Pasar al contenido principal

Esta es la razón por la que los terremotos golpean México constantemente

Mapa del último terremoto en México
Mapa del último terremoto en México US Geological Survey
  • Un terremoto de magnitud 7,2 golpeó Oaxaca el viernes por la tarde.
  • El seísmo se produce tan solo meses después de que otro fuerte terremoto de dimensiones similares sacudiera Ciudad de México.
  • El país se encuentra sobre una de las tres placas tectónicas más grandes del planeta.

Si los gigantes jugasen al Jenga usando los países como tableros, México sería uno de los últimos lugares que escogerían.

El país se encuentra sobre tres de las placas tectónicas más grandes de la Tierra — la placa Norteamericana, la placa de Cocos y la placa Pacífica —. Cuando estos trozos de corteza terrestre chocan o se rozan entre sí se producen terremotos. Al tratarse de un antiguo lago, Ciudad de México también posee suelo blando que básicamente actúa como amplificador de los temblores y a menudo hace que terremotos pequeños se sientan con mayor intensidad.

El viernes un seísmo de magnitud 7,2 sacudió Oaxaca, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. El epicentro golpeó la localidad de Santiago Ixtayutla, pero hay informaciones de que los temblores se sintieron hasta a 350 millas (unos 560 kilómetros) de Ciudad de México.

El seísmo se produce apenas cinco meses después de que un terremoto de magnitud 7,1 golpease la capital del país casi en el aniversario de otro terremoto mayor, de magnitud 8,1, que 33 años antes había matado a más de 9.500 personas. Este segundo terremoto resonó a lo largo de la franja de la placa de Cocos y la Norteamericana cuando la placa situada más al sur se deslizó por debajo de la otra, golpeando a unas tres millas al noreste de la ciudad de Raboso.

Un gráfico del Servicio Geológico de EEUU ilustra cómo los terremotos han golpeado México
Un gráfico del Servicio Geológico de EEUU ilustra cómo los terremotos han golpeado México USGS

México es uno de los países con mayor actividad sísmica del mundo

A lo largo del siglo pasado, México ha sufrido 19 terremotos dentro de un radio de 155 millas (250 kilómetros) del epicentro del terremoto del año pasado, según el Servicio Geológico de EEUU. Pero los terremotos no son el único peligro que acecha México, ya que las erupciones volcánicas son también frecuentes en la región.

Situados al sur del epicentro del terremoto del año pasado, dos volcanes, El Chichón y el Volcán de Colima, entraron en erupción en 1982 y 2005 respectivamente. Otros dos volcanes activos al sureste de Ciudad de México, el Popocatépetl y el Ixtaccíhuatl, ocasionalmente expulsan gas y el último entró en erupción en 2010.

Buena parte de México City descansa sobre un antiguo lago, donde el suelo blando intensifica los efectos de los terremotos.

Un estudio publicado tras el seísmo de 1985 concluyó que las sacudidas habían sido amplificadas hasta un 500% en zonas próximas al epicentro donde el suelo estaba más blando. Desde entonces, la ciudad ha tomado medidas para hacer frente al riesgo de futuros temblores, como actualizar los códigos urbanísticos en torno a la capital y lanzar un sistema de alerta temprana de seísmos, aunque muchas partes del país aún carecen de infraestructuras seguras.

Te puede interesar