Pasar al contenido principal

El ingeniero español que lidera el desarrollo de un motor que podría revolucionar la aviación

Jesús López Ruiz Avio Aero
Jesús López Ruiz, de 37 años, es jefe técnico de Diseño Preliminar para Proyectos Futuros de Avio Aero. Avio Aero
  • Jesús López Ruiz, ingeniero español de 37 años, lidera la creación del primer motor aeronáutico desarrollado por General Electric fuera de Estados Unidos.
  • López explica en una entrevista con Business Insider España por qué el turbohélice supone un revulsivo para el sector.
  • El motor destaca por ser una pieza más segura que sus rivales y por consumir menos combustible.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Jesús López Ruiz lidera la creación del primer motor aeronáutico diseñado y desarrollado por General Electric (GE) fuera de Estados Unidos, uno de los proyectos más importantes en el sector europeo en este momento, según la compañía.

El turbohélice GE Catalyst supone un gran avance en el mundo de la aviación por ser de origen europeo pero también por las novedades que presenta respecto a otros motores de aviones.

"Hacía muchos años que no se desarrollaba algo muy avanzado", asegura en una entrevista con Business Insider España López, especialista en Propulsión Aeronáutica y jefe técnico de Diseño Preliminar para Proyectos Futuros de Avio Aero, empresa del  fabricante de motores General Electric Aviation.

En concreto, el turbohélice destaca por ser un motor más seguro y por consumir menos combustible.

Más seguro porque su "novedoso" sistema de control es mucho más sencillo de manejar, según explica el ingeniero español de 37 años, que detalla que "simplifica mucho el trabajo en cabina" pero también facilita el control en aviones no tripulados. "Tener una palanca que controla todo el motor simplifica mucho el trabajo. Cuanto menos tengas que hacer, más seguro es el avión", sostiene.

Asimismo, su consumo de combustible es entre un 15% y un 20% inferior en relación al resto del mercado, con un peso similar y con una potencia igual o mejor, algo validado por diferentes test, expone el líder del proyecto.

Además, destaca por tratarse de un motor completamente europeo fabricado entre Italia, Polonia, República Checa, Alemania y España, tras una inversión total de 400 millones de dólares (367,68 millones de euros) por parte de la empresa, que igualmente incorpora 98 tecnologías patentadas.

"Para GE, este segmento de mercado es nuevo segmento", cuenta el ingeniero. Y explica que GE es líder de mercado en aviones más grandes, aviones a reacción —"casi todos los aviones que vuelan tienen un componente de Avio Aero", subraya—. Este proyecto nace del intento de "tomar tecnología de aviones a reacción y traerla a un mercado más pequeño".

Leer más: Un ingeniero español revela cómo es trabajar en X, el laboratorio secreto de Google que convierte ideas de ciencia ficción en realidad

El motor está pendiente de su certificación y el responsable del proyecto estima que podría estar funcionando en aviones en unos dos años, dependiendo de cuánto tiempo conlleve este proceso y su comercialización.

Una vez listo, esperan venderlo sobre todo a clientes militares y aplicarlo en aviones tripulados y no tripulados de este sector, como grandes drones para misiones de vigilancia y patrulla que tienen capacidad para volar mucho tiempo.

Avio Aero es una empresa del grupo estadounidense General Electric —que la adquirió en 2013— y que, desde Turín (Italia), diseña y fabrica componentes de motores de aviación, civiles y militares —no confundir con la compañía italiana Avio, también del sector aeroespacial—.

Avio Aero tiene 4.600 empleados en Italia y 600 en Polonia. La empresa ha declinado facilitar a este medio datos de ingresos o de previsiones para este año.

Y además