Pasar al contenido principal

Esta startup de la que nunca has oído hablar va a ayudar al cuarto banco de Japón a ahorrarse 1.000 millones de euros con un ejército de robots

Franck Lopez, vicepresidente de ventas de RPA de UiPath
Franck Lopez, vicepresidente de ventas de RPA de UiPath UiPath
  • La startup de robótica y automatización de procesos UiPath presenta su ambicioso proyecto para expandirse en España.
  • Financiada por gigantes como Google, actualmente cuenta con grandes socios como Movistar en nuestro país.
  • Su plan es multiplicar por cinco el volumen de negocios entre España y Portugal de cara a 2019.
  • Entre sus proyectos más ambiciosos, cuenta con un plan para ahorrar 1.000 millones de euros al año al cuarto banco de Japón con 4.000 robots.

UiPath, una startup con apenas tres años de recorrido, aspira a dominar el mercado de la automatización de procesos, principalmente "porque nuestros robots ya pueden hacer cualquier tarea que realice un humano", tal y como asegura Franck Lopez, vicepresidente de Ventas de UiPath.

Actualmente, es uno de los referentes en transformación digital y, en especial, automatización de procesos, y está en proyección de acabar el año con 50 clientes en España y Portugal. De cara a 2019, aspiran a multiplicar por cinco el volumen de negocios en el mercado ibérico.

Es más, entre sus clientes cuentan con un caso paradigmático, el de SMBC (Sumitomo Mitsui Banking Corporation, el cuarto banco de Japón): gracias a la tecnología de UiPath, "van a crear 4.000 robots y van a ahorrar unos 1.000 millones de euros al año", según López.

Leer más: Los 5 mejores cursos para aprender sobre inteligencia artificial

Lopez describe a UiPath como un unicornio: "Somos la empresa de robotización de software que más crece del mundo. Empezamos con un millón y llegamos a 100 millones en ingresos en solo 21 meses".

La clave de su éxito es su capacidad de adaptar a sus robots a cualquier ámbito de trabajo: desde finanzas a compras, pasando por recursos humanos o atención al cliente. Es decir, que UiPath no crea un robot específico para una tarea concreta, sino que genera "inteligencia artificial capaz de aprender y adaptarse" posteriormente a los distintos escenarios.

Tecnología que sirve para quitar todo el trabajo manual que no tiene valor añadido

En su ámbito de actuación, RPA (Robotics Process Automation), Lopez asegura que no tienen rival: "Nuestra tecnología quita todo el trabajo manual que no tiene valor añadido, gracias a lo cual se incrementa la productividad del usuario y permite una velocidad increíble".

Algo que se aplica a todo tipo de empresas en todo tipo de sectores. "Tenemos clientes en varios sectores como en el bancario, el retail, servicios...", explica Lopez. Un ejemplo es "Orange, que nos utiliza en todas las áreas de negocio. O Movistar, que automatizó sectores como el de finanzas, compras o RRHH y ahorró millones de euros".

Leer más: Cómo puede la inteligencia artificial ayudar a eliminar los atascos

Pero, ¿se puede cuantificar ese ahorro? Por supuesto: su cliente EDP ha implementado "220 procesos en un año y medio. Estos ahorros se visualizan a nivel ejecutivo. O, por ejemplo, en Orange [con la que trabajan desde 2017] tienen una sala de control en la que se ven los ahorros directamente proporcionados por la RPA", según Lopez.

Y estos son solo dos de los partners de UiPath. También trabajan con Deloitte, PwC, CapGemini... y otros más pequeños en un entorno colaborativo. En total, la compañía espera tener unos 2.600 clientes a final de año (ahora mismo unos 2.000), lo que se traduce en una captación de "unos 9 clientes cada día, uno por cada hora de trabajo de humano", apunta Lopez con humor.

Dos tipos de robot para automatizar cualquier proceso

Franck Lopez, vicepresidente de ventas de UiPath
Franck Lopez, vicepresidente de ventas de UiPath UiPath

Lopez explica que en UiPath "hay varios niveles de automatización: hay un nivel casi personal, como un asistente personal, y hay otra ayuda más a nivel corporativo, para procesos más complejos. Como en Volvo, que su robot es capaz de leer facturas e introducirlas en una base de datos. Así, el ser humano solo revisa las excepciones".

Él los denomina "robot desatendido" y "robot atendido" por un humano: "El desatendido trabaja todo el tiempo, las 24 horas. Y el robot atendido funciona como un robot virtual, para casos concretos. Incluso tenemos un orquestador para manejar estos robots a gran escala: puede manejar hasta 10.000 robots a la vez".

"El coste de una licencia es unos 1.200 euros al año para un asistente virtual. Un robot full (desatendido) son 8.000 euros al año", expone Lopez, que sostiene que "no es necesario saber de programación o de código; nuestra herramienta está pensada para perfiles no técnicos".

Por qué es importante una política 'open source' para crear una auténtica comunidad

En este sentido, UiPath apuesta por una política de open source para que todos sus clientes puedan disfrutar de las herramientas de los demás. "Además, toda la formación en Ui es totalmente gratuita", subraya Lopez.

"Tenemos una política de apertura en todos los sentidos: el año que viene vamos a formar a un millón de personas y ya tenemos programas con universidades, colegios, etc. Es una revolución y va a cambiar la manera en la que trabajan los usuarios", expone.

Leer más: Sólo 1 de cada 5 de las empresas españolas va más allá de las fases de pruebas en Inteligencia Artificial

"Tenemos una comunidad con más de 200.000 usuarios y todos participan con ideas nuevas", explica Lopez, que afirma que los Imagine Labs que UiPath pone a disposición de sus clientes sirven "para imaginar lo que se puede hacer con nuestra herramienta en el futuro".

"Acabamos de lanzar una plataforma de aplicaciones que se llama Go en la que se pueden obtener todas las aplicaciones desarrolladas por la comunidad: nuestras, de clientes, de los miembros de nuestra comunidad... Todas estas aplicaciones están supervisadas por nosotros y garantizamos su calidad. Se pueden descargar completamente gratis", asegura.

El proyecto ha captado 400 millones a pesar de haber pasado una década sin vender ningún producto

UiPath se erigió en 2012 sobre los cimientos de Deskover, fundada en 2005: "Hemos trabajado durante 10 años en la visión de la computación. Ahora, el software que tenemos es capaz de hacer las mismas tareas que un ser humano; la misma capacidad de identificar imágenes, como Google Vision".

La compañía está respaldada por más de 400 millones de dólares en fondos de inversores de primer nivel como Accel, CapitalG, KPCB, Credo Ventures, Earlybird's Digital East Fund, Sequoia Capital o Seedcamp, está presente en 16 países en Europa y ha pasado de tener 550 trabajadores a finales de 2017 a los 1.800 de hoy.

Aunque, quizás, uno de los aspectos más interesantes sea la voluntad de aportar un valor añadido a la sociedad. El ejemplo que pone Lopez es precisamente el del banco japonés SMBC: gracias a lo que ahorren en automatización, "quieren dar un libre viernes al mes a los trabajadores, lo que demuestra que la robótica también tiene una labor social".

Además, Lopez explica que, en línea con su política de apertura, "todos los organismos y empresas dedicados a la educación, así como todas las empresas con menos de un millón de facturación, usan gratis la herramienta".

Te puede interesar