Todo lo que ha ido mal en el sector aéreo en los últimos días y por qué las aerolíneas alertan de una posible quiebra en cascada

Un Boeing 777X durante unas pruebas en Washington, EEUU.
Un Boeing 777X durante unas pruebas en Washington, EEUU.
REUTERS/Terray Sylvester
  • Las aerolíneas llevan semanas alertando de que están adentrándose cada día en una situación más crítica.
  • La caída en la demanda por las restricciones a los viajes ante la crisis del coronavirus está llevando al límite a las cuentas del sector, y las empresas aseguran que muchas de ellas no aguantarán mucho más tiempo en pie.
  • Este es un repaso a todo lo que ha ido mal en el sector aéreo durante los últimos días por la crisis del coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las aerolíneas llevan semanas alertando de que están adentrándose cada día en una situación más crítica. Las restricciones a los viajes a nivel internacional provocadas por la crisis del coronavirus han llevado a la cancelación de miles de vuelos así como a una enorme caída de los ingresos de estas empresas, que aseguran que no aguantarán mucho tiempo en pie.

Estas compañías temen la quiebra si estas circunstancias se prolongan unos días más. Sus márgenes son pequeños: según datos de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), antes de la crisis del coronavirus las aerolíneas contaban, de media, con 3 meses de cash flow, es decir, que aguantarían 3 meses sin ingresos.

Pero esta situación se complica conforme pasan los días y continúan teniendo que hacer frente a elevados costes. 

Por eso, IATA ha alertado de que el sector necesita 180.000 millones de euros para salvarse de la crisis del coronavirus, asegurando que el 75% de las aerolíneas no sobrevivirá 3 meses sin ayuda, y la asociación Airlines For America ha pedido al Gobierno de EEUU una ayuda de de 54.000 millones.

En España, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) ha expresado su inconformidad con los 400 millones de euros que el Gobierno ha asegurado que destinará a apoyar al sector turístico ante el coronavirus por considerarlo "claramente insuficiente" para apoyar a un sector que, de caer, perjudicaría al turismo, el principal motor económico del país.

Este es un repaso a todo lo que ha ido mal en el sector aéreo durante los últimos días por la crisis del coronavirus: 

La crisis del coronavirus ha provocado multitud de cancelaciones de vuelos

El coronavirus, que a jueves 19 de marzo ha infectado a 17.395 personas y ha dejado 803 fallecidos en España –mientras que a nivel mundial ha infectado a más de 200.000 personas y dejado más de 8.400 fallecidos–, ha provocado una avalancha de cancelaciones de vuelos.

ALA, que aglutina cerca de 80 aerolíneas que vuelan en España, incluyendo 9 de las 10 de más tráfico, considera que este es "uno de los sectores que está sufriendo con más intensidad las consecuencias de este virus" y calcula que se han cancelado 4.400 vuelos que estaban programados para la segunda quincena de marzo. 

Así, también ha caído un 14% el volumen de pasajeros en los aeropuertos españoles durante la primera semana de marzo, según datos publicados por Aena, y el tráfico del aeropuerto de Barajas (Madrid) ha caído un 15,6% en la primera semana de marzo y el de El Prat (Barcelona) perdió un 19,8% de pasajeros.

Por empresas, IAG, el holding que engloba a Iberia, British Airways (BA), Vueling, Aer Lingus y la marca Level, ha decidido reducir un 75% su oferta de plazas de avión en abril y mayo y posponer el relevo en la presidencia de Iberia y Vueling, de la misma manera que Ryanair reducirá su capacidad un 80% en abril y mayo, y Air France-KLM lo hará entre un 70 y un 90%.

Similares medidas han sido anunciadas por parte de Lufthansa, Austrian Airlines y Brussels Airlines.

Ocasionadas principalmente por el cierre de fronteras y las restricciones a los viajes a nivel internacional

La UE ha cerrado sus fronteras por primera vez en su historia, no dejando entrar a ciudadanos de terceros países (sí a aquellos que busquen volver a sus hogares), un día después de que España restableciera sus controles terrestres para frenar la propagación del virus

España decretó el sábado el estado de alarma, exigiendo a sus ciudadanos que no salieran de casa a menos que sea estrictamente necesario, y medidas similares se han tomado en Italia, Portugal, Estonia, Hungría y Bulgaria, además de en China, entre otros.

Leer más: Resuelve tus dudas sobre el estado de alarma: qué se puede hacer exactamente y qué está prohibido

Además, muchos otros gobiernos que no han cerrado sus fronteras ni están en estado de alarma están advirtiendo que no se realicen desplazamientos.

Que han provocado una enorme caída en la demanda de billetes

Los consumidores no están comprando viajes en avión ante la enorme incertidumbre y los que tenían billetes para estos días están exigiendo compensaciones al no haber podido volar por causas de fuerza mayor –muchas están facilitando el cambio de estos billetes a otras fechas–.

Esta caída en la demanda "sin precedentes", temen las aerolíneas, puede prorrogarse durante meses ya que la crisis del coronavirus no solo no tiene fecha de fin sino que, posiblemente, provocará un miedo generalizado a viajar que podría extenderse durante meses —y el verano es clave para la actividad de estas empresas—.

Por eso, compañías como EasyJet tratan de animar las compras ofreciendo billetes baratos para invierno, poniendo a la venta billetes de octubre a febrero por 40 euros, buscando remontar las ventas.

En total, el volumen de vuelos peninsulares se ha desplomado hasta un 90% desde que el Gobierno decretó el estado de alarma y restringió los movimientos de los ciudadanos, según ha informado esta semana la secretaria general de Transportes, María José Rallo, en rueda de prensa.

El principal miedo de las aerolíneas es la quiebra: no tienen caja suficiente para aguantar mucho tiempo

Las aerolíneas llevan días advirtiendo de las graves consecuencias que la rápida expansión del COVID-19 podría tener en su industria, incluyendo posibles quiebras (lo que le ocurrió a Flybe hace unas semanas) que afectarían a todo el sector del turismo internacional.

Esta situación se explica debido a la delicada situación de tesorería de muchas ellas por el poco margen con el que juegan en el sector. Las aerolíneas ingresan unos 5 dólares por cada billete de 400, es decir, 4,80 euros, según cálculos de IATA, y, frente a la situación de otros negocios, son empresas que tienen que afrontar una gran cantidad de elevados costes vuelen o no lo hagan sus aviones.

Las aerolíneas no cuentan con un sólido flujo de caja: según datos de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), antes de la crisis del coronavirus las aerolíneas contaban, de media, con 3 meses de cash flow, es decir, que aguantarían solo 3 meses sin ingresos.

Otros datos apuntan a que los 5 principales grupos aéreos europeos, es decir, Lufthansa, Ryanair, IAG, Air France-KLM e easyJet, solo cuentan con 26.700 millones de euros de liquidez, algo que están intentando reforzar recortando gastos.

Leer más: Estas fotos muestran cómo es viajar por el mundo en tren, autobús, barco y avión con el auge del coronavirus

Pero esta situación se complica conforme pasan los días. En los últimos días, la americana United Airlines, el holding angloespañol IAG, Air France-KLM, easyJet, Finnair, Air New Zealand y Aeroflot han anunciado medidas drásticas para recortar esos costes, a la vez que se derrumban en bolsa y pierden capitalización bursátil.

Por eso, las aerolíneas están pidiendo a los Gobiernos ayudas para sobrevivir

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha alertado de que el sector necesita 180.000 millones para salvarse de la crisis del coronavirus, asegurando que el 75% de las aerolíneas no sobrevivirá 3 meses sin ayuda, y la asociación Airlines For America ha pedido al Gobierno de EEUU una ayuda de 54.000 millones.

De la misma manera, Airlines for Europe (A4E) ha exigido a los gobiernos europeos el aplazamiento y la exención de cualquier impuesto de aviación, o posponerlos hasta que la industria vuelva a tener una base operativa y financiera sólida.

Son peticiones que ha refueran los datos de la consultora y firma de análisis de las aerolíneas CAPA Centre for Aviation, que ha asegurado que "a finales de 2020, la mayoría de las aerolíneas del mundo estará en quiebra" a menos que se produzca "la acción coordinada de gobiernos e industria".

IATA también estimaba unas pérdidas de 113.000 millones de dólares en el sector como resultado de esta crisis, según cálculos que realizó antes del cierre de fronteras.

Incidiendo en que son claves para el turismo, sobre todo en España, donde el sector es el principal motor económico del país

A nivel nacional, el presidente de la patronal española Asociación de Líneas Aéreas (ALA), Javier Gándara, alertó la pasada semana, en conversación con Business Insider España, que los 400 millones de euros que el Gobierno ha asegurado que destinará en préstamos ICO a apoyar todo el sector turístico son "claramente insuficientes".

Leer más: Las aerolíneas consideran "claramente insuficientes" los 400 millones que el Gobierno destinará a apoyar al sector turístico por el coronavirus, menos que tras la quiebra de Thomas Cook

Gándara advirtió que, de caer las aerolíneas, se pondrían en riesgo multitud de puestos de trabajo, y recordó que el turismo supone el 13% del PIB español.

Por ahora, Europa ha anunciado que estas empresas no perderán sus derechos de vuelo si sus aviones tienen que quedarse en tierra, pero no ha anunciado medidas económicas como subvenciones o exenciones, y el sector recuerda, asimismo, que los aviones son clave para transportar carga como medicamentos y equipos médicos críticos, algo que se ve afectado por los ajustes a los viajes que se están tomando ante la expansión del virus.

Y la mayoría están ajustando su plantilla temporalmente para intentar recortar gastos mientras se recupera la situación

Iberia ha confirmado que ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a gran parte de su plantilla durante, como mínimo, 3 meses, de la misma manera que Air Europa y Volotea, mientras que Norwegian, y Vueling y Ryanair preparan ajustes similares. 

Leer más: Empresas turísticas, de transporte o de restauración, entre las más afectadas por el coronavirus: así preparan firmas como Iberia, Air Europa o Inditex una oleada de despidos

Otras no parece que puedan aguantar mucho más la presión y podrían ser rescatadas pronto, como Norwegian y Alitalia. Son medidas que podrían tomar sus Estados para salvar a dos aerolíneas que se encuentran en una situación económica crítica pese a tratarse de referencias en el sector aéreo europeo.

Ambas llevan en crisis desde hace muchos meses y habrían abierto contactos con los gobiernos noruego e italiano en busca de inyecciones de capital que les permitan sortear el abismo.

LEER TAMBIÉN: Hacienda, Seguridad Social y el SEPE permanecerán cerrados: así es como debes hacer las gestiones

LEER TAMBIÉN: El coronavirus puede sobrevivir "durante horas o un día entero" sobre la superficie de algunos objetos, según una epidemióloga: así debes desinfectarlos

LEER TAMBIÉN: Los expertos advierten que es "una irresponsabilidad" fabricar gel desinfectante en casa incluso cuando haya desabastecimiento en supermercados y farmacias: estos son los riesgos

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Aerolíneas
  2. Vuelos
  3. Viajes
  4. Transportes
  5. Trending
  6. Top