Pasar al contenido principal

El Gobierno va a destinar 307 millones de euros para mejorar la eficiencia energética de las empresas como parte del plan para la transición energética

Teresa Ribera
Getty Images
  • El Gobierno lanzará un nuevo programa de incentivos para mejorar la eficiencia energética de pymes y grandes empresas.
  • El programa cuenta con una dotación de 307,6 millones de euros procedentes del Fondo Nacional de Eficiencia Energética de 2018 y está pendiente de ser aprobado en el Consejo de Ministros.
  • También se convocará un programa de ayudas para proyectos de movilidad sostenible, que cuenta con 15 millones de euros, con lo que se eleva a 60 millones de euros la dotación para movilidad sostenible.

El Gobierno lanzará un nuevo programa de incentivos para actuaciones de eficiencia energética de pequeñas y medianas empresas (pyme) y la gran empresa del sector industrial, que será aprobado en Consejo de Ministros, dotado con 307,6 millones de euros provenientes del Fondo Nacional de Eficiencia Energética de 2018 y de remanentes de años anteriores.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha informado de esta próxima convocatoria en la Conferencia Sectorial de Energía, el principal órgano de colaboración entre el Gobierno central y las comunidades autónomas en materia de energía, que se ha celebrado este lunes y cuya última convocatoria databa de marzo de 2014, informó el gabinete dirigido por Teresa Ribera.

El presupuesto de las ayudas cuenta, además, con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). Hasta el momento, el programa de ayudas para actuaciones de eficiencia energética en pyme y gran empresa del sector industrial 2014-2020, que gestiona el IDAE, ha realizado dos convocatorias, dotadas respectivamente con 115 y 168 millones de euros.

Los destinatarios finales de ayudas son las pymes y grandes empresas del sector industrial y el objeto de las ayudas son actuaciones dirigidas al desarrollo de sistemas de gestión de energía o mejorar la eficiencia energética de procesos, entre otras.

Criterios de reparto de la ayuda a la movilidad sostenible

Conferencia Sector Energía
La Conferencia Sectorial de Energía Miteco

Asimismo, la Conferencia Sectorial de Energía acordó la propuesta de reparto de las ayudas del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves), dotado con 45 millones de euros para este año.

Leer más: Sánchez anuncia que el Plan de Energía y Clima 2021-2030 movilizará 235.000 millones de euros, pero no aclara de dónde saldrá el dinero

En el encuentro también se informó de la próxima convocatoria de un programa de ayudas para proyectos singulares en materia de movilidad sostenible, que cuenta con 15 millones de euros, con lo que se eleva a 60 millones de euros la dotación para movilidad sostenible.

En concreto, el programa Moves está dirigido a incentivar la compra de vehículos alternativos, instalar infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, el desarrollo de incentivos para implantar sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas y la implantación de medidas recogidas en planes de transporte a los centro de trabajo.

Pueden ser beneficiarios de las ayudas profesionales autónomos, personas físicas, comunidades de propietarios, empresas privadas, entidades locales y las entidades públicas vinculadas a ellas, las administraciones de las comunidades autónomas y otras entidades públicas de la Administración General del Estado.

Las comunidades y ciudades autónomas deberán ahora realizar la correspondiente convocatoria de ayuda en sus respectivos territorios. El presupuesto asignado deberá repartirse de acuerdo a los criterios establecidos en el real decreto por el que se aprobaron las ayudas.

Leer más: El Gobierno y las eléctricas acuerdan un apagón nuclear escalonado entre 2025 y 2036

Así, entre un 20% y un 50% de la partida asignada irá a la adquisición de vehículos alternativos; y entre un 30% y un 60% a la implantación de infraestructuras de recarga. De este último porcentaje, un mínimo del 50% ha de dirigirse a puntos de recarga rápida o ultrarrápida.

Por otro lado, la implantación de sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas puede suponer ente un 5% y el 20% del presupuesto asignado y el apoyo a planes de transporte en centros de trabajo pueden contar entre un 0% y un 10%.

Importe de las ayudas 

El real decreto también fija los importes de las ayudas para la adquisición de vehículos, que oscilan entre los 700 euros para motos eléctricas y los 15.000 euros para la compra de camiones y autobuses con propulsión alternativa. Las ayudas para la compra de vehículos ligeros eléctricos se sitúan en torno a los 5.000 euros.

En paralelo, se exigirá a fabricantes, importadores de vehículos o puntos de venta un descuento mínimo de 1.000 euros en la factura, excepto para las compras de cuadriciclos y motos. Así, los potenciales beneficiarios de la ayuda estatal contarán con un incentivo adicional para apostar por la movilidad sostenible.

En lo que respecta a los incentivos para vehículos de gas, se reservan para camiones y furgones. En cuanto a los puntos de recarga eléctrica de vehículos eléctricos (públicos y privados) y a los sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas, las ayudas serán de un 30% o un 40% del coste subvencionable, dependiendo del tipo de beneficiario, estableciéndose un límite de 100.000 euros.

Leer más: Así es la Ley que acabará definitivamente con los coches diésel, gasolina ¡e híbridos!

Por último, se fija un límite de 200.000 euros de ayuda por beneficiario para la implantación de Planes de Transporte a los Centros de Trabajo con una ayuda del 50% del coste subvencionable

En lo que se refiere a los 15 millones adicionales que el programa Moves dirige a proyectos singulares de movilidad sostenible en Ciudades Patrimonio de la Humanidad, municipios con alto índice de contaminación, municipios ubicados en islas o iniciativas de innovación en electromovilidad, el gabinete dirigido por Teresa Ribera indicó que en estos momentos se están preparando las bases del programa, que será gestionado por el IDAE en concurrencia competitiva a fin de poder incentivar proyectos piloto ambiciosos en las áreas descritas en la convocatoria.