Pasar al contenido principal

6 estrategias de la editora de Vogue Anna Wintour para dirigir su imperio

Anna Wintour DBE es una escritora, periodista y directiva británica que ejerce como editora jefa de la edición estadounidense de la revista Vogue desde 1988
Anna Wintour, escritora, periodista y directiva británica que ejerce como editora jefa de la edición estadounidense de la revista Vogue desde 1988 Reuters
  • Anna Wintour, editora jefa de la edición estadounidense de la revista Vogue, es conocida como una mujer fría y despiadada.

  • Sin embargo, ha conseguido dirigir todo un imperio. A continuación encontrarás las 6 estrategias que la editora de Vogue ha utilizado para lograrlo.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Dicen las malas lenguas que rodean a la editora de Vogue Anna Wintour que es fría y despiadada.

La prensa la ha llamado a menudo "Nuclear Wintour" (su apellido se pronuncia "winter" — invierno en inglés) y su antigua ayudante, Lauren Weisberger, la utilizó como inspiración para el antagonista de The Devil Wears Prada o El Diablo viste de Prada por su traducción al español.

Pero independientemente de la percepción que se tenga de ella, no se puede negar que es una líder que exige respeto y conduce los resultados.

Después de hacerse cargo de Vogue en 1988, la transformó en la autoridad definitiva de la moda femenina estadounidense. Y después de ayudar a la revista a recuperarse de la Gran Recesión, se convirtió en la directora artística de todas las propiedades de Condé Nast en 2013.

Wintour sigue siendo una autoridad de la moda que puede convertir o destruir a un nuevo diseñador o crear un nuevo interés en una marca ya establecida.

Para su libro Winners, el secretario de prensa del ex primer ministro británico Tony Blair, Alastair Campbell, se sentó con Wintour para discutir su estilo de liderazgo. Destacó los principios clave de gestión que la guían.

Sé decisivo y confía en tus instintos

Campbell escribió que parte de la razón por la que Wintour puede parecer "dura y ágil" es porque decidió hace mucho tiempo que nunca se convertiría en una mala jefa, como alguna que tuvo.

"Era increíblemente indecisa; tardaría tanto en decidirse, y días o semanas después lo cambiaría", dijo Wintour. "De eso aprendí que lo más importante es ser decidida y segura y transmitirlo a las personas que trabajan para ti. .... Incluso si no estás seguro de ti mismo, finge que lo estás, porque esto lo hace más claro para todos los demás".

Delega responsabilidades y luego mantente alejado

Campbell dijo que Wintour era reacia a llamarse a sí misma una gran líder, pero que admitiría que era una "muy buena delegadora" que evitaba la microgestión.

"La gente trabaja mejor cuando tiene responsabilidades", dijo. "Hablamos de lo que hay que hacer, y luego asumo que ya está hecho. Me gusta saber qué está pasando, pero no estoy haciendo doble o triple verificación".

Leer más: Así consigue Anna Wintour que los empleados resuelvan los conflictos con compañeros por sí mismos

No reveles las inseguridades a tu equipo

Campbell le dijo a Wintour que cuando trabajaba para Tony Blair, Blair tenía momentos ocasionales de vulnerabilidad y revelaba sus ansiedades a los mejores miembros de su equipo. Campbell le preguntó a Wintour si alguna vez había tenido momentos así. Ella respondió instantáneamente que nunca lo hace, porque no es trabajo de su equipo ejecutivo calmar sus temores. Es "mi trabajo resolver las cosas", dijo.

Ve la partida de los mejores talentos como una oportunidad emocionante

Nunca es fácil ver a una empleada de alto nivel dejar Vogue por otro trabajo o jubilarse, dijo Wintour, pero ella valora una mezcla de veteranos y nuevos talentos y aprovecha una partida "para encontrar a alguien nuevo con algo diferente que ofrecer, alguien que también pueda enseñarme cosas nuevas".

Nunca pienses en el pasado

Wintour aprendió una lección crucial de Bea Miller, la editora a la que reemplazó en Vogue antes de mudarse a Nueva York: nunca pierdas demasiado tiempo analizando en gran detalle lo que funcionó y lo que no funcionó en un proyecto en particular.

"Ella acababa de cerrar un número y yo le dije: '¿Cómo fue? y ella dijo: 'Anna, siempre se trata del siguiente'", explicó Wintour. "Siempre he seguido ese enfoque. Nunca tenemos post-mortem. ... No necesito que la gente me diga si fue un asunto bueno o malo; lo sabemos, así que simplemente seguimos adelante".

Déjate inspirar por el fracaso

Wintour le dijo a Campbell que uno de los momentos más importantes de su carrera fue a mediados de los años 70, cuando fue despedida de Harper's Bazaar por la acusación de que no entendía la moda estadounidense. "Creo que todos deberían ser despedidos al menos una vez", dijo. "Te obliga a mirarte a ti mismo". Explicó que los reveses y las críticas que pueden parecer injustas pueden ser buenas oportunidades para hacer una revisión de tu desempeño y determinar cómo salir fortalecida.

Hablando de la vez que fue despedida, dijo: "No lo sentí en ese momento, pero definitivamente fue algo bueno por lo que me enseñó. Es importante tener tropiezos porque esa es la realidad de la vida".

Y además