, es importante tener en cuenta si tus síntomas se concentran todos "por encima del cuello" (como goteo nasal, obstrucción nasal, estornudos y dolor de garganta, entre otros). Por el contrario, no debes ejercitarte si tienes síntomas por debajo del cuello como presión en el pecho, tos continua y dolor muscular

En declaraciones al Huffington Post, el experto en acondicionamiento físico de Push Doctor Ben Fletcher asegura que la pérdida de concentración que puedes sentir si no te encuentras bien o estás enfermo puede ser muy peligrosa, sobre todo si utilizas alguna de las máquinas del gimnasio. Además, mantener el cuerpo hidratado puede ser difícil cuando se está enfermo, lo que también aumenta el riesgo de lesiones.

Por supuesto, estas son solo algunas pautas generales. Si escuchas a tu cuerpo con atención deberías poder saber si estás lo suficientemente bien como para salir a correr. No obstante, la Clínica Mayo recomienda que si estás resfriado o con gripe te tomes el ejercicio físico con calma y reduzcas la intensidad y la duración de tu entrenamiento para no excederte.

Te puede interesar