Ford apuesta por Almussafes frente a Alemania para la fabricación de coches eléctricos y garantiza su futuro

ford almussafes

Ford Europa ha tomado finalmente la decisión de adjudicar a Almussafes la plataforma para fabricar coches eléctricos. La compañía se debatía entre la planta valenciana y la de Saarlouis, en Alemania. Esta decisión supondrá la llegada de dos nuevos modelos eléctricos que se fabricarán en Almussafes a partir de 2025, garantizando así el trabajo en la factoría a largo plazo.

La fábrica de Valencia ha sido la elegida para la industrialización de la plataforma de coches eléctricos GE2, una evolución de la GE1 que emplea el Mustang Mach-E, como parte de su Acuerdo por la Electrificación. 

Saarlouis, a pesar de quedarse sin este ambicioso proyecto, contará con alternativas para ampliar las líneas de producción existentes con nuevos modelos.

Los 'sacrificios' de Ford Almussafes para conseguir la producción de un eléctrico

Ford Almussafes plantea un ERE de 400 personas ante la bajada de producción

Ford adjudica a Almussafes la plataforma para fabricar coches eléctricos

En la actualidad, Ford Almussafes es responsable de la producción del Ford Kuga, Transit, Tourneo Connect, S-Max y Galaxy. Recientemente, a finales de marzo, la factoría cesó la producción del Ford Mondeo, que había salido de la cadena de montaje valenciana durante años para diferentes mercados europeos.

Sin embargo, en los próximos dos años se espera la cartera de trabajo vaya a menos en Almussafes. El Transit desaparecerá a mediados de 2023, pasando su fabricación a la planta del Grupo Volkswagen de Poznan, en Polonia, como parte de un acuerdo para desarrollar y producir vehículos industriales conjuntos.

La producción de las furgonetas en Almussafes seguirá hasta principios de 2024, cuando sean las instalaciones mexicanas de Hermosillo las que se encarguen de su fabricación. También desaparecerán tanto el Ford Galaxy como el Ford S-Max, dos monovolúmenes grandes que apenas suponen el 5% de la capacidad de producción de la planta española.

Almussafes tendrá tan solo la producción del Kuga a partir de 2024, un modelo que representa más de un 50% de la actividad en la fábrica y que se someterá a una actualización en 2025. Ese mismo año, se deberían sumar los dos nuevos coches eléctricos basados en la plataforma GE2 recién asignada a Ford Almussafes.

En lo que respecta a estos dos nuevos modelos, por el momento todo lo que se sabe es que serán coches grandes, de segmento C o superior. Ford no ha entrado en más detalles por ahora.

En definitiva, buenas noticias para Ford Almussafes, que garantiza el trabajo en la fábrica hasta el año 2030. Ahora, la producción de motores será la que tenga que evolucionar para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado, un mercado que demandará cada vez más vehículos híbridos y eléctricos.

Otros artículos interesantes:

Elena Bernárdez, directora general de Endesa X Way: "La situación actual demuestra que España tiene que ser más autónoma desde el punto de vista energético"

Crean una batería capaz de cargar el 98% de su capacidad en menos de 10 minutos

Así es el Mobilize Limo, el coche eléctrico que Renault no te quiere vender, pero al que quizás te subas en poco tiempo

Te recomendamos