Pasar al contenido principal

El Gobierno aprueba la subida de las pensiones y de la base mínima de cotización de los autónomos en 2019

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, tras un Consejo de Ministros.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, tras un Consejo de Ministros. Reuters
  • El Gobierno aprueba la subida de las pensiones y de la base mínima de cotización de los autónomos.
  • En el decreto, que entrará en vigor el 1 de enero, incluye el nuevo índice de revalorización de las pensiones, que servirá para calcular las subidas en base al IPC desde 2020.
  • También se aprobarán medidas para sancionar a empresas por no regularizar a los llamados falsos autónomos, así como para subir la cotización de los contratos de corta duración.

El último Consejo de Ministros del año ha aprobado este viernes mediante decreto la subida de las pensiones en un 1,6% de cara a 2019, así como el incremento de la base mínima de cotización de los autónomos de un 1,25%.

En el caso de las pensiones, se trata de una actualización de la revalorización con la que el Gobierno pretende equiparar el poder adquisitivo de sus beneficiarios con el crecimiento económico en España, tras el acuerdo alcanzado por el Pacto de Toledo en septiembre.

La reforma de las pensiones de 2013 desligó la subida de las pensiones del IPC e implantó el conocido como factor de sostenibilidad. Siguiendo este nuevo parámetro, el Gobierno ha aplicado anualmente la subida mínima pactada para las pensiones para cuando la Seguridad Social tenga déficit: un 0,25%.

Tras el Consejo de Ministros, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido valorar esta y las demás medidas incluidas en el decreto, asegurando se trata de una "modernización" tras la inacción del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

"Los desafíos que tiene España, el sostenimiento, la igualdad social y laboral, el empleo, la hora de la digitalización, la convivencia territorial exigen un determinado impulso modernista tras siete años de parálisis y desidia", ha explicado.

Leer más: Así se calculará la subida de las pensiones a partir de 2019

Eso sí, el pasado mes de julio, el Gobierno ya aplicó una subida de las pensiones del 1,6% (y del 3% en el caso de las pensiones mínimas) al aprobar los Presupuestos de 2018 que heredó del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

De cara a 2019, el Gobierno aplicará la misma subida: del 1,6% y del 3% para las pensiones mínimas.

Sin embargo, el decreto no incluirá el nuevo indicador con el que se pretendía calcular la revalorización de las pensiones a partir de 2020, ligado a una media del IPC interanual de los últimos doce meses (de noviembre a diciembre del año anterior).

Este mecanismo pretendía sustituir al actual, del 0,25% cuando exista déficit.

En su lugar, el Gobierno de Pedro Sánchez buscará un pacto parlamentario para reformar el sistema de revalorización de las pensiones en el futuro.

Aumenta la base mínima de cotización para los autónomos

Por otro lado, el decreto aprobado por el Gobierno también incluye otra medida relevante: el incremento de la base de cotización mínima de los autónomos en un 1,25%, lo que implica una subida de 5,36 euros mensuales, algo más de 64 euros al año.

Así, la base mínima de tributación para los autónomos —a la que se acogen aproximadamente el 65% de los trabajadores por cuenta propia— en 2019 se quedará en 994,35 euros y la cuota mensual correspondiente en 283,3 euros.

Leer más: Así serán la base de cotización y las cuotas de los autónomos en 2019

Asimismo, la tarifa plana para los trabajadores por cuenta propia que se dan de alta por primera vez (transcurridos dos años) también se encarecerá. Hasta ahora, la cuota era de 50 euros, pero con el nuevo decreto aumentará hasta los 60 euros mensuales.

Eso sí, para hacer más progresiva la subida de tipos y bases, se incrementará el tipo de cotización de manera escalonada, de la siguiente manera: en 2019 será del 30%, en 2020 se elevará el 30,3% y en 2021 escalará al 30,6%. En 2022 el tipo será el fijado de forma definitiva.

Medidas contra los falsos autónomos y los contratos de corta duración

Por último, el decreto incluye medidas para sancionar a las empresas que no regularicen la situación de sus falsos autónomos, así como para penalizar a aquellas que encadenen contratos de corta duración con sus trabajadores.

Los falsos autónomos —aquellas personas dadas de alta como trabajadores por cuenta propia, pero que tienen un puesto fijo de manera encubierta— le costarán a las empresas un mínimo de 3.126 euros y un máximo de 10.000 euros de multa por cada trabajador que esté mal encuadrado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Además, en el caso de los contratos de corta duración, el Gobierno pretende equiparar la protección social de los trabajadores con este tipo de contratos con quienes disfrutan de un contrato de trabajo de duración más amplia, así como incrementar las cotizaciones en estos contratos como medida disuasoria para el empresario.

Por ello, se modifica el artículo 151 de la Ley General de la Seguridad Social con el objetivo de elevar la cotización en este tipo de contratos del 36% actual al 40%.

"Este incremento de ingresos justifica también la adopción de esta medida mediante un Real Decreto Ley, ya que el importante déficit que mantiene el sistema de la Seguridad Social requiere la aprobación de medias urgentes que incrementen la recaudación", según el decreto.