Pasar al contenido principal

La futura privatización de Bankia genera dudas al Gobierno

José Ignacio Goirigolzarri, presidente ejecutivo de Bankia.
José Ignacio Goirigolzarri, presidente ejecutivo de Bankia. Bankia
  • A día de hoy el Gobierno cuenta con una participación del 61% en Bankia, desde el rescate llevado a cabo por el ejecutivo de Mariano Rajoy durante el 2012.
  • El equipo anterior fijó el 31 de diciembre de 2019 como la fecha límite para vender sus acciones en el mercado abierto, sin embargo Pedro Sánchez podría retrasar la privatización de la entidad.
  • “Más que improvisación y que correr, lo importante es maximizar la recuperación de las ayudas para los españoles”, ha declarado la ministra de economía, Nadia Calviño.

A día de hoy el Gobierno cuenta con una participación del 61% en Bankia a través de El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob). El ejecutivo anterior fijó el 31 de diciembre de 2019 como la fecha límite para vender sus acciones en el mercado abierto, sin embargo el equipo de Pedro Sánchez tiene ciertas dudas.

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha dicho hoy que los resultados de Bankia son “más que correctos” y que el Gobierno no ve la urgencia, a la luz de su cotización, de tomar ninguna decisión sobre el futuro del banco.

Leer más: Goirigolzarri quiere que Bankia siga su camino hacia la privatización, pero sin "prisa"

En 2012 Mariano Rajoy tomó la decisión de comprar acciones de Bankia para evitar un colapso que podría haber derribado todo el sistema financiero de la nación en un contexto de crisis económica. El gobierno aportó alrededor de 22.400 millones de euros para rescatar a Bankia. De estas ayudas, Bankia ya ha devuelto 2.122 millones de euros con la venta de dos paquetes de acciones en 2014 y 2017, representativos del 14,5% del capital, y 742 millones de euros procedentes de los dividendos obtenidos año tras año. En total, la devolución asciende a 2.864 millones de euros, por lo que quedaría pendiente un total de 19.560 millones de euros.

Actualmente, la participación del Estado en Bankia asciende a 6.000 millones de euros, de acuerdo con Bloomberg. De modo que para que las arcas públicas recuperen la inversión llevada a cabo durante el rescate, deberán de conseguir que el precio de las acciones se triplique

“Más que improvisación y que correr, lo importante es maximizar la recuperación de las ayudas para los españoles”, ha dicho Calviño durante su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, según las declaraciones recogidas por la agencia Efe en un artículo de El Boletín.

Una privatización sin prisas

Tras su fusión con el Banco Mare Nostrum (BMN) del pasado enero, Bankia se convirtió en la cuarta entidad bancaria más importante. Por contrapartida, este año ha experimentado la mayor caída en cotizaciones de entre las principales entidades financieras del país, de un 21 por ciento. El banco tiene un precio actual en Bolsa inferior a 3,5 euros.

Su gran desventaja frente al resto de sus competidores viene dada por su dependencia de las tasas de interés para lograr rentabilidad. Sería necesario revalorizar las acciones en un 170% para que el Estado recuperara su inversión en la entidad, de acuerdo con un informe que publicó Citi hace unos meses. Según el mismo, parece ser que la fusión con el BMN podría suponer un alza de entre el 20% y el 30% de las acciones entre 2017 y 2020.

El Gobierno de Pedro Sánchez podría retrasar la privatización de Bankia, según varios analistas, para que repunten las acciones antes de malvenderlas y recuperar, de este modo, el desembolso del 2012. De materializarse, la prórroga del plazo se hará a través de un Real Decreto, como hizo el ex ministro Luis de Guindos en su día. 

Te puede interesar