Pasar al contenido principal

Freno al auge de la extrema derecha en las Elecciones Europeas

Matteo Salvini, elecciones europeas
El líder de La Liga, Matteo Salvini, tras las elecciones europeas. Reuters
Superdomingo Electoral
  • La ultra derecha europea queda contenida en unas elecciones marcadas por el auge de la eurofobia, los populismos y la antiimigración. 
  • Los resultados han dado una amplia victoria a los partidos de Marine Le Pen, Salvini, Orbán y Farange.
  • No obstante, los resultados no han sido tan optimistas para las formaciones de extrema derecha de los Países Nórdicos, Alemania, Austria o Holanda. 

Si algo marcaba estas elecciones europeas era el auge de la extrema derecha.

Los pronósticos sobre un posible ascenso de las formaciones más radicales de ultraderecha europea en estos comicios  y que pudiera hacerse con el poder en el Parlamento Europeo centraban todos los análisis.

El grupo de la Europa de las Naciones y la Libertad que combina partidos populistas y de extrema derecha, encabezado por el italiano Matteo Salvini y del que forma parte la francesa Marine Le Pen y se hizo con 58 escaños, frente a los 37 que tenían hasta la fecha. Los resultados globales ponen freno a los partidos de ultraderecha que, no obstante, han conseguido buenos resultados en países clave.  

Se auguraba que los populismos iban a fragmentar las Elecciones Europeas pero, en su lugar, lo que sí han propiciado, de la mano de otros grupos parlamentarios europeos, ha sido el fin del bipartidismo en la Unión Europea. Se plantea, con este final de las mayorías parlamentarias, un nuevo panorama que cambiará el balance de fuerzas en la Eurocámara, aunque el bloque de populistas y extrema derecha no consiguen hacerse con capacidad de bloqueo en el hemiciclo.

Habrá que ver, en cualquier caso, si euroescépticos, los eurófobos y la extrema derecha alcanzan proyectos en común y son capaces de coordinarse. Los Conservadores y Reformistas Europeos (que aglutinan a los tories británicos, el ultraconservador polaco de Ley y Justicia (PIS) y los nacionalistas flamencos), sumarían con el grupo euroescéptico y la ultraderecha el 25% de los votos, con 168 escaños de un total de 751. En cualquier caso, no alcanzan el peso suficiente para bloquear el Parlamento Europeo.

Leer más: Las propuestas más radicales y descabelladas que se pueden encontrar en los programas de los partidos de ultraderecha para las elecciones europeas

Lo que ha quedado claro es que la ultraderecha francesa de Le Pen, la  italiana de Salvini,  la húngara de Orbán y el partido del brexit de Nigel Farage, en Reino Unido, han conseguido un buen resultado. No se puede decir lo mismo, sin embargo, de los partidos de extrema derecha de los países nórdicos y Alemania. Además la extrema derecha austríaca y holandesa han quedado prácticamente neutralizadas. 

Los votantes buscaron una alternativa proeuropea para liderar la política de la Unión y sus votos fueron a parar a formaciones alejadas de las partidos radicales islamófobos y nacionalistas para beneficiar a los Liberales y a los Verdes.

España

Vox irrumpe en el Parlamento Europeo con tres escaños y el 6,2% de los votos. Por debajo, en cualquier caso, de los cinco representantes que pronosticaban desde la formación de ultraderecha. Tres escaños que, cabe recordar, están en manos de un partido que por el momento no pertenece a otro grupo europarlamentario.

Francia

La  formación de ultraderecha de Reagrupación Nacional, antiguo Frente Nacional, ganaba ya los comicios europeos en Francia según las primeras estimaciones de voto que hacía el Instituto Ipsos. La encuesta le concedía a la joven candidata de 23 años, Jordan Bardella, un 23,6% de los votos. La victoria, recaía en  manos del partido de extrema derecha de Marine Le Pen con el 23,5% de los votos dejando en segundo lugar el partido del presidente Emmanuel Macron, con el 22,4% de los votos. 

Leer más: Quiénes son los grandes ganadores y perdedores de las Elecciones Autonómicas y Municipales

Los resultados no sorprenden del todo pues la formación de extrema derecha a ganó las elecciones europeas del 2014. Macron se queda con un segundo puesto no por una gran distancia con su rival. 

Italia

En Italia La Liga arrasa en las elecciones europeas. El partido de extrema derecha de Matteo Salvini, vicepresidente y Ministro del Interior de Italia, se erigía como el partido más votado, con el 34% de los votos con el escrutinio a punto de terminar. El resultado es el peor que podría esperar su socio mayoritario de gobierno el Movimiento Cinco Estrellas, que se hundió hasta el 19% y se situó por detrás del Partido Democrático que obtuvo el 22% de los votos. 

Salvini, que ya era el hombre fuerte de la política italiana y también ha consolidado su posición como tal en la escena de la extrema derecha europea.

Reino Unido

El Partido del Brexit arrasa  en Reino Unido. Con un 33% de los votos el partido de Niguel Farage ha superado por clara mayoría a, por ejemplo el Partido Conservador, que se hundió hasta el quinto puesto, por debajo del 10%

La formación de Farange defiende una salida de la Unión Europea sin acuerdo convence a la ciudadanía británica con un proyecto más sólido que sus primeros pasos en defensa de un referendum sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Holanda

En Holanda lo que se ha producido es un relevo en la extrema derecha. Cae el Partido liderado por Geert Wilders, Partido por la Libertad (PVV), vinculado a la alianza de extrema derecha de Salvini y Le Pen y lo hace con dureza, hasta quedarse con el 3,5% de los votos y se queda sin representación en el Parlamento Europeo. 

En su lugar, se erige una nueva formación como principal abanderada de la ultraderecha en Holanda. Con el 11% de los votos y 11 eurodiputados, el partido de Thierry Baudet, Foro por la Democracia, irrumpe en Europa con un discurso más antiinmigración y clasista que el del propio Wilders y con el ojo puesto en abandonar la Unión Europea.

Hungría 

La formación antiinmigración y de extrema derecha húngara, Fidesz, también ha logrado un buen resultado en su país de origen con hasta un 52% de los votos en estas elecciones lo que le confiere 13 de los 21 parlamentarios europeos.

Parece que sus avenencias con el líder de La Liga italiana han beneficiado el resultado electoral de Orbán que se acerca a un grupo en Europa basado en la defensa de los valores nacionales y se posiciona abiertamente contra la inmigración.  El líder de la formación Viktor Orbán afirmó que las elecciones confirman que la ola nacionalista gana y añadió que estas elecciones son “el principio de una nueva era contra la inmigración. “Somos pequeños pero queremos un cambio en Europa”

Polonia

Polonia ha sido otro de los países donde la extrema derecha se ha hecho con la victoria de estas elecciones europeas. El partido Ley y Justicia (PIS) obtuvo el 42,4% de los votos. Aunque la victoria ha estado ajustada, se trata del mejor resultado de la formación en unas elecciones europeas y le confiere la avanzadilla de cara a las elecciones polacas en otoño.  

Eslovaquia

Si bien en Eslovaquia la coalición de izquierda liberal y progresista Progresivne Slovensku-Spolu se ha hecho con la victoria y, por primera vez, con representación parlamentaria, destaca el 12% de los votos obtenido por el partido neonazi Nueva Eslovaquia (LSNS). Esta formación utiliza el saludo nazi, defiende la salida del país de la Unión Europea y que la OTAN es un grupo terrorista.

Y además