Pasar al contenido principal

Nadia Calviño será la ministra de Economía de Pedro Sánchez

Nadia Calviño, nueva ministra de Economía
Nadia Calviño (ministra de Economía) Flickr / European Committee of the Regions

Nadia Calviño será la ministra de Economía del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. La economista y directora general de Presupuestos de la Comisión Europea ha aceptado este martes la propuesta del presidente, tal y como ha confirmado el PSOE.

Se trata de un nombramiento que pretende dotar de estabilidad económica a los mercados, tras la incertidumbre política de las dos últimas semanas, tal y como el propio Pedro Sánchez le habría transmitido esta misma mañana al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, según Expansión.

Leer más: Cuánto gana Pedro Sánchez en comparación al sueldo medio de los españoles y otros 31 líderes mundiales

Con una carrera fulgurante en los últimos años, Calviño fue nombrada por Pedro Solbes directora general de Defensa de la Competencia, un cargo dependiente del Ministerio de Economía, donde ejerció entre mayo de 2004 y agosto de 2006.

Más tarde, dio el salto a Bruselas, donde fue subdirectora de Competencia desde septiembre de 2006 a octubre de 2010, para pasar a ocupar el cargo de subdirectora de Mercado Interior y Servicios. Desde 2014 era la la directora general de Presupuestos de la Comisión Europea.

Acercarse al objetivo de déficit y recuperar la confianza

Su contrastado perfil europeísta y su experiencia en gestión presupuestaria sitúan a Calviño en la primera línea política del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, que deberá cumplir con las cuentas heredadas del Ejecutivo de Mariano Rajoy, siempre que el Congreso y el Senado den luz verde.

Por eso, quizás el mayor reto al que se vaya a enfrentar Calviño sea el cumplimiento del objetivo de déficit pactado con Bruselas, del 2,2% del PIB a final de 2018. Sin embargo, tanto el FMI como la Comisión Europea ya discrepaban con el anterior Gobierno sobre la posibilidad real de cumplir con el objetivo e, incluso, aventuraban que ni siquiera se alcanzará durante 2019.

En este sentido, Calviño y el resto del Gobierno de Pedro Sánchez tendrán difícil cumplir con el objetivo, si bien la principal meta económica debe ser acercarse lo máximo posible a ese 2,2% marcado desde Bruselas.

Por otra parte, Calviño tendrá que seguir con la recuperación económica del país a través de la recuperación de la confianza de los inversores y de los empresarios, mermada no sólo por los últimos acontecimientos, sino desde que comenzase la crisis política en Cataluña.

Presupuestos aprobados por Bruselas, pero no en España

Eso sí, la tarea más inminente ─la próxima semana, sin ir más lejos─ será la de sacar adelante los Presupuestos del PP que Pedro Sánchez se ha comprometido a cumplir y que los populares van a enmendar en los próximos días, como respuesta a la moción de censura que provocó la salida de Rajoy de La Moncloa.

Lo paradójico es que eso Presupuestos ya han recibido el visto bueno de la Comisión Europea, por lo que reiniciar el proceso de aprobación significará también rehacer las gestiones con Bruselas, donde el nuevo ministro de Exteriores, Josep Borrell, tendrá un papel capital.

Leer más: El déficit, la financiación autonómica o la 'tasa Google', los desafíos de Montero como ministra de Hacienda

Además, uno de los puntos clave de la hoja de ruta de Bruselas es la creación de una UE con una mayor unidad fiscal, bancaria e, incluso, de deuda. La próxima cita, los próximos 28 y 29 de junio, contará por primera vez con Pedro Sánchez, partidario de esta postura.

Por eso, Calviño, junto a la nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se antoja una pieza fundamental en materia de economía nacional y comunitaria. Especialmente en un momento en el que la mayor incertidumbre se genera en el espacio europeo, donde no se sabe hasta cuándo continuará el BCE con sus políticas de estímulos y su reducción de tipos.

Te puede interesar