FTX se declara en bancarrota y su CEO Sam Bankman-Fried deja el cargo por su fracaso al no conseguir un rescate

Phil Rosen
| Traducido por: 
Sam Bankman-Fried, hasta ahora CEO de FTX.
Sam Bankman-Fried, hasta ahora CEO de FTX.

Canal de YouTube de FTX

  • FTX se acoge a la ley concursal estadounidense —conocida como capítulo 11— junto con Alameda Research y el resto de sus filiales.
  • Sam Bankman-Fried deja su cargo como CEO de la plataforma, aunque continuará como asesor para garantizar una transición ordenada.
  • El nuevo CEO, John J. Ray III, fue contratado por Enron para que arreglara sus cuentas.

Tras fracasar en su intento por lograr un rescate, la plataforma de criptomonedas FTX ha anunciado este viernes que se acoge a la ley concursal —conocida como capítulo 11 en Estados Unidos— y que su CEO, Sam Bankman-Fried, deja el cargo.

En la declaración de bancarrota se incluye la firma Alameda Research y 130 filiales, todas las que forman parte del FTX Group.

FTX también ha avanzado que el nuevo CEO será John J. Ray III, conocido por haber sido contratado por la energética Enron para que salvara sus cuentas cuando la compañía tenía problemas financieros.

"La declaración es apropiada para que el FTX Group tenga la oportunidad de reconducir la situación y desarrollar un proceso que maximice el retorno a sus accionistas", destaca el propio Ray en un comunicado de prensa. "El FTX Group tiene valiosos activos que solo pueden ser eficazmente administrados con un proceso conjunto y organizado. Quiero asegurarle a cada empleado, cliente, prestamista, proveedor, accionista, inversor, regulador y a cualquier otro interesado que vamos a realizar ese procedimiento con diligencia, rigor y transparencia".

Tras la noticia, las criptomonedas volvieron a caer aunque poco después se estabilizaron. El Bitcoin ha caído un 3,9% hasta los 16.912 dólares.

Hace tan solo un día Bankman-Fried se disculpaba en Twitter, y atribuía el colapso de la compañía a un apalancamiento mayor de lo esperado y a una cascada de retiradas.

"La historia completa es una a la que todavía estoy aportando detalles, pero a grandes rasgos, la cagué dos veces", reconocía el hasta ahora CEO.

"Un mal etiquetado interno de las cuentas relacionadas con bancos implicó que fallara en mi percepción sobre el margen de los usuarios. Pensé que era mucho más bajo", incidía.

El CEO de FTX, Sam Bankman-Fried.

La declaración de bancarrota llega después de una semana de infarto para FTX, que llegó a estar valorada en más de 30.000 millones de dólares.

El portal CoinDesk fue el primero que informó la semana pasada tenía en sus cuentas una enorme cantidad de FTT sin liquidez, con lo que se empezó a especular con que la plataforma de intercambio de criptomonedas no tenía la suficiente liquidez.

FTX bloqueó la retirada de clientes después de que a principios de esta semana se acumularan un total de esas solicitudes por un valor cercano a los 5.000 millones de dólares. La plataforma comenzó a posibles inversores o entidades que pudieran rescatarla. El martes, Binance anunció su intención de comprar FTX, pero se echó atrás un solo día después.

Después se supo que FTX había iniciado conversaciones con la plataforma de intercambio Kraken para lograr ese rescate, y comenzó a mantener algunas conversaciones con el mismo objetivo con Justin Sun, el fundador de Tron, entre otros.

Pero las informaciones que revelaron que FTX transfirió dinero de sus clientes como préstamos a Alameda Research a principios de año ha incrementado el riesgo legal de la plataforma, lo que ha provocado que la SEC, el Departamento de Justicia estadounidense y la CFTC inicien sus respectivas investigaciones.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.

Etiquetas: