Pasar al contenido principal

Estas son las 5 claves para entender la sentencia europea sobre Uber

Una protesta de taxistas contra Uber.
Una protesta de taxistas contra Uber. Emmanuel Sosa / Wikimedia Commons

¿Qué dice la sentencia europea?

El TJUE en su sentencia declara que el servicio de Uber que pone en contacto conductores no profesionales con pasajeros mediante su app para teléfonos inteligentes está "indisociablemente" vinculado a un servicio de transporte y por lo tanto, ha de calificarse a Uber como "servicio en el ámbito de transportes" a efectos del derecho de la Unión Europea. En consecuencia, el fallo señala que "un servicio de esta índole está excluido del ámbito de aplicación de la libre prestación de servicios en general, así como del ámbito de aplicación de la directiva relativa a los servicios en el mercado interior y del de la directiva sobre comercio electrónico". 

La sentencia europea apunta que el servicio prestado por Uber no se limita a un servicio de intermediación que ponga en contacto a los conductores no profesionales con los pasajeros mediante una app para teléfonos inteligentes. El tribunal apunta que el prestador de ese servicio además de intermediar crea una oferta de servicios de transporte urbano, que hace accesible con estas herramientas informáticas y cuyo funcionamiento general organiza en favor de las personas que deseen utilizar esta oferta. El TJUE señala que en este punto, la app de Uber es indispensable tanto para conductores como para viajeros y pone de manifiesto que Uber ejerce una "influencia decisiva" sobre las condiciones de las prestaciones efectuadas por estos conductores. Por tanto, el fallo apunta que los servicios de Uber no responden a la calificación de "servicio de la sociedad de la información", sino a la de "servicio en el ámbito de los transportes"

¿Por qué es importante esta sentencia?

La sentencia sobre Uber es importante porque establece la normativa por la que se debe regir esta plataforma, aunque es cierto que tiene sus matices, ya que, hace referencia a los conductores no profesionales. Este caso se remonta al primer momento en el que entró Uber a España en 2014 cuando lo hizo con su servicio UberPop donde utilizaba a conductores sin licencia VTC. Este servicio de conductores sin licencia dejó de prestarse en España en diciembre de ese año cuando el tribunal mercantil número dos de Madrid decretó en unas medidas cautelarísimas donde se decreata la suspensión de su actividad. A comienzos de 2016, Uber volvió a España, pero lo hizo ya con conductores con licencias VTC a través de su servicio UberX y siguiendo la normativa de transporte española que exige una licencia para los chóferes que vayan a transportar pasajeros.

Esta sentencia tiene efecto a nivel europeo, ya que, en ella se apunta que es cada país el que puede regular cómo tiene que funcionar la plataforma en su país siempre que se sigan la normativa general Europea. Algunos gobiernos europeos ya están desarrollando leyes para regularizar este tipo de servicios como es el caso de Portugual

¿Esto tendrá efecto sobre el servicio de Uber en España?

En principio no debería tener efecto, ya que, tras la suspensión del servicio en diciembre de 2014 Uber dejó de prestar servicios de conductores sin licencia. Actualmente, tras su segundo desembarco en España en 2016, pide a los conductores que trabajan con su app que tengan licencia VTC. De esta forma, los conductores de Uber son autónomos con este tipo de licencia o son conductores de flotas de empresas que también cuentan con estos permisos. "Esta decisión no cambia nada en la operativa de Uber en la mayoría de los países de la UE", apunta un portavoz de la compañía en un comunicado. 

¿La sentencia tendrá impacto para el resto de plataformas como Airbnb o BlaBlaCar?

Aquí hay divergencia de opiniones sobre el alcance de la sentencia y cómo esta afectará al resto de plataformas o si se limitará al caso concreto de Uber. Lo que es cierto es que este fallo sienta un precedente al considerar que el servicio de UberPop donde se ponía en contacto a conductores no profesionales con pasajeros va más allá de ser un simple intermediario y que por tanto, la normativa que lo rige no puede ser la directiva relativa a los servicios de la sociedad de la información. Tener la consideración de empresa intermediaria o de empresa del sector es importante para saber la regulación que le afecta. 

En este sentido, las plataformas tanto de alojamiento como de transportes se han aferrada en sus estrategias de defensa en sus diversos procesos judiciales a que son intermediarios y que tienen que ser regulados por la ley de la sociedad de la ley de servicios de la sociedad de la información. Por ejemplo, en el caso de las plataformas de alojamiento sí se consideran que son empresas turísticas podrían tener responsabilidad sobre los anuncios que publicitan en sus páginas. Hasta ahora ante los expedientes abiertos por diversas administraciones las empresas se han defendido aduciendo que ellos se limitaban a exponer una serie de ofertas de alojamientos turísticos.

Te puede interesar